Diario y Radio U Chile

Año XIII, 22 de enero de 2021

Escritorio MENÚ

Municipales 2016: partidos políticos preparan el primer objetivo electoral

Aprendiendo de la dura derrota en las municipales de 2012, la Alianza ya tiene estrategia de cara al próximo proceso electoral. Mientras la Nueva Mayoría define los equipos encargados de consolidar el capital logrado, otras fuerzas políticas e independientes apuestan por la construcción de bases y redes locales. A falta de dos años, los partidos tradicionales ya barajan sus opciones.

Cristián Pacheco

  Sábado 26 de julio 2014 10:57 hrs. 
MAMA


Las últimas elecciones municipales dejaron señales importantes sobre el sistema político partidario en Chile y el nivel de participación cívica en tiempos de cambio, además de varios aprendizajes para las colectividades que ya preparan sus nuevas estrategias electorales para 2016.

Los comicios de 2012 serán recordados por ser la primera vez que operó el sistema de inscripción automática y voto voluntario, por ser la sexta desde el retorno a la Democracia y, entre ellas, la más baja en porcentajes de participación. También será recordada como la peor derrota a nivel comunal de una coalición gobernante.

En plena administración Piñera, la Alianza ganó en 121 comunas del país, 23 alcaldías menos que en 2008. Renovación Nacional bajó de 55 a 40 representantes, mientras la Unión Demócrata Independiente pasó de tener 58 a 47 jefes comunales a lo largo del país.

El 37,5 por ciento conseguido por la Alianza fue un duro golpe para el gobierno en ejercicio y una señal para la Nueva Mayoría sobre el camino de sus pretensiones de volver a La Moneda. Entre ellas la decisión de sumar a sus filas al Partido Comunista como estrategia de cara a aumentar sus espacios de representación.

La estrategia de la Alianza: Unificar candidatos

A comienzos de esta semana, las directivas de RN y la UDI presentaron a los encargados de preparar el escenario electoral de cara a las municipales 2016 y las actividades de coordinación que realizarán para evitar una nueva caída en la votación popular.

Los delegados de cada partido para esta tarea serán los alcaldes Rodrigo Delgado (UDI) de Estación Central y Felipe Guevara (RN) de Lo Barnechea. La UDI, según informó su secretario general Javier Macaya, tiene como meta tener a marzo de 2015 al menos 60 candidatos a alcalde, y así tener tiempo para potenciar a las posibles autoridades comunales. Por su parte, RN espera lograr 80 municipios, el doble de alcaldes en ejercicio, adelantó su secretario general Mario Desbordes. Para ello, Guevara ya sondea que alcaldes irán a la reelección y quienes se sumarán a la carrera, al menos un año antes de los comicios.

Las mesas directivas de la UDI y RN se reunirán cada 15 días, agenda que esperan sea replicada por las directivas regionales. Las conversaciones buscan generar a futuro acuerdos mutuos sobre los mejores candidatos de cada comuna y recuperar los municipios perdidos en el último proceso.
Está pendiente conocer qué sucederá con los nuevos movimientos Evópoli y Amplitud, principalmente si es que este último se integrará a la coordinación o disputará directamente con los partidos de la Alianza.

Comunas emblemáticas, el objetivo de la Nueva Mayoría

En 2012, la coalición que acompaña a la Presidenta Michelle Bachelet en su gobierno obtuvo 164 comunas, logrando un aumento importante de alcaldes y concejales. Una primera señal sobre cómo se armaba el panorama para las parlamentarias y presidenciales de 2014.

La otrora Concertación repetirá su estrategia: primarias donde sea posible, ojala superar las 142 elecciones internas para unificar y potenciar los candidatos. El éxito fue rotundo, sin embargo la pérdida de comunas emblemáticas aún resuena y será uno de los factores principales a considerar. Actualmente, la Nueva Mayoría tiene en su poder sólo dos de las diez comunas más populosas del país (Maipú, Puente Alto, Viña del Mar, La Florida, Antofagasta, Santiago, Valparaíso, Las Condes, Temuco y San Bernardo).

Pese a que la Alianza fue la primera en publicitar su trabajo electoral, la Nueva Mayoría trabaja silenciosamente en la conformación de equipos. La Democracia Cristiana ya designó a su secretario general, Víctor Maldonado, para llevar adelante esta tarea. La estrategia de la DC será “perfilar liderazgos que desde ahora se preparen para ganar las primarias de la Nueva Mayoría y luego la competencia con la derecha”.

“Los gobiernos son muy cortos”, afirma Maldonado, quien se refirió a los principales objetivos comunales que ya tienen en mente para las municipales 2016. “Es muy importante recuperar La Florida, lograr esta vez el triunfo en Ñuñoa. Hay lugares en que pretendemos, como Renca, dar la competencia con la UDI. En regiones nos interesa Antofagasta y Valdivia, donde estuvimos a punto de ganarle a la derecha. Esta vez lo vamos a lograr”, afirmó el directivo de la DC.

En el Partido Socialista ya tienen pensado el equipo, pero van a esperar para darlo a conocer públicamente, así lo informó la secretaria general del PS, Carola Rivero. René Jofré será el encargado de coordinar y pensar la estrategia del PPD, así lo decidieron el pasado domingo. El secretario general Gonzalo Navarrete señaló que ya buscan candidatos fuertes para que se instalen lo antes posible en las comunas que van a competir. El objetivo es tener “candidatos y redes instaladas de aquí a un año operando”, indicó Navarrete.

“Lo que nos quedó claro la vez anterior es que le fue bien a aquellos que empezaron a trabajar con al menos un año de anticipación y que lograron conformar una red de personas que les cree. En el sistema de voto voluntario necesitas gente disponible a movilizar gente por ese candidato”, argumentó.

La nueva directiva del Partido Radical asume la próxima semana, momento desde el que trabajarán para subir del 5,7 al 8 por ciento sus alcaldías. El vicepresidente Patricio Tombolini informó que a fines de octubre proclamarían los primeros candidatos. “Suponemos que la Nueva Mayoría va a ser capaz de ponerse de acuerdo en cómo elegir sus candidatos y creemos que la fórmula más obvia es seguir haciendo primarias”, sostuvo.

Algo más atrasados están en el Partido Comunista, reconoce Juan Andrés Lagos, miembro de la comisión política y uno de los encargados de la conformación del equipo y definición de posibles candidatos.

Fuerzas emergentes e independientes

Consultados por el futuro escenario, desde distintas fuerzas emergentes se refirieron al desafío que les espera para hacer frente a la ingeniería electoral que ya adelantan las principales coaliciones políticas del país.

El coordinador nacional de Revolución Democrática (RD), Pablo Paredes dijo que hasta el momento no han trabajado sobre este tema, pero que es un punto que tienen en agenda para resolver dentro de este año . Por su parte, el Partido Igualdad (PI) fijará este sábado, en su comité político, la fecha del encuentro de “comunales”, instancia en que definirán su estrategia. Sin embargo, la presidenta del partido, Roxana Miranda, adelanta: “Sólo donde hay movimiento social y base organizada, ahí vamos a apuntar”.

“No es fácil encontrar gente honesta que de verdad quiera cambiar este país”, agregó la ex candidata presidencial. “Nosotros no vamos a hacer alianza con todos estos sinvergüenzas que se doblegan”, ni con quienes “siguen llevándole agüita a la derecha o a la Concertación”, polemizó.

“El PRO va a ser el lavado de imagen de la Nueva Pillería. Nosotros estamos súper claros con quienes vamos a hacer alianzas y no va a ser con la Concertación, no va a ser con la derecha, no va a ser con el PRO, con ninguno de estos que ha estado negociando a espaldas de la gente. Va a ser con grupos sociales y políticos que de verdad estén en lucha”, criticó y agregó que “No apostamos a votos más, votos menos, nuestro proceso es a largo plazo”. También indicó que el concepto electoral de su partido es distinto, y que no levantarán candidatos que luego sean cuestionados por su representatividad.

Por su parte, la presidenta del Partido Progresista, Patricia Morales afirmó que aún no están en ese debate, y que tampoco piensan en la realización o no de pactos. “Hay dos desafíos, conservar aquellas comunas que se alcanzaron e ir aumentando progresivamente la existencia del PRO a lo largo del país”, indicó.

El alcalde de Calama, Esteban Velásquez, quien llegó al municipio como independiente respaldado por el Partido Progresista, sostuvo que está abocado a la crisis del sistema sanitario que viven, más que a seguir la agenda del “duopolio”.

Velásquez, valorado por su sello regionalista y como vocero de las demandas ciudadanas en su territorio, asegura que su estrategia sigue siendo la misma. “Calama primero siempre, más allá de los colores políticos”.

“Para los independientes se complica en todo sentido, en el financiamiento de las campañas, en la forma en cómo se inscribe. El sistema aún sigue hecho para las grandes coaliciones”, reclamó el alcalde. “Sin embargo tenemos experiencia aquí en el norte, somos varios los independientes y nuestras convicciones son tan profundas que desde un rol ciudadano la gente se ha sentido representada porque hemos dicho que nuestras ciudades están primero”, agregó Velásquez.

El fantasma de la abstención

Uno de los principales factores en la votación de las elecciones municipales 2012 fue el alto porcentaje de abstención, el que bajó un 17 por ciento respecto de 2008, con una tasa de participación total de un 45 por ciento correspondiente a un padrón electoral superior a los 13 millones de ciudadanos habilitados para escoger a sus representantes, número al que esta vez se sumarán los mayores de 18 años que ingresan al sistema.

En 2012 “se puso a prueba un cambio del sistema”, planteó el presidente de la Asociación Chilena de Municipalidades, Christian Vittori (DC), intentando explicar la alta abstención. “Eso obliga a un esfuerzo desde el mundo política por quebrar esas tendencias”, agregó.

“Creo que es la elección más difícil para los partidos políticos, porque es la elección donde no importan mucho el color político, sino las necesidades que tiene el territorio y lo que demanda la población”, agregó el alcalde de Maipú.

“Hay una prueba permanente, casi cotidiana de mantenerse aquí. Nadie puede decir que es más fácil reelegirse o sacar un candidato nuevo”, dijo Vittori, quien además destacó la importancia que tienen los municipios para “generar capital político”.