Diario y Radio U Chile

Año XII, 20 de febrero de 2020

Escritorio MENÚ

Mónica Echeverría: “Falta aclarar los crímenes de la oligarquía” en dictadura

La escritora ejemplificó su planteamiento en la figura de Agustín Edwards, a propósito de la reedición del libro “Cara y Sello de una dinastía”, sobre la familia del propietario de El Mercurio.

Diario Uchile

  Martes 28 de julio 2015 13:26 hrs. 

La escritora, profesora, actriz y dramaturga, Mónica Echeverría, afirmó en el programa Semáforo de nuestra emisora que, junto con los últimos detalles que ex uniformados han entregado sobre las violaciones a los Derechos Humanos durante la dictadura, hace falta aclarar “los crímenes de la oligarquía”.

Esto, a propósito de la reedición de su libro “Cara y Sello de una dinastía”, obra que cumple diez años y retrata a la familia Edwards.

La historia novelada retrata sobre todo al patriarca de la familia, Agustín, dueño de El Mercurio, que en palabras de la escritora sigue “vivito y coleando” sin castigo alguno por su sedición e influencia en el golpe de estado de 1973.

Mónica Echeverría recordó el rol del empresario y que mantiene sus privilegios sin ser apuntado por sus crímenes, al afirmar que “faltan todos los crímenes de la oligarquía chilena, esos no han sido aclarados. Y quien los dirigió a través de su diario fue Agustín Edwards, que continúa siendo reverenciado y muy importante, sin ser siquiera señalado como uno de los grandes criminales en la época espantosa que fueron esos 17 años de la dictadura”.

La escritora lamentó que un medio como El Mercurio siga dictando “las leyes morales del país” y que no haya una ley de medios que permita contrarrestar el poderío de los medios de derecha en Chile. “Se cometió el gran error de aniquilar todos los medios de izquierda, y eso fue culpa del señor Tironi y del Presidente de la República de la época (Patricio Aylwin). Y después quedó que El Mercurio es el que dice la verdad. “El Mercurio miente” que pusimos en el frontis de la Universidad Católica se acabó, se borró. Ya no miente. El Mercurio decide lo que está bien y lo que está mal en este país, y eso es demasiado grave”, afirmó.

Mónica Echeverría también abordó la figura de Sonia Edwards, hermana de Agustín, mujer hermosa con un “destino triste y fracasado”, ya que fue dominada y aniquilada por su hermano a causa de sus ideas de izquierda y de su distanciamiento político de la familia.

La escritora sentenció que a través de esta familia se encuentran vicios que son símbolos “de lo que es y sigue siendo la oligarquía” en Chile.