Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 9 de diciembre de 2022

Escritorio

Ranking de notas se consolida como mecanismo de ingreso a la universidad

Esta mañana se dieron a conocer los resultados del proceso de admisión 2014 a las universidades, que incluyó medición del ranking de notas. Del mismo modo se explicaron los nuevos cambios en la PSU entre los que destaca el fin del descuento por respuestas erróneas.

Héctor Areyuna

  Jueves 12 de junio 2014 13:58 hrs. 
psu2

Compartir en

El Vicepresidente Ejecutivo del Consejo de Rectores, Juan Manuel Zolezzi, la directora (s) del Sistema Único de Admisión, Angélica Bosch y el director (s) del Demre, Sergio Carumán, dieron por iniciado el proceso de admisión a la educación superior.

Lo más destacado por las autoridades es la consolidación del ránking de notas como un factor de selección.

De todas formas este tiene un límite en la ponderación. Se establece que no podrá superar un 10% individualmente o un 40% si es que el NEM no supera el 10%, lo que según el vicepresidente ejecutivo del CRUCH, Juan Manuel Zolezzi, es difícil que aumente por el momento.

El rector de la USACH además valoró los cambios en la Prueba de Selección, que gracias a la eliminación del descuento por respuestas erradas, generarán un impacto sicológico positivo en los postulantes.

Respecto de los puntajes de corte, el rector señaló que se deberían mantener en el “orden de los años anteriores”.

Así se confirmó en la reunión entre las autoridades, donde se explicó que de las 1.385 carreras que se dictaron el año pasado y también se impartirán en 2015, un 88,7% mantiene las mismas ponderaciones (Batería PSU, Notas de Enseñanza Media y Ranking). El 89,3% mantiene la misma ponderación del Ranking de Notas y de las que cambian, 132 aumentan su ponderación Ranking y 15 la disminuyen.

En ese sentido, Zolezzi valoró que las variaciones en las ponderaciones de los distintos mecanismos de ingreso son marginales, lo que a su juicio da cuenta de la seriedad de las instituciones y de una buena manera de seleccionar a los mejores estudiantes.

Cabe recordar de todas formas, que el año pasado al implementarse el ránking comunidades de distintos establecimientos emblemáticos recurrieron incluso a la Corte Suprema para impedir su implementación, pero en general fue bien visto por varios actores como una buena medida de equidad en el acceso a la educación superior.

La investigadora en educación del Centro de Estudios Nacionales de Desarrollo Alternativo (Cenda), Roxana Pey, dijo que en el marco de la reforma educacional comprometida por el Gobierno corresponde discutir ampliamente medidas que apunten a lo mismo.

“Vamos a tener que tener distintos mecanismos de ingreso que incluyan apoyo a los estudiantes desfavorecidos. No puede pensarse ninguno de estos aspectos en un escenario actual, sino en un horizonte cercano, donde el sistema de educación superior va a estar definido de manera diferente”, explicó.

Igualmente el vocero de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones), Ricardo Paredes, dijo que se debe avanzar en un sistema que mida habilidades, a través de mecanismos como el Bachillerato o el propedéutico que hace algunos años implementó la USACH.

El dirigente aseguró que junto con esperar que las medidas se realicen en el marco de una discusión que incluya a los actores sociales, como mínimo, el Gobierno de la Nueva Mayoría debe descartar la Prueba de Selección Universitaria y cualquier tipo de examen estandarizado, por cuanto estos muestran las inequidades que desde raíz, se imprimen en el sistema educativo.

Cambios en la PSU

Sergio Carumán, del Demre, dio cuenta de que los cambios ingresados se planificaron de manera conjunta con la finalidad de evitar cualquier anormalidad.

“Desde el punto de vista de la construcción de los instrumentos, de la aplicación de la prueba ese trabajo se coordina de modo anual. Por ello necesitamos tiempo, esas son las coordinaciones que necesitamos con el Consejo de Rectores y la dirección del Sistema Único de admisión”, señaló.

A su vez, Angélica Bosch, valoró que se consagre como mecanismo el ránking de notas, infructuosamente criticado durante su primera aplicación el año pasado, y aseguró que “queda bastante estable en término de las ponderaciones con relación al año anterior”.

Cabe recordar que los cambios en la PSU para este año constan de un ajuste curricular; pero además de la inclusión de nuevas preguntas piloto, ya no se descontará puntaje por preguntas erradas.

La rendición de la prueba será el 1 y 2 de diciembre, mientras que los resultados se entregarán el domingo 21 de diciembre a las 8:00 de la mañana, mientras el período de inscripción comienza el 16 de junio y se extiende hasta el primero de agosto.

Síguenos en