Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 7 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Dávalos critica a Peñailillo por utilizar Caso Caval para desviar atención de SQM

Junto con reconocer que su nombramiento como director sociocultural de La Moneda generó molestia en el denominado grupo G90, liderado por el ex ministro del Interior, explicó que formatear su computador tenía el objetivo de borrar su perfil de usuario y contraseña para no quedar expuesto a ser manipulado, “pues tenía el temor fundado de que así podía ocurrir”.

Tania González y Fernando Seymour

  Martes 22 de diciembre 2015 8:40 hrs. 
Sebastián Dávalos


Sin seguridad especial ni declaraciones a la prensa, Sebastián Dávalos, el hijo de la Presidenta Michelle Bachelet, se presentó nuevamente en la Fiscalía Regional de O´Higgins en el marco de la investigación del Caso Caval.

Se trata de la tercera oportunidad en la que Dávalos comparece ante el fiscal Luis Toledo por las irregularidades en la compra y venta de terrenos en Machalí, realizada por la empresa de su esposa, Natalia Compagnon, con un crédito otorgado por el Banco de Chile de más de seis mil millones de pesos.

Esta vez fue interrogado por la información del computador que usaba en La Moneda mientras se desempeñaba como director sociocultural, ya que del equipo, al haber sido formateado, solo pudieron rescatarse datos que no se vinculaban a la investigación. Sin embargo, la Brigada del Cibercrimen de la Policía de Investigaciones recuperó la información del disco duro.

En ese contexto, Dávalos aseguró que la orden respecto de su computador apuntaba a borrar su perfil de usuario y contraseña, con el objetivo de evitar quedar expuesto a ser manipulado, “pues tenía el temor fundado de que así podía ocurrir”.

Pero no solo a eso se refirió Dávalos. También al ex ministro del Interior Rodrigo Peñailillo, manifestando que generó gran molestia en él y en sus cercanos, conocidos como el grupo G90, el que fuera nombrado como director Sociocultural de La Moneda.

“Peñailillo no enfrentaba el tema con la suficiente fuerza, por lo que estimo que él dejó que el tema se descontrolara”, reconoce Dávalos en su declaración, criticando que “la información del negocio de Caval fue conservada y utilizada por parte del G90 o un sector del PPD, para utilizar este caso y su cobertura para bajar el perfil al caso Soquimich, que los involucraba, y terminar de desplazarme”,

Además, agrega que “el tema Caval es, en parte, toda una operación política para ir rebajando el perfil a otros casos de mayor connotación, relacionados con el financiamiento de la política, entre ellos Soquimich, y para perjudicar al actual gobierno”.

En cuanto a la arista legislativa, la Comisión Caval II votará el 4 de enero sus conclusiones, luego de seis meses de indagación. Por ahora, los parlamentarios presentan un informe con sus observaciones preliminares.

El diputado UDI Felipe Ward criticó a Dávalos por no colaborar con la investigación, adelantando que entre sus propuestas se apunta la renuncia del actual administrador de La Moneda, Cristián Riquelme, además de realizar modificaciones legales para que quienes hayan tenido cargos en la administración del Estado tengan la obligatoriedad de asistir a las comisiones investigadoras.

En tanto, el diputado socialista Osvaldo Andrade, si bien prefirió no referirse con anticipación a las conclusiones, consideró que en éstas no cabe la falta de colaboración en la indagatoria.

Por su parte, la parlamentaria independiente Alejandra Sepúlveda anticipó que las conclusiones están enfocadas en la entrega del crédito a Natalia Compagnon y los antecedentes expuestos por la Superintendencia de Bancos.

Mientras que el presidente de la instancia legislativa, el DC Gabriel Silber, afirmó que se cuestionará la permanencia de Cristián Riquelme como administrador de la sede de Gobierno debido a su responsabilidad en lo que se refiere al resguardo de datos sensibles y su reunión con el gestor inmobiliario Juan Díaz.