Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 30 de noviembre de 2021

Escritorio MENÚ

Paro en Salud: Gremios demandan respuestas inmediatas

Mientras desde la Confedaración Nacional de Funcionarios de la Salud Municipal (Confusam) alegan que las autoridades cortaron comunicaciones desde el viernes, la ministra Helia Molina asegura que el diálogo continuó el fin de semana, además pidió paciencia para dar respuesta a las peticiones de los trabajadores.

Javier Muñoz

  Lunes 6 de octubre 2014 18:29 hrs. 
confusam


Este martes 7 de octubre se iniciará el paro de 72 horas de la Confedaración Nacional de Funcionarios de la Salud Municipal, Confusam.

La paralización que se extenderá hasta el día viernes 9, contará con turnos éticos para que se sostenga la atención en un nivel básico. Los motivos del paro radican en el fin de las conversaciones entre el gremio y la mesa de diálogo instalada por el Ministerio de Salud, según indicaron desde la Confusam, donde además esperan que la adhesión alcance el 80 por ciento.

Esteban Maturana, presidente del gremio, explicó que el viernes pasado en la instancia tripartita, la mesa de dialogo presentó una propuesta que fue considerada como insuficiente por la organización. Una nueva reunión se llevaría a cabo durante la tarde de ese día pero una llamada telefónica desde el gobierno anunció que no habría nueva propuesta hasta el día lunes, motivo por lo que se llamó a paro, sin recibir nuevas noticias de un nuevo acercamiento, según explicó el dirigente.

“A pesar de que hemos estado permanentemente disponibles a negociar con sistemas de comunicación abierta, no hemos recibido ninguna nueva propuesta, fuente, ni un nuevo llamado a sentarnos a construir un protocolo de acuerdo y por ende no hay nada más que negociar en este minuto más que esperar que a partir de esta nueva movilización el gobierno entienda que es esencial construir las bases, para un protocolo de acuerdo que nos evite llegar a un nuevo paro”, dijo el dirigente.

Esteban Maturana

Esteban Maturana

En lo sustantivo, explica Maturana, el protocolo de acuerdo que se le exige al Gobierno contempla dos puntos fundamentales: financiamiento: con un percápita que debería subir a los 6.000 pesos y que hoy se encontraría por poco sobre los 4.000. En segundo lugar, todo lo que se refiere a la estabilidad laboral, donde el gremio destaca querer romper con la modalidad de trabajo a “honorarios” y disminuir los contratos a plazo fijo cambiándolos por contratos indefinidos.

Esta situación se desarrolla a pocos días de que la presidenta Bachelet destacara que la inversión en salud pública va a aumentar en un 85%, y que al final del gobierno alcanzaría los 4 mil millones de dólares.

En tanto, la Ministra del ramo, Helia Molina, hizo un llamado a la calma desmintiendo que se hayan cortado las relaciones, asegurando que las condiciones para conversar con los funcionarios de la salud pública municipal “están”, pero que no pueden ser inmediatas. Además hizo un guiño a la mala administración del gobierno anterior.

“Es difícil poder responder satisfactoriamente cuando hay una respuesta que es bien dicotómica: sí o no y ahora. Porque eso es imposible de hacer a 6 meses de gobierno cuando estamos trabajando incluso con compromisos que fueron adquiridos por otro gobierno y que no se cumplieron en su momento, entonces la deuda de arrastre es muy grande. Tenemos la mejor disposición hemos conversado permanentemente hasta durante este fin de semana así que no piensen ustedes que nosotros hemos cortado ningún tipo de relación , al contrario eso jamás lo haríamos”, explicó Molina.

Helia Molina

Helia Molina

La ministra puntualizó que las peticiones que realizan los trabajadores son justas e históricas pero que no se pueden responder de forma instantánea, sino que durante el 2015, ya que estas necesitan presupuesto y cambios legales, entre otras características.

Fuentes cercana al gobierno respaldaron el trabajo de la ministra y estimaron que pronto debería estar listo el informe para que se legisle sobre una nueva ley de Ispares iniciando su tramitación en el Congreso. También, subrayaron que además de la inversión en infraestructura, se están buscando mecanismos para aumentar el recurso humano, especialmente de médicos especialistas, evaluando la integración de unos 1700 médicos que no han hecho el “examen nacional”, preparándolos para esta prueba.

El director de la Fundación Creando Salud, Matías Goyenechea, explicó que si bien las señales que ha dado el gobierno al querer fortalecer la salud pública son positivas, existe una grave crisis de funcionamiento del sistema, que arrastra escasez de profesionales y problemas de rendimiento en los hospitales que no recibirían los recursos necesarios para cubrir las atenciones, extendiendo la deuda hospitalaria, pagándose aranceles mayores a los que podría costar realmente una atención médica.

En cuanto a las modificaciones al sistema de isapres, Goyenechea estima que si bien los cambios están trazando un buen camino, la propuesta corta no es más que una regulación al mercado, al negocio de la salud.

“Si bien es mejor tener regulación a no tener, hoy sigue siendo una urgencia tener una reforma estructural y en ese sentido es importante que por un lado se apoye lo que se está emanando por parte de la comisión de isapres pero que es necesario empezar a dar esta discusión de cuándo vamos a hacer esta reforma, pensando en la urgencias que tiene hoy día ligado al tema de la desigualdad, discriminación, etc., que hoy día ocurren en el sistema privado pero que también los podemos ver en el sistema público”.

Matías Goyenechea

Matías Goyenechea

Respecto a las constantes críticas de la oposición en materia de retraso en la ejecución de proyectos hospitalarios, como también las críticas a la reforma al sistema de isapres, Goyenechea acusó que la derecha intenta satanizar los cambios debido a las posibles relaciones de interés existentes en una industria que lucra.

“Hoy sabemos la vinculación de la UDI con el caso Penta, donde esta empresa es la principal accionista del holding más grande del sistema de salud: Banmédica. Muchas veces los parlamentarios de oposición que son financiados por este tipo de empresas tienen posturas que apuntan a mantener y proteger este tipo de negocios. Por esto también existe una defensa irrestricta a la “libre elección” que mantiene un sistema que segrega a la población en función de si es sana o enferma”.

Respecto a la ejecución presupuestaria el director de Creando salud, recordó que durante el gobierno Piñera los márgenes eran similares y que es normal que surjan críticas para hacer presión.

Fuentes cercanas al gobierno calificaron las críticas como un “caballito de batalla” que siempre existirá, pero que la agenda de salud no la puso la Nueva Mayoría, sino que la gente