Diario y Radio U Chile

Año XI, 18 de octubre de 2019

Escritorio

Afectados por el terremoto: Reconstrucción va de la mano del interés privado

Este jueves 27 de febrero se cumplen cuatro años desde la catástrofe. Distintas organizaciones denunciaron fallas en la respuesta de las autoridades y sostuvieron que el proceso beneficia al sector inmobiliario y no considera los intereses de la población.

Diana Torres

  Lunes 24 de febrero 2014 19:07 hrs. 
reconstruccion.jpg

Damnificados y defraudados. Así se definen los habitantes e integrantes de las organizaciones de la región del Biobío ante los resultados que ha tenido la reconstrucción luego del maremoto y terremoto del 27 de febrero de 2010. Por esto, han convocado a jornadas de acción y manifestación para dar a conocer sus demandas y reivindicaciones.

En un llamado a la defensa y el derecho a la ciudad, al barrio, la identidad, la vivienda, la vida digna y el correcto uso de tierra, el vocero de la organización Red Construyamos, Eduardo Ampuero, emplazó a las autoridades a priorizar el bienestar de la región por sobre el desarrollo de los grupos económicos.

En ese sentido, el dirigente indicó que “para nosotros esta reconstrucción no tiene que ver con cuánto avanza, sino en qué dirección va. Para nosotros, va en dirección justamente de la segregación social y perjudicar más a las poblaciones que necesitan progresar y mejorar y que no pueden si esta política se sigue aplicando. Por tanto, aumenta la pobreza. Eso no es reconstrucción, porque está diseñada para conducir las políticas públicas de la mano del interés privado, de los sectores inmobiliarios, en una dirección contraria a los intereses de la población”.

Asimismo, Ampuero indicó que las políticas del Gobierno no han ayudado a dar soluciones, ya que los damnificados se encuentran en peores condiciones, hacinados en terrenos de alto riesgo y con elevados índices de contaminación  ambiental.

Cabe señalar que hay tres casos críticos en la región. Al abandono y riesgo de Villa Futuro se suma la Población Aurora de Chile y la localidad costera de Llico, que han denunciado engaños y presiones por parte de organismos públicos en la determinación de las inmobiliarias. El reclamo de los vecinos de Dichato ante la ausencia de alcantarillado en una de las casas que recibieron hace más de tres meses es el tercer punto crítico evaluado por las organizaciones.

En esta línea, Bárbara Orrego, dirigenta de la población Villa Futuro de Chiguayante, indicó que mantendrán la batalla por viviendas justas y dignas, desconfiando de las promesas: “Quedaron miles de familias y comités de allegados sin solución habitacional para poder darle a este grupo de damnificados. Nosotros consideramos que es tremendo lo que está pasando y hoy sentimos que si viene el Presidente Piñera a esta región es una burla para los vecinos que están sufriendo en los campamentos. No creemos que las cifras que ellos entregan correspondan a la realidad, creemos que una vez más se está mintiendo. Este Gobierno ha dicho muchas cosas y finalmente abarca mucho y aprieta poco. Hay mucha gente que está sufriendo por bastantes necesidades”, dijo.

La vocera también criticó el memorial instalado por el Gobierno en la región, por no tener ningún significado para los familiares de las víctimas.

Por su parte, el Presidente Sebastián Piñera hizo un llamado a trabajar en conjunto por la reconstrucción,  ya que “el mejor homenaje que se puede hacer a las víctimas es no dejarnos quebrar por la adversidad”.

En cuanto a los avances, el mandatario visitó el nuevo edificio de Onemi y destacó que el país está preparado para enfrentar emergencias y ayudar a quienes se vean afectados: “Desde el primer instante iniciamos un fortalecimiento de lo que se llamaba la Oficina Nacional de Emergencia, que sin duda no estaba a la altura de las necesidades y de los desafíos de nuestro país, pero además enviamos al Congreso un proyecto de ley que crea toda una nueva institucionalidad de protección civil, porque sin duda un país con las características de Chile necesitaba una legislación mucho más moderna”.

Finalmente, Piñera recalcó que se cometieron muchos errores en aquella oportunidad, situación que cambiará con el objetivo de “estar siempre alertas” desde la Onemi y el Ejecutivo.