Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 3 de diciembre de 2022

Escritorio

Carrera Docente se votará este jueves luego del revés sufrido en la Comisión de Educación

La Sala de la Cámara deberá definir el futuro del proyecto. Esto, luego que los parlamentarios de la Comisión rechazaran la idea de legislar, situación que fue catalogada como “una irresponsabilidad política y de oportunismo electoral” por el presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo.

Rodrigo Rojas

  Miércoles 22 de julio 2015 19:54 hrs. 
comision

Compartir en

Con ocho abstenciones, cinco votos a favor y ninguno en contra se rechazó la idea de legislar en general el proyecto de Carrera Docente en la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados. En la instancia parlamentaria, se decidió no postergar la discusión del proyecto de ley, votando la iniciativa del Ejecutivo de forma general.

La idea de legislar fue aprobada por Camila Vallejo (PC), Fidel Espinoza (PS), Mario Venegas (DC), Giorgio Jackson (RD) y Alberto Robles (PR). En tanto, los parlamentarios de la Nueva Mayoría Yasna Provoste (DC), Cristina Girardi (PPD) y Rodrigo González (PPD) se abstuvieron al igual que los UDI María José Hoffmann, Romilio Gutiérrez, Jaime Bellolio y Felipe de Mussy  y Felipe Kast (Evópoli).

El resultado obligó a un inmediato Comité Político de ministros. En la cita, los secretarios de estado se reunieron con los jefes de bancada de la Nueva Mayoría y de la Alianza para proponer un acuerdo y ver si conseguían poner en la tabla de este jueves, el proyecto de Carrera Docente rechazado por la Comisión de Educación.

Luego de la reunión, el ministro Secretario de Gobierno, Marcelo Díaz, dijo que “esperan contar con un amplio respaldo para aprobar la idea de legislar”. Según su declaración, con el acuerdo alcanzado durante la tarde de este miércoles, se dejaría atrás lo sucedido en la Comisión.

El rechazo de la Comisión

Antes de que se iniciara la votación, la subsecretaria de Educación, Valentina Quiroga, planteó que “ojalá que el país tuviera otro nivel de ingreso y poder avanzar en materias, en donde no es que el Ejecutivo esté en desacuerdo, pero hay temas en donde los sistema educativos de los países están avanzando paso a paso.” El argumento no fue suficiente para que se sumaran los diputados necesarios para validar el documento. En total, faltaron dos votos para que se pudiera aprobar la medida en su primera instancia.

La disputa fue extensa. Gran parte de los parlamentarios mostró una posición crítica con el documento. Una de las parlamentarias de la Nueva Mayoría que se abstuvo fue la ex ministra de Educación, Yasna Provoste. En su opinión, era necesario pedir la suspensión de la votación, esto “porque estamos convencidos, como ayer lo dijo la ministra Delpiano, que no ha habido una capacidad adecuada del Gobierno de poder transmitir  que éste es otro proyecto.”

Uno de los desencuentros fue la materia presupuestaria. La presidenta de la Comisión de Educación, Camila Vallejo especificó que la desigualdad no se va a resolver sumando más recursos a esta política.

“Cuando hablamos de combatir la desigualdad, ésta no se va a resolver simplemente con una carrera docente que tenga mil o dos mil millones de dólares más. La desigualdad se va a combatir con cambios estructurales en nuestra sociedad que tienen relación con temas laborales, de salud o de pensiones. A diferencia de ustedes, quiero legislar en esta materia, es importante avanzar en una carrera docente que dignifique la labor del profesor pero no le mintamos a la sociedad y a los profesores. Ellos saben que no pueden resolver todos los temas aunque tengan la mejor carrera garantizada por el Estado.”, afirmó la parlamentaria.

El debate se extendió por más de tres horas. Ahí, los diputados expusieron los puntos a favor y en contra de votar la idea de legislar el proyecto. Principalmente porque un revés en la Sala de la Cámara retrasaría en un año la discusión por Carrera Docente. Al finalizar, la abstención se impuso en la audiencia, pese a los intentos de Camila Vallejo, Fidel Espinoza, Mario Venegas, Alberto Robles y Giorgio Jackson para que se concretara su aprobación.

El DC Venegas no ocultó su molestia durante la sesión y señaló que la votación estuvo marcada más por una “decisión política” y “no pensando necesariamente en la educación ni en los profesores”, explicó. Para el ex presidente de la instancia parlamentaria, lo más grave es que “al rechazarse la idea de legislar en la comisión, significa que se va sin voto favorable y, por tanto, no pudo hacerse la discusión, ni siquiera ingresar las indicaciones que el Gobierno ya se comprometió para mejorar el proyecto, de tal manera que tiene que ir tal como llegó, que como hemos dicho, no es un buen proyecto pero se había mejorado mucho, pero que hacían falta las indicaciones”. Situación que ve difícil de revertir en la Sala, ésto porque no estarían los votos necesarios para avanzar en la tramitación.

Colegio de Profesores: “Vamos a tener que enfrentarnos a la disyuntiva”

El motivo por el que se mantiene el paro de los profesores es por la votación del proyecto de carrera docente. La división al interior del Magisterio acoge dos visiones, la de la mesa liderada por Jaime Gajardo, para quien es necesario seguir avanzando en la tramitación, y la disidencia, sector que proponía evitar su votación para poder reescribir el documento.

Tras conocerse la decisión de Valparaíso, Jaime Gajardo, presidente del Colegio de Profesores, catalogó el acto de los parlamentarios como “una irresponsabilidad política y de oportunismo electoral.” Asimismo, el líder del magisterio se refirió a la postura de la oposición y el oficialismo, declarando que “nos parece incomprensible la actitud de algunos diputados de la Nueva Mayoría”.

En Radio Universidad de Chile, Gajardo agregó que con esto, la situación “queda en nada”. “No hablaría de triunfadores ni perdedores, acá el gran perdedor es la educación chilena”, dijo lamentándose por la forma en la que se llevó el proceso.

Respecto de la fortaleza del movimiento, el presidente del Magisterio aseguró que se genera un nuevo escenario. “Si mañana se aprueba la idea de legislar, debemos resolver la disyuntiva: se continúa con el paro hasta el retiro del proyecto o se acotan los plazos para entrar en un diálogo de plazo acotado”, explicó.

Sin embargo, el gran problema que tienen los profesores, es que la votación en Sala será sin los cambios introducidos en la Comisión de Educación. Por lo tanto, el trámite volvería atrás y sería necesario volverlos a introducir como indicaciones, en caso de ser visado por el pleno del Hemiciclo.

En lo plenamente administrativo, con el rechazo de la idea de legislar el proyecto de ley, la iniciativa pasará a Sala aunque con una recomendación negativa por parte de la Comisión. En caso de que en esta instancia legislativa se rechace nuevamente el proyecto, el Gobierno deberá esperar un año para ingresar esta reforma al Parlamento.

Síguenos en