Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Trabajadores de la cultura confirman avances en materia laboral

Diversas organizaciones de área de las artes se reunieron con el ministerio del Trabajo con la intensión de encontrar soluciones a los problemas de desprotección social y precariedad laboral. Para muchos esto es un avance, sin embargo falta avanzar en materia de educación para cambiar la mentalidad sobre la importancia de la cultura.

Diana Torres

  Sábado 28 de marzo 2015 16:57 hrs. 
malquerencia sesion-54


Según el estudio realizado por el Proyecto Trama, “El escenario del trabajo cultural en Chile”, un 72,4% de los artistas trabajan sin contrato o a honorarios. Esta es una de las tantas cifras que revela las precarias condiciones en la que se encuentran quienes se dedican a la cultura.

Ante la situación, la semana pasada la Unión Nacional de Artistas (UNA); el Sindicato Nacional de Artistas de la Danza (SINATTAD); Creaimagen; la Asociación de Pintores y Escultores de Chile (APECH); y Arte Contemporáneo Asociado (ACA), se reunieron con el subsecretario de Trabajo, Francisco Díaz, con la urgencia de buscar soluciones ante el problema de la situación laboral y de previsión.

El resultado fue positivo tanto para el ministerio como para los representantes de las agrupaciones, ya que se reconoció que estos trabajadores son objeto de una relación laboral que debe ser regida por un contrato de trabajo. Reconocimiento que es básico si se quiere avanzar en esta materia.

Sin embargo, representantes de las agrupaciones detectaron problemas que van más allá, que tienen que ver con nuestra cultura y el reconocimiento de las artes.

unnamed

Cambio de mentalidad

Para la representante del Sindicato Nacional de Artistas de la Danza (SINATTAD), Anabella Roldán, en Chile no se avanza porque la danza y las artes no son consideradas culturalmente un trabajo, y la falta de contrato va de la mano de carencias en el sistema de enseñanza.

“Nosotros creemos que un camino concreto de solución a futuro, es que la educación en nuestro sistema tan vapuleado y palabreado, acoja las artes de mejor manera, porque creemos que no corresponde que el sistema escolar de nuestro país haya acogido sólo dos manifestaciones de arte: la música y lo visual”, afirmó.

Por su parte, para el presidente de la Asociación de Pintores y Escultures de Chile (APECH), Alex Chellew, el trabajo junto al ministerio significará avances en derechos de autor. Pero argumentó que la falta iniciativa también viene desde los propios artistas.

“La carencia principal es que los artistas no conocen la ley, eso es parte de nuestra debilidad. Hay una autocrítica porque toda la gente que estudia arte viene en blanco con respecto a los derechos de autor, inclusive en los fondos concursables. Falta educación de las universidades, que el Estado vele porque se cumplan las leyes. En ningún país pasa que cuando uno postula a un proyecto no te van a exigir pagar impuestos asociadas a una producción”, argumentó.

1959485_10203246929635447_1673493260_n

Desde la otra vereda

Si bien el Sindicato de Actores de Chile (Sidarte) participan de la UNA, han impulsado una lucha por la reivindicación de sus derechos con más fuerza desde que se unieron a la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) el año pasado.

Desde esa vereda han avanzado en las artistas del teatro y del mundo audiovisual, en específica la sujeta a las producciones de televisión, que es en donde han visto más irregularidades.

Para la directora de Sidarte, Andrea Gutiérrez, esta es  una tarea pendiente y compleja.

“Evidentemente el cambio es algo, que sabemos que es duro. Sentimos una deuda enorme con el mundo audiovisual, en el mundo de la televisión en concreto, que nos parece que han sido insensibles ante el llamado que ha hecho Sidarte en torno a la formalización, y desde ahí que nuestra confrontación es permanente y nuestra utilización de todos los canales que están al alcance para que esto suceda es permanente”, indicó.

La directora de Sidarte afirma que han tenido diálogos positivos con los diferentes actores involucrados, constatando avances tanto para los trabajadores como para las productoras. Desde el lado de teatro se ha podido definir junto al ministerio del Trabajo y el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA) lograr la formalización laboral de los fondos concursables y se han realizado un agenda que esperan siga mejorando sus condiciones.

Los diversos sectores de las artes esperan avanzar en sus agendas junto al ministerio del Trabajo y el CNCA, con el objetivo del reconocimiento de sus necesidades según su desempeño. Para los actores en debate la tarea es ardua y para lograr cambios se necesita una nueva mentalidad, más allá de los avances que pueda hacer la autoridad de turno.

*Foto principal: Obra “Malquerencia”, dirigida y co-escrita por Juan Radrigán, con la compañía puntarenense La Canalla en Matucana 100.