Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 27 de octubre de 2021

Escritorio MENÚ

Bencinas bajan pero el impuesto específico sigue

A pesar de que la Enap anunciara una baja en el precio de las bencinas, y el Gobierno confirmara modificaciones al ajuste de precios, el punto crítico, dicen especialistas, estaría en el impuesto específico, que no lo paga el 80% de quiénes consumen este producto.

Cristián Zúñiga

  Jueves 17 de julio 2014 21:21 hrs. 
Bencina-Archivo-LVV


El jueves la Empresa Nacional de Petróleo (ENAP) dio a conocer la baja de 11 pesos promedio por litro, en el precio de las bencinas, pocos días después de que el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, confirmara que el nuevo Mecanismo de Estabilización de Precios de los Combustibles (Mepco) entraría en vigencia en las próximas semanas.

La iniciativa pretende restringir las variaciones semanales de los combustibles a cinco pesos, con un techo de 20 pesos mensuales, además de establecer que la banda de precios será en pesos y no en dólares.

Según el titular de Hacienda, con el Mepco las variaciones van a ser más acotadas y añadió que la banda actual que se tiene en dólares pasará a ser en pesos, en consecuencia, solo se estará preocupado de la variación de precios en los combustibles en el exterior y no en los cambios del precio del dólar.

Sin embargo, ya se empiezan a escuchar algunas voces críticas respecto de la eficacia de este nuevo sistema de estabilización de precios de las bencinas, aunque todavía no empieza a operar el sistema de ajuste de precios.

El economista y ex gerente general de la Asociación de Distribuidores de Combustibles (Adico), Sydney Houston, dijo que el Mepco no resuelve el tema de fondo que es eliminar el impuesto específico de las bencinas, porque se trata de un gravamen socialmente desigual, que solo lo paga el 20% del mercado consumidor de este producto.

El experto señaló que la ley establece que deben pagar el impuesto específico a los combustibles todos los vehículos motorizados que transiten por calles, carreteras, por lo tanto, los aviones, los camiones de las mineras, termoeléctricas y los vehículos de las grandes empresas que transitan por caminos privados, y que representan el 80% del mercado consumidor, no paga este gravamen.

En este sentido, Houston sostuvo que este impuesto debió abordarse dentro del proyecto de Reforma Tributaria porque si se pagaran impuestos por todo el combustible consumido, la recaudación fiscal sería aún mayor que lo que se busca con la reforma.

Asimismo, afirmó que Chile está entre los diez países con el precio de los combustibles más caros del mundo y el segundo en el valor más caro de la parafina después de Italia, y la parafina no paga impuesto específico

Si no se aplicara el impuesto específico, el precio de las bencinas disminuiría en 255 pesos por litro y en 55 pesos por cada litro de petróleo, donde la bencina tendría un costo de 640 pesos por litro y por el diesel se pagaría cerca de 500 pesos, precisó Houston.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.