Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 24 de septiembre de 2021

Escritorio MENÚ

Las leyes que priorizará el Ejecutivo en Cerro Castillo

En Cerro Castillo (Valparaíso) se discutirán los proyectos de ley que el Ejecutivo pretende aprobar antes del cierre del año legislativo. A la cita asistirán parlamentarios y ministros y uno de los principales desafíos será lograr acuerdo en materias como educación y cambio electoral.

Javier Muñoz

  Jueves 20 de noviembre 2014 17:35 hrs. 
cerro


El fin del año legislativo y las prioridades de proyectos para 2015 son una preocupación presente en los líderes del gobierno de Michelle Bachelet. Por ello, el Ejecutivo llamó a un comité político extraordinario, donde ministros y parlamentarios de la Nueva Mayoría definirán las prioridades a enero de 2015 y dibujarán la ruta del próximo años.

La cita que se realizará este viernes en Cerro Castillo será la culminación de una semana cargada de reuniones bilaterales, donde el Gobierno (liderado por el ministro vocero, Álvaro Elizalde) ha encabezado el análisis de los proyectos con los diferentes integrantes del conglomerado oficialista.

Según se ha indicado, en las pretensiones del Ejecutivo está aprobar (antes del 31 de enero) al menos diez proyectos adicionales a las principales tareas que se propuso la actual administración para este año.

En la lista de  iniciativas se encuentra la ley que crea el ministerio de la Mujer, la ley de Presupuesto (que ya se aprobó en general), el nuevo sistema electoral, la regulación del Acuerdo de Vida en Pareja y las modificaciones a la ley de Control de Armas. Además, de la votación del proyecto que pone fin al lucro, copago y selección en educación.

El principal desafió será aunar posturas en temas que demuestran sus diferentes naturalezas. Dificultad que es reconocida al interior del bloque. El pasado lunes, el vocero de noviembre, Guillermo Teiller (PC), señaló que ha “faltado mayor unidad de propósito” y destacó que “en la medida de que tengamos hojas de rutas claras, propósitos políticos explícitos, con itinerarios ordenados, esta capacidad de exceso de locuacidad podrá disminuir”, haciendo alusión a la necesidad de una clara conducción política para los próximos meses.

Respecto de los proyectos, si bien el tema de educación es el que más atención ha concitado, las otras iniciativas también recogen una amplia gama de desafíos.

La reforma al sistema binominal fue una de las promesas de campaña de Michelle Bachelet. Pese a ello, y a todo el apoyo comprometido por parte de las figuras oficialistas, la iniciativa aún busca concitar un mayor apoyo político. La discusión, incluso, ha perdido su hilo conductor, al mezclarse con el financiamiento a la política, derivado del polémico caso Penta.

En lo electoral propiamente tal, hay puntos que traban el acuerdo, por ejemplo, que para ser aprobado necesita de 23 votos en el Senado, acuerdo que aún no se alcanza con personeros de sectores fuera de la Nueva Mayoría. El Ejecutivo ha concentrados sus fuerzas en lograr una alianza con Renovación Nacional, sin embargo, al interior del mismo conglomerado las voces de representación minoritaria muestran su desacuerdo por las consecuencias perjudiciales que podría acarrear.

Así lo explicó el senador Alejandro Navarro, quien denunció que con este proyecto de proporcionalidad moderada, los pequeños movimientos tienen riesgo de desaparecer.

Fuera de lo político propiamente tal, el Acuerdo de Vida en Pareja (AVP) también enfrenta posturas en la Nueva Mayoría. El debate iniciado durante la administración de Sebastián Piñera aún no logra salir del Parlamento debido a dilaciones en su discusión.

Y sin bien las organizaciones se encuentran optimistas frente a los anuncios emitidos desde el Gobierno, aún persiste cierto grado de desconfianza sobre la fluidez legislativa con que ha avanzado la tramitación del proyecto de ley.

Según el vocero del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), Óscar Rementería,  la principal barrera que ha detenido el trámite en el Congreso ha sido la dilatación del trámite por parte de sectores que se oponen a la existencia de un Acuerdo de Vida en Pareja.

“Yo creo que el principal escollo que va a presentar el AVP actualmente va a ser la oposición de los sectores más conservadores   y homofóbicos en el Congreso representados por la UDI y parte importante de Renovación Nacional. De acuerdo a nuestros cálculos habría mayoría parlamentaria para que fuese aprobado, pero ellos, no nos cabe la menor duda, van a ocupar las artimañas legales existentes para poder demorar y retrasar este tipo de proyectos. Nosotros esperamos que el sentido común pueda prevalecer en la Cámara de Diputados y podamos avanzar rápidamente en este proyecto de ley que viene a proteger legalmente a más de 2 millones de personas en nuestro país”, explicó.

Otro de los proyectos que se buscan aprobar antes de fin de año es el que regula el control de armas. Tal vez la iniciativa no despierta mayor interés ni debate político, pero desde la ciudadanía se expresan voces en su contra.

Uno de los principales cuestionamientos es que no se establezcan diferencias entre los artefactos de fuego y aquellos que se usan para fines deportivos como el tiro al platillo.  También se ha criticado el aumento de los trámites para quienes mantienen sus armas correctamente inscritas, como la realización de un test de drogas. Los usuarios establecen que se genera una contradicción al no ser el consumo algo penado por ley, además de contraproducente con las iniciativas de legalizar algunos de estos productos.

Para el presidente de la Unión Nacional de Dueños de Armas de Fuego (UNDAF), Felipe Muñoz Pochar, con el proyecto se establecen demasiadas restricciones y muy pocas diferencias entre la delincuencia y quienes buscan portar armas para su legítima defensa o motivaciones deportivas.

“Efectivamente se aumentan las penas a quienes anden con el armamento sin autorización o a quienes no estén inscritos, que tengan los números de serie borrados, que es lo que esperamos que suceda, que a la delincuencia se le ponga más pesada la pista en cuanto al armamento. Pero a la población civil, que en el legítimo uso del derecho adquiere un arma, con todo lo que significa: de dar una prueba de ir al siquiatra, al final se le hace tan pesado que no se distingue entre delincuencia y dueños civiles”, postuló Muñoz.

Otro de los cuestionamientos a la ley radica en el paso de las multas del sistema judicial a pagos administrativos, algo que habría que revisar,  dicen los abogados consultados porque se perderían las garantías constitucionales del debido proceso.

Con la reunión de este viernes, se podrá ver en qué proyectos sintetizan el trabajo de los próximos meses. Con ley de Presupuesto y ministerio de la Mujer casi aprobados, los esfuerzos deberán centrarse en alinear a la coalición en materias de educación y reforma al binominal, principalmente. Base de votos que les servirá para ir a la conquista de otros representantes que sirvan para lograr el quorum requerido.

Sin embargo, el trabajo es difícil y la antesala no fue la mejor: después de un álgido debate político, la Democracia Cristiana logró retrasar la votación en el senado del proyecto de educación (inicialmente fijado para este martes 27 de noviembre), discusión que enfrentará las férreas oposiciones que dividen al bloque PS-PPD de la Democracia Cristiana.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.