Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 22 de junio de 2024


Escritorio

Confusam: “La CUT es un campo de batalla de los partidos políticos”

Frente a las críticas surgidas durante el proceso electoral de la multisindical, Esteban Maturana, presidente de la organización, indicó que los comicios fueron adulterados producto de la presión que hoy ejercen los partidos políticos al interior de la Central. "Lo que está pasando hoy es que se está colocando la representatividad partidaria por encima de los intereses de los trabajadores”, recalcó el dirigente.

Abril Becerra

  Martes 6 de septiembre 2016 19:19 hrs. 
1464623652-auno667257

Compartir en

Los resultados de los comicios de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), que dieron como vencedor a Arturo Martínez, continúan siendo objetados por los gremios que forman parte de la multisindical.

A estas críticas también se sumó el llamado de Bárbara Figueroa, actual presidenta de la CUT y militante del PC, quien advirtió que frente a las irregularidades del proceso, las elecciones deben repetirse dentro de los próximos 30 días. A ello, también se agregó la advertencia del actual vicepresidente del organismo el DC Nolberto Díaz, quien manifestó que el proceso debe impugnarse.

Pero estos no son los únicos cuestionamientos. A lo largo de todo el país el proceso enfrentó dificultades, por lo que Andrés Giordano, presidente del Sindicato de Trabajadores de Starbucks y consejero de la Central escogido durante estas elecciones, indicó que hoy “no existe legitimidad alguna para que se constituya una dirección ejecutiva que represente los intereses de los trabajadores”.

“Aquí hay responsabilidades amplias, partiendo por la configuración del padrón electoral que parte por un informe que viene de la Tesorería y que está en este momento a cargo de Laura San Martín, candidata de la lista de Arturo Martínez y también de Guillermo Salinas, que es un candidato de la lista del PC. Entonces, ellos son los encargados de dar una información padronal al Colegio Electoral y este a su vez, tiene la responsabilidad de hacer en el fondo, la investigación pertinente y certificar la información entregada”, dijo.

Los reclamos contra el proceso tampoco pasaron inadvertidos por Arturo Martínez, quien este martes señaló: “Yo gané en todas partes. No sé para qué siguen dilatando este proceso”.

Según Martínez, el PC es el que está poniendo trabas y obstaculizando su asunción a la presidencia de la central. En específico, su crítica apunta a Bárbara Figueroa, quien en su opinión, nunca tomó cartas en el asunto cuando se denunciaron las irregularidades sobre los padrones electorales de la CUT, y sólo ahora que perdió la votación ha avalado los cuestionamientos.

En este contexto, Claudio Urrutia, presidente del sindicato Unilever y miembro de la lista de Martínez, indicó que la actual presidenta fue electa bajo el mismo sistema y, que por ende, debe asumir el resultado de los comicios. “Es normal que hayan críticas y es normal que hayan disidencias, pero no es posible desconocer un mecanismo que nos puso donde estamos. Reitero: es el mismo mecanismo con que fue electa Figueroa, con los ajustes que se hicieron en el Congreso al reglamento interno, en presencia de la mayoría absoluta de los dirigentes de la CUT. No es que se hayan pasado a llevar estatutos, ni reglamentos de elecciones, eso no es así. Lo que pasa es que cuando pierdes  o cuando no tienes el resultado óptimo para tu tendencia o para tu manera de ver el sindicalismo, evidentemente cuesta mucho asumir la derrota”, manifestó el dirigente.

El proceso también dejó en evidencia la disputa política que existe al interior de la multisindical entre el PS, PC y la DC.

Según Esteban Maturana, presidente de la Confederación Nacional de Funcionarios de Salud Municipal en Santiago (Confusam), “lo que está pasando hoy es que se está colocando la representatividad partidaria por encima de los intereses de los trabajadores”.

“La verdad es que desgraciadamente la CUT hoy es un campo de batalla de los partidos políticos en donde los trabajadores han perdido la posibilidad de dirigir ellos  el futuro de la Central”, agregó.

La compleja situación que hoy enfrenta la multigremial también instaura una interrogante sobre la legitimidad de las autoridades electas. A ello se agrega otro factor que dice relación con la validez que desde ahora tendrá la Central.

Frente a ello, Maturana sostuvo que “si los que están hoy disputándose el control de la Central ratifican lo que se resolvió en una elección de carácter fraudulenta, evidentemente la Central va a perder una oportunidad histórica de poder posicionarse como un actor relevante en un momento en que el país necesita que los trabajadores tengan una representación en materias sólidas como las reformas a las AFP, reformas tributarias y laborales”.

En tanto, Manuel Ahumada, presidente de la Confederación de Trabajadores del Cobre (CPC) y miembro de la lista de Bárbara Figueroa, comentó que “las disputas políticas deberían estarse dando en torno a las ideas”.

“Hoy se debe debatir el cómo ir cambiando un modelo que está golpeando a los trabajadores y a la mayoría del país. La discusión no debe estar en torno al poder por el poder”, agregó.

Además, el dirigente recalcó que hoy la CUT debe propiciar “procesos que generen mayor garantía y mayor grado de representación”.

Durante esta semana Nolberto Díaz presentará un requerimiento ante el Tribunal Electoral (Tricel) para investigar los comicios. Lo mismo hará Andrés Giordano, quien manifestó que su lista se vio gravemente afectada producto de las manipulaciones del proceso.

En definitiva, un panorama que no es alentador en la CUT y que coloca sobre la palestra la necesidad de reformular su sistema de votaciones, es decir, transformar el voto ponderado, para instaurar el voto universal.

Síguenos en