Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 16 de agosto de 2022

Escritorio

Manuel Cabieses: “Hoy es más necesario que nunca un proyecto revolucionario”

En conversación con Juan Pablo Cárdenas, el autor de “Autobiografía de un rebelde” se refirió al momento de la política actual, haciendo una revisión a lo que ha sido su vida en el periodismo, la que se cruza con la historia del Chile del siglo XX.

Diario Uchile

  Viernes 13 de noviembre 2015 9:50 hrs. 
11939269_459042010937077_1861084124_n

Compartir en

Manuel Cabieses Donoso, director y responsable de la revista Punto Final, en circulación desde 1965, contó en primera persona el paso de los años y el devenir político y social de nuestro país.

Los detalles del periodo oscuro de nuestro país fueron detallados por Cabieses, quien confesó que su primera vocación era la de bombero, pero que con la influencia de su madre, incluso pensó en ser religioso. Sin embargo, la vida lo llevó por otros caminos y terminó convirtiéndose en el periodista autodidacta que se formó en el mundo sindical.

Ahí aparece Aníbal Pinto, quien lo acercó al mundo del periodismo: “Él iba a dar charlas a la CUT cuando yo trabajaba con Clotario Blest”, ahí lo ayudó a ingresar y convirtiéndolo en periodista gracias a las oportunidades que le dio para formarse y trabajar, iniciándose en la revista Panorama Económico.

Años después Manuel Cabieses Donoso se da a la tarea de formar Punto Final, esto en el año 1965, cuando nace como folleto quincenal.

Jaime Barrios, ex gerente general del Banco Central y quien trabajara junto a Ernesto Che Guevara en el Banco Nacional de Cuba, aparece en la historia de la publicación, insistiéndoles en que se convierta en una revista real: “Como había una idea aglutinante en lo político, que era la admiración por la Revolución Cubana, armamos el equipo inicial”.

En la conversación, Cabieses rescató los valores que la revista ha sostenido en el tiempo: “No hemos variado ni medio centímetro de lo que fue el propósito de la revista, que se definió como una defensa de los valores revolucionarios y democráticos. Y pese a los cambios en el equipo, las luchas originales, los valores, siguen de pie y se han ido adaptando a la época”.

El director de Punto Final también se refirió a su experiencia de conocer a Hugo Chávez. En ese recuerdo, el periodista definió su relación con el ex presidente de Venezuela, con quien estableció “una relación de amistad franca, directa y plena”, motivada por la visita de Chávez a Chile, antes de ser presidente. “Acá nadie lo quiso recibir, pero nosotros tomamos contacto con él y le hicimos una amplia entrevista, el único medio que lo entrevistó, y la única gente con la que Chávez entabló relación acá”.

“Después viene su elección”, sigue relatando, cuando José Vicente Rangel (ministro de Chávez y amigo de Cabieses), les hizo el contacto. Relación que derivó en cosas como que Punto Final sigue existiendo gracias al aporte venezolano, en una amistad que se formó a lo largo del tiempo: “Él era un hombre muy sencillo. Y la gente que uno admira, generalmente son muy sencillos, y no estos sofisticados caballeros que se creen grandes políticos”.

Manuel Cabieses también explicó cómo Punto Final se reeditó en medio de la Dictadura, lo que se logró cuando regresa a Chile después del exilio, momento donde Gabriel García Márquez juega un rol fundamental: “Hablé con él en Caracas para que me ayudara. De inmediato me ayudó a juntar dinero, el que sirvió para reabrir la revista”.

Ya en Chile encontró a Lenin Guardia, quien accedió a ser su socio, de modo tal que logró levantar nuevamente su proyecto. Lo que fue avalado, incluso, por un artículo transitorio puesto en la Constitución del 80, donde se permitía la libertad de expresión.

La militancia política fue también una de las marcas que se daba en Dictadura, también en la vida de Cabieses. Sin embargo, el dejar de pertenecer a un partido, también fue lo que le permitió acceder al mundo del periodismo con la libertad que lo hizo: “Dejar de militar es sentirse navegante solitario. Cuando regresé a Chile con Rafael Maroto hicimos un esfuerzo por reagrupar a los sectores miristas golpeados, pero no pudimos ir más allá. Nosotros queríamos trabajar en colectivo, pero no lo logramos. Pero yo hoy veo con optimismo el surgimiento de los nuevos movimientos, que están agitando el panorama somnoliento que este país presenta. Veo con mucho interés que lo que ocurre en el plano estudiantil”.

Al referirse a la actualidad, Cabieses reconoció que hoy es más necesario que nunca dar un giro en el país. “Nosotros todavía cargamos con la ignominia de cargar con una Constitución elaborada en Dictadura, lo que es francamente insoportable”. El problema, reconoció, es el letargo social que se necesita romper con sectores que se aglutinen en torno a cambios fundamentales, como una asamblea constituyente: “Un proyecto que encarne lo que está faltando en este país”.

El libro Autobiografía de un rebelde, además contiene escritos personales de Manuel Cabieses Donoso. Lanzamiento que coincide con los cincuenta años de Punto Final.

Síguenos en