Diario y Radio U Chile

Año XI, 20 de junio de 2019

Escritorio

Ernesto Silva asume presidencia de la UDI entre cuestionamientos

El Consejo General del partido ratificó como presidente al diputado, quien aseguró que la búsqueda de la unidad interna será el sello de su conducción. Sin embargo, otros parlamentarios lamentaron la ausencia de figuras históricas en la nueva mesa directiva.

Rodrigo Alarcón

  Sábado 10 de mayo 2014 13:36 hrs. 
CBV7330

Tal como estaba previsto, el Consejo General de la UDI ratificó al mediodía de este sábado que el diputado Ernesto Silva será el sucesor de Patricio Melero en la presidencia del partido.

La lista encabezada por el parlamentario, la única que aspiraba a conducir la colectividad, fue presentada ayer viernes y también es integrada por el diputado Javier Macaya, como secretario general; Pablo Terrazas, como prosecretario; la ex ministra de Sernam Loreto Seguel, en la tesorería; y cinco vicepresidentes: el senador Iván Moreira, el alcalde Francisco de la Maza, el diputado Gustavo Hasbún, José Antonio Kast y Domingo Arteaga.

El diputado Ernesto Silva agradeció la determinación con un discurso en que recordó a distintas figuras históricas del partido, en una clara respuesta a los cuestionamientos por la ausencia de los llamados “coroneles” en la nueva mesa directiva.

En ese sentido, aseguró que la impronta de su presidencia será la búsqueda de la unidad interna: “No hay dos UDI, no hay dos generaciones, no hay dos o muchos grupos, no hay dos tendencias ni visiones u orígenes. Para todos, lo esencial es que la UDI somos todos. Precisamente en esta unidad es donde encontramos nuestro futuro y toda nuestra capacidad de ayudar al país. Los convoco a todos a que desde este lugar reviva una de nuestras mayores características, cuya consecuencia es que los proyectos personales, por legítimos que sean, estarán siempre al servicio de una causa colectiva muy superior a la óptima individual”, afirmó.

Por su parte, la ex candidata presidencial Evelyn Matthei sostuvo que la elección de Ernesto Silva es la mejor forma de renovar el partido y generar un clima de cohesión interna: “Siempre lo apoyé y realmente estoy muy contenta de que sea el presidente. Lo más importante es lograr la unidad interna y creo que estas nuevas generaciones, con su mística, fuerza y alegría, lo van a lograr. Si usted quiere ser eficaz en cualquier cosa, ya sea en el trabajo legislativo, en terreno o en lo que sea, lo primero es tener unidad y buena onda”, indicó.

Sin embargo, la elección de Ernesto Silva no dejó satisfechos a todos los sectores. El diputado Felipe Salaberry lo había llamado a “conocer el partido”, mientras el senador Alejandro García-Huidobro consideró que “la baja concurrencia al Consejo General refleja la molestia por la no integración de una lista que tome todas las sensibilidades, especialmente del mundo popular y de los dirigentes sociales”.

“Es una visión de la región Metropolitana, más que de la integración de las regiones”, dijo García Huidobro, quien además lamentó la bajada del senador Víctor Pérez: “Eso provocó una situación muy incómoda en que no hubo tiempo de levantar una lista alternativa. Hubo propuestas bastante claras, como la que hice yo, el diputado (Ramón) Barros y muchos otros, en cuanto a una lista de integración que hubiese dirigido Andrés Chadwick. Desgraciadamente, la lista del diputado Silva se negó a esa integración”, dijo a Radio Universidad de Chile.

“La UDI la conformamos todos, yo llegué más tarde, pero la formaron personas que hasta hoy trabajan para la gente más humilde. Esa lista que se podría haber integrado, hoy no existe”, se quejó.