Diario y Radio U Chile

Año XII, 25 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Fallas en el Metro tienen a Transportes en el ojo del huracán

Esta mañana el Ejecutivo respaldó la gestión del ministro Gómez-Lobo, pese a ello sectores de la Nueva Mayoría confirmaron que lo citarán al Congreso para que explique los problemas en Metro. Además, la UDI estudia una posible interpelación y la opción de no aprobar el presupuesto de Transporte producto de las fallas en el transporte subterráneo. Desde la empresa ya entregaron un informe detallado que explica las causas y soluciones al evento del pasado viernes. En la oportunidad, su nuevo presidente dijo que se trataba de un error técnico y no humano, pero que evaluarán posibles equivocaciones en el traspaso de conocimientos a los funcionarios que ahora se encargan del mantenimiento de la red.

Diario Uchile y Andrés Ojeda

  Lunes 17 de noviembre 2014 12:20 hrs. 
falla metro



El vocero de Gobierno, Álvaro Elizalde, declaró que el ministro de Transporte, Andrés Gómez-Lobo, sigue teniendo el “respaldo” del Ejecutivo, pese a las fallas que este viernes afectaron al transporte subterráneo capitalino y a las nuevas dificultades que enfrentó esta mañana. Al ser consultado sobre quién pagará por los errores, repitió que la Presidenta ya aceptó la renuncia de Aldo González, ex presidente de la entidad.

Es que la labor del titular de Transportes fue cuestionada desde diversos sectores políticos. La Alianza ya estudia una nueva interpelación, acción que parte de la Democracia Cristiana estaría pensando en respaldar. Sin embargo, la falange fue un paso más allá: este lunes el jefe de bancada, Matías Walker, confirmó que citarán al ministro y al director de la Onemi a una sesión especial en la Cámara de Diputados para explicar el problema.  “Efectivamente, nosotros vamos a respaldar lo que anunció el día sábado el diputado Gabriel Silber, en cuanto a pedir una sesión especial con la presencia del ministro de Transportes y el director de la Onemi. ¿Por qué el ministro? porque se le debe una explicación a los ciudadanos respecto a lo que ocurrió el viernes y se tiene que solucionar el problema y él tiene que anunciar cuáles son las medidas concretas que está adoptando para ello, que es lo que le interesa a los ciudadanos”.

Gabriel Silber profundizó en sus críticas luego del Comité Político en La Moneda: “Vemos miopía en cómo se está encarando esta crisis”, dijo explicando que sólo se aborda el colapso del viernes, pero no la falla general del sistema.

Además, indicó que su afán no es culpar al gobierno de Piñera por “desmantelar el área de mantenimiento”, ya que “han pasado 8 meses y ha habido una ventana suficiente para haber recontratado a los equipos técnicos que si tenía especialidad respecto al tema”.

El colapso del pasado viernes dejó en evidencia la fragilidad del sistema. Debilidades que, nuevamente, se dejaron ver con el  desperfecto en el “pilotaje automático de los trenes” (según declaró la empresa en redes sociales) en la Línea 4, que este lunes limitó la operación de ruta expresa de los carros.

La mirada del Comité sobre la labor de Gómez-Lobo

La posición de los presidentes de partido de la Nueva Mayoría  fue dividida. Por un lado, el presidente del Partido Socialista, Osvaldo Andrade: indicó que como PS no “se van a sumar al frenesí de pedir renuncia. La Presidenta encaró personalmente la situación, dio instrucciones, esta recibiendo un informe y ella verá lo que hay que hacer”.

Del mismo lado, el presidente del Partido por la Democracia, Jaime Quintana, expresó su preocupación sobre la falla del Metro y sobre los planes de contingencia para evitar que esto se repita. Además desestimó la necesidad de analizar responsabilidades políticas.

Sin embargo, Guillermo Teillier, vocero de la Nueva Mayoría y presidente del Partido Comunista no se cerró a la posibilidad de que el ministro Andrés Gómez Lobo dé explicaciones sobre lo que sucedió el viernes pasado, pero respecto de la renuncia no se quiso pronunciar.

Informe Metro

Esta mañana, los ejecutivos de la empresa entregaron un informe a la Presidenta Bachelet sobre los problemas vividos el pasado viernes. El documento analiza la falla eléctrica que obligó a cerrar tres líneas del transporte subterráneo, y que afectó el desplazamiento de entre 400.000 y 500.000 personas.

A la salida, el cuestionado ministro Gómez – Lobo indicó que es necesario poner el foco en la mantención y en el servicio de la empresa: “Debemos mirar a Metro como una infraestructura crítica que necesita mayor preocupación” y aseguró que no se escatimará en recursos.

Sobre las críticas políticas y que personeros del mismo oficialismo hayan pedido su renuncia, declaró que “no se hará cargo” de la situación y seguirá trabajando para “mejorar el transporte público”.

Por su parte, el nuevo presidente del Metro, Rodrigo Azócar, se refirió a las conclusiones entregadas a la Mandataria. Indicó que una falla en el aislador, que estaba en malas condiciones, provocó el desperfecto masivo del viernes: “Esta vulnerabilidad, el que estén todos los cables juntos, provocó la falla. Podemos descartar el error humano, fue un problema técnico” agregó.

Si bien insistió en que seguirán investigando las dificultades, Azócar fue enfático en advertir que uno de los principales puntos a estudiar será el traspaso en “la gestión de conocimiento”. De este modo, avanzó sobre las posibles malas decisiones que se tomaron en el reemplazo del personal a cargo del mantenimiento, sobre todo, surge la interrogante si estos nuevos funcionarios cuentan con la capacitación suficiente para llevar adelante los procesos.

Sobre las conclusiones, el presidente del directorio informó que le propusieron a la Mandataria revisar los protocolos de mantención. Además, en el mediano plazo, estudiarán si existen vulnerabilidades en la alimentación de las redes: “Se revisarán 9 mil aisladores y los protocolos de mantención”, esto con el fin de devolver a la red el prestigio con el que gozaba años atrás.

Debate por Presupuesto

Otra de las aristas que enfrenta este problema son las posibles consecuencias en la discusión política y económica del país. Así se podría dejar entrever en el debate de la partida presupuestaria de la cartera de Transporte para el 2015 que se debatirá  este martes y miércoles en el Congreso.

La atención se centrará en el comportamiento de la UDI, partido que anunció que, hasta ahora, no comprometen su apoyo para la aprobación.

Las declaraciones del líder de los gremialistas provocaron inmediatas reacciones en el oficialismo. El ministro Elizalde cuestionó las amenazas de Ernesto Silva ya que, de concretarse, “afectaría la calidad de vida de todos los chilenos”, sentenció.

Palabras a las que se sumó Osvaldo Andrade (PS), quien volvió a responsabilizar a la administración Piñera por las fallas actuales de mantenimiento en el Metro de Santiago.

De ese modo, la discusión tomaría un cariz especial. Las posturas de cada sector político se verán cruzadas por las fallas del transporte subterráneo que ponen a Transporte en el ojo del huracán.