Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 20 de mayo de 2022

Escritorio MENÚ

Presidenta pide la renuncia a todos sus ministros

Michelle Bachelet confirmó por televisión el esperado cambio de gabinete. Además, dijo que se tomará 72 horas para decidir quiénes seguirán conformando su equipo. De este modo, la Mandataria busca enfrentar el complejo escenario político que detonó con los casos Penta y Caval.

Diario Uchile

  Miércoles 6 de mayo 2015 22:34 hrs. 
presentación-gabinete-cerro-castillo

El gobierno atraviesa uno de sus peores momentos. Los números rojos complican a los líderes de la Nueva Mayoría y a la Presidenta Michelle Bachelet, sobre todo después que se destapó el negocio de Caval y el caso SQM.

Ante las críticas y los elevados números de desaprobación que entregaban las encuestas, muchas eran las voces que exigían un cambio de gabinete, un “golpe de timón” que demostrara que la Presidenta estaba dispuesta a solucionar los problemas de corrupción que azotan a gran parte de la clase política. Sin embargo, y pese a que con el paso de las semanas las investigaciones de Fiscalía alcanzaban a más gente, la Presidenta había optado por guardar silencio.

Eso, hasta que este miércoles informara que le había pedido la renuncia a todos sus ministros y que se tomará un plazo para decidir quiénes la acompañarán en sus próximos meses de gobierno. Además, aseguró que “no quiere hacer cosas que resulten más mal”, por eso pensará en los nuevos nombres.

En entrevista con Canal 13 (propiedad del grupo Luksic), y pese a que hace algunas semanas había declarado en otro canal de televisión que no anunciaría una decisión así por la prensa, la  Mandataria dijo que “hace algunas horas les pedí la renuncia a todos los ministros, les voy a dar 72 horas para ver quién se queda y quién se va. No lo hice antes porque estamos pasando desde hace un par de meses situaciones súper duras”.

060515-05-03-a

Los números tampoco acompañaban a la Presidenta, en la última encuesta Adimark entregada este miércoles, su desaprobación alcanzó números históricos (64 por ciento), mientras que su aprobación se mantuvo al borde de los treinta puntos.

En medio de ese escenario, aseguró que “no quiero hacer las cosas a la loca ni aceleradamente. Le he pedido también a los ministros que en este periodo sigan trabajando con fuerza hasta que yo decida”.

En la conversación, la Presidenta afirmó que tomó la decisión porque “estamos pasando hace un par de meses situaciones súper duras, Atacama, ahora Calbuco. Uno no puede en algunas áreas traer gente nueva que venga a aprender a hacer las cosas cuando la gente está urgida de la atención y la necesidad del Gobierno”.

Factor Peñailillo

Especialmente agitados estuvieron los últimos días en el Ministerio del Interior. Desde diversos sectores políticos pedían la salida de Rodrigo Peñailillo luego de conocerse las boletas de honorarios que durante 2012 y 2013 emitió a SQM.

Pese a que el Ministro aseguró que los pagos correspondían a informes entregados a la empresa de Giorgio Martelli y no a dineros para campañas políticas, como se lo acusaba, las críticas no cesaron.

Los números en la última encuesta Adimark, confirmaron la tendencia: el jefe de la cartera de Interior no pasaba por un buen momento, por eso a nadie sorprendió el que su aprobación cayera en siete puntos con respecto a la medición de marzo.

Sin embargo, la Presidenta descartó que el “factor Peñailillo” gatillara su decisión: “Está basado en que yo he considerado necesario hacer una evaluación de múltiples elementos, desde evaluación de gestión a también cuál va a ser el equipo que me va a acompañar a este nuevo ciclo”.

Caso Caval

En la entrevista, la Mandataria también tuvo palabras para referirse a Caval y la polémica compra de los tres terrenos en Machalí. “El tema que involucró a mi hijo y a mi nuera” ha sido muy difícil.

“Yo debí haberme venido”, dijo minutos más tarde, asegurando que fueron sus asesores quienes le recomendaron permanecer en su lugar de vacaciones. “Yo lo lamento tanto, como estaba en un lugar muy lejos y recibía información fragmentada, no me di cuenta de la dimensión del problema. Si hubiera sabido me hubiera devuelto a Santiago para desmentir una serie de cosas”.

Michelle Bachelet también abordó la reunión que su hijo y ex director sociocultural de La Moneda, Sebastían Dávalos, tuvo con el presidente del Banco de Chile, Andrónico Luksic, para intermediar en el millonario préstamo por 6 mil 500 millones de pesos para efecturar la compra. Sobre esto indicó que “yo creo que él fue imprudente al ir a esa reunión”.