Diario y Radio U Chile

Año XII, 1 de diciembre de 2020

Escritorio MENÚ

Crecimiento económico: La excusa del empresariado para frenar las reformas

Si bien se había advertido que la cuenta pública de la presidenta Michelle Bachelet estaría marcada por un énfasis hacia el crecimiento económico, la oposición y el empresariado calificaron como “pobres” los anuncios del Ejecutivo en la materia. Para los economistas las “garantías” que exige el sector privado no son otra cosa que un freno a la agenda reformista del gobierno.

Claudio Medrano

  Lunes 23 de mayo 2016 19:04 hrs. 
Bolsa de comercio


Lo había advertido el ministro Jorge Burgos, el crecimiento económico sería uno de los ejes del discurso de la presidenta Michelle Bachelet en Valparaíso, en medio de un escenario de desaceleración económica que comienza a impactar los bolsillos de la población.

Recordemos que de acuerdo al último Imacec, durante el primer trimestre de 2016 el país creció un 2% en comparación a 2015, en línea con las moderadas expectativas de mercado que proyectan este escenario por lo menos hasta el primer trimestre de 2017.

Para el empresariado, más allá del escenario global que contempla el estancamiento de la economía china y una marcada caída en el precio del cobre, el responsable principal de este escenario es la incertidumbre que ha generado en la inversión el programa de reformas que ha intentado impulsar el gobierno.

En ese línea apuntan a los efectos de la reforma tributaria y en particular a la discusión que se generó en torno de la reforma laboral, que a juicio del sector privado, ha creado confusión la cual no ha sido resuelta por la administración que dirige Michelle Bachelet.

Para el economista Andrés Solimano, las demandas del sector empresarial se orientan hacia un intento por detener las reformas planteadas por el gobierno: “Lo que quiere el gran empresariado son garantías, que no les suban más los impuestos, que no se regulen las relaciones laborales, que no se toque el derecho a la propiedad, o sea quieren garantías totales para la inversión privada porque esa sería la vía para crecer”.

Solimano agrega que el país no soportará más un modelo basado en beneficiar a algunos sectores como el privado y las Fuerzas Armadas, por sobre al grueso de la ciudadanía “esa contradicción debiera resolverse, no es una buena orientación decir que solo nos importa crecer y olvidar la buena distribución de las riquezas y las reformas sociales”.

Por su parte, el gerente general de Rubix, Sergio Tricio, destaca el trabajo que pueda realizar la agenda de productividad impulsada por el Ejecutivo “se tomaron algunas medidas para alentar la productividad que fueron modestas y poco ambiciosas, esta agenda debería estar enfocada en entregar señales concretas respecto de cómo retomar el crecimiento”.

Recordemos que la Mandataria llamó a hacer un pacto por el crecimiento que se sostenga en el tiempo, para lo cual es necesario más integración económica, complementariedad entre el sector público y privado que apunten a mejorar relaciones laborales justas.

Desde la oposición criticaron la falta de propuestas en materia de crecimiento por parte de la Presidenta, así lo hizo ver el presidente de la UDI, Hernán Larraín, quien sostuvo que “el país no está creciendo y eso significa un alejamiento de las inversiones y la Mandataria no anuncia ningún plan, ninguna propuesta concreta para recuperar la economía del país”.