Diario y Radio U Chile

Año XII, 24 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Reforma Laboral: pymes y sindicatos en la discordia

El debate sobre Reforma Laboral comienza a entrar en etapa de definiciones en el Senado. Mientras desde la propia DC fustigan a los parlamentarios de la llamada bancada pro-pyme por las indicaciones para elevar los quórums para formar sindicatos, desde la CUT llamaron a que el Gobierno no traicione nuevamente al movimiento sindical.

Gonzalo Castillo

  Martes 20 de octubre 2015 20:06 hrs. 
Reforma Laboral



Las indicaciones al proyecto de Reforma Laboral, presentadas por la autodenominada bancada transversal pro-Pyme, siguen causando controversia al interior de la Nueva Mayoría, especialmente las que buscan elevar el quorum para la formación de sindicatos en las pymes, así como los pactos de adaptabilidad y la posibilidad de reemplazar en huelga con trabajadores internos.

Durante este lunes en la Democracia Cristiana un grupo de militantes, encabezados por el vicepresidente de la CUT, Nolberto Díaz presentó una moción en el Consejo Nacional de la Falange para que los senadores Ignacio y Patricio Walker y Andrés Zaldívar sean llevados al Tribunal de Ética de la colectividad por haber firmado estas indicaciones.

Si bien, la decisión del Consejo sobre qué sucederá con los parlamentarios se verá la próxima semana, dejó en claro la existencia de la división al interior del oficialismo que genera esta iniciativa legal, considerando que también parlamentarios del PPD como Eugenio Tuma también firmaron estas mociones.

En el marco de un homenaje al fallecido dirigente político y sindical de la DC, Manuel Bustos, el presidente de la colectividad, Jorge Pizarro, manifestó el respaldo y apoyo a la Reforma Laboral, mientras que la ministra del Trabajo, Ximena Rincón, criticó a los militantes de la Falange que se han manifestado en contra de la Reforma Laboral.

“Qué nos diría Manuel, hoy día si estuviera aquí entre nosotros. Y no quiero reafirmar los ejes de la reforma ni las ideas matrices ni la convicción que hay en nuestra Presidenta de la República y su gabinete respecto de la reforma. Qué nos diría Manuel cuando hay un conjunto de camaradas que opinan sobre el reemplazo (en huelga), y hacen publicaciones. Qué nos diría Manuel, cuando se ven los insertos de los que se ha hablado hoy día. Qué nos diría Manuel, cuando hay algunos que en atención al tamaño, piden que los dejen fuera de esta reforma”.

Al mismo tiempo expresó su optimismo de que el proyecto sea aprobado con el espíritu original que el Gobierno le impuso: “Yo siento que estamos avanzando bien en la Comisión de Trabajo, revisando el detalle de la Reforma, el perfeccionamiento técnico que es necesario hacer, y estoy confiada en que vamos a pasar a la Sala con un proyecto que respeta el compromiso de la Presidenta con el país, y que perfecciona lo que ya habíamos hecho en la Cámara de Diputados”.

En tanto, la presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, fustigó los dichos del ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, en que señaló que Chile no está preparado para implementar la negociación ramal, una de las concesiones hechas por la sindical en el desarrollo de este proyecto, y que ahora quieran imponer el quorum de 50 afiliados para poder formar un sindicato a nivel de las pymes.

“Si hay algunos que han dicho que no hay espacio para la negociación ramal, no debe haber espacio tampoco para el debate sobre el aumento de quorum. Creo que eso simplifica el debate, porque escuchamos al propio ministro de Hacienda decir que Chile no estaba preparado para la negociación ramal, yo no sé de dónde saca él entonces que estamos preparados para el aumento de quorum. En un país donde no hay conciencia cívica, donde no hay conciencia de derechos sindicales, donde no hay cultura de relaciones laborales equilibradas, por lo tanto ahí, malamente podríamos pensar en aumentar los quorum como una manera de fortalecer la actividad sindical”.

La senadora integrante de la Comisión de Trabajo del Senado, (DC) Carolina Goic, coincidió con lo planteado por la presidenta de la CUT en el sentido de que las pymes se estarían identificando de manera errónea con el discurso de las grandes empresas en contra de la Reforma Laboral en vez de focalizarse en los problemas de fondo que aquejan a las empresas más pequeñas  y su modelo de desarrollo.

“Todos entendemos que respecto de las pymes hay que hacer una discusión, que hay temas pendientes que atentan contra su desarrollo en este país. La concentración que vemos nosotros en tres cadenas de farmacias, o en un par de cadenas de supermercados, finalmente no permiten el que negocios chicos, o los negocios de barrio prosperen. Ahí hay una discusión de fondo que debemos dar respecto de nuestro modelo de desarrollo económico en el caso de las pequeñas empresas”.

Más temprano, el diputado del PS y que ex ministro del Trabajo, Osvaldo Andrade, señaló en un entrevista a un matutino que hay personas en el oficialismo que se estarían cuadrando con el discurso del empresariado y la derecha. Además, aseguró que de elevar el quorum para la formación de sindicatos en las pymes, más del 50 por ciento de los trabajadores quedarían imposibilitados de formar parte de uno.

A esto se suma un inserto publicado el fin de semana en El Mercurio en el que una serie de personeros ligados a la ex Concertación, como Alejandro Foxley, Edmundo Pérez Yoma y Andrés Velaco se manifestaron a favor de introducir modificaciones a la Reforma como el reemplazo interno en huelga, o que esta iniciativa estaría hecha a la medida de la CUT.

Misma impresión que el ex presidente del PS tiene el diputado del PPD Tucapel Jiménez, para quien el proyecto que salió de la cámara es un piso mínimo en materia de derechos para los trabajadores por lo que introducirle modificaciones sería coartar derechos a los trabajadores. Además, reconoció que no existe una postura única en su partido con respecto de este proyecto.

Jiménez criticó el discurso empresarial que demoniza la negociación por rama, y señaló que frente a la eventualidad que desde el Senado se apruebe elevar el número de trabajadores necesarios para poder formar sindicato, entonces se debería compensar esta situación con la implementación de la negociación colectiva más allá de la empresa.

“Incomprensión provoca, por lo menos a mí, es que los empresarios ellos se reúnen y negocian por ramas de propiedad, pero no dejan que los trabajadores lo hagan, entonces es una cosa bien extraña. Esto existía antes del Plan Laboral, los trabajadores podían negociar por rama, de hecho en el Chile real de hoy existe la negociación por rama, hemos visto muchos ejemplos, lo que pasó con el último acuerdo que hubo con los trabajadores del comercio eso fue una negociación ramal. Entonces la verdad no sé cuál es el miedo que se le tiene a esto, y bueno si es que elevamos el quorum, tendríamos que ver la posibilidad de que haya negociación por rama”.

Esta semana será crucial en el debate de la Reforma Laboral en la Comisión de Trabajo del Senado, ya que comenzará a discutirse aspectos relacionados con el reemplazo en huelga, los quórums para constituir sindicatos y la indicación que permite los mejoramientos individuales en base a criterios de calificación, capacidad y productividad del trabajador, cuestión que colisiona con la titularidad sindical.

Además, se da por descontado que desde la oposición llevarán algunos artículos de esta Agenda Laboral al Tribunal Constitucional, tal como ya la semana pasada expresaron los senadores Hernán Larraín de la UDI y Andrés Allamand de RN, quienes expresaron reserva de constitucionalidad al artículo que establece la titularidad sindical.