Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 11 de agosto de 2022

Escritorio

A lo Donald Trump: Diputados instalarán muro en sala del Congreso

En febrero comenzaría la instalación de un panel termolaminado que separe la sala de la Cámara de Diputados de las Tribunas, luego del desalojo que sufrieron los dirigentes de la Mesa del Sector Público. Dirigentes sociales critican esta medida que afirman, se debe “al temor que los parlamentarios tienen de la ciudadanía”.

Claudio Medrano

  Miércoles 16 de noviembre 2016 17:09 hrs. 
camara-de-diputados

Compartir en

Fue a fines de 2014 cuando el diputado y por ese entonces presidente de la Cámara Baja, Aldo Cornejo, viajó a Ecuador para visitar a sus pares de la Asamblea Legislativa de ese país. Al llegar al edificio del Congreso ecuatoriano, Cornejo vio algo que llamó profundamente su atención, las tribunas de la Asamblea y la sala donde se encontraban los parlamentarios estaba separada por un panel termolaminado.

Dicha estructura, que en otras palabras, es un muro que separa a los ciudadanos de los representantes, gustó tanto al parlamentario DC que decidió proponer a sus colegas en Chile que se instalara una estructura similar.

Esta medida formaba parte de un plan mayor que ha transformado en los últimos años al Congreso en uno de los edificios más impenetrables del país. Para poder ingresar a la Cámara de Diputados hoy en día un ciudadano debe pasar por los torniquetes de acceso, por puertas con cierre electrónico todo bajo la atenta vigilancia de las decenas de cámaras de televigilancia dispuestas en el edificio, es decir, una verdadera proeza.

Los funcionarios de la Asociación de Trabajadores Parlamentario de Chile, expresó a través de una carta su preocupación por el excesivo celo en el que está cayendo la Cámara de Diputados, “mientras se ha señalado públicamente que se está en una política de ahorro y restricciones presupuestarias por el aumento de parlamentarios a partir de 2018, argumento que ha servido de excusa para no acceder a peticiones expresadas por las y los trabajadores, se incurra en estos gastos que no tienen justificación alguna”, expresaron.

Finalmente la comisión de Régimen Interior de la Cámara de Diputados aprobó en 2015 la instalación de este muro y ayer se comunicó a los representantes de las bancadas parlamentarias que dicho trabajo se realizará durante el receso de febrero.

Para el vocero de la Coordinadora No + AFP, Luis Mesina, la instalación de este muro, no es más que la representación del temor que siente la clase política a la voz de la ciudadanía “es la cobardía, el pánico que explica que no puedan transitar libremente por las calles, no pueden concurrir a una manifestación porque saben que la gente los repudia, los detesta y se están enfrentando al pueblo”, sostuvo.

Dentro de las justificaciones esgrimidas por los parlamentarios para aprobar la instalación de este panel, está el hecho que durante el último tiempo les han arrojado desde las tribunas monedas, escupitajos, zapatos y otros objetos, junto con la necesidad de evitar posibles caídas durante los desalojos, algo que llama la atención porque si no se ordenarán los desalojos no habría dicho riesgo de caídas.

Además la instalación del panel se habría apurado luego de lo ocurrido con los trabajadores de la Mesa del Sector Público, algo que llama la atención de la presidenta de la Federación Nacional de Profesionales Universitarios de los Servicios de Salud, Fenpruss, Gabriela Farías “la verdad es que los trabajadores del sector público que estaban en ese momento no lanzaron cosas hacia abajo como para pensar que es necesario tomar ese tipo de medidas, lo que se hizo fue emitir expresiones verbales, gritos o aplausos, pero un vidrio, bueno, a menos que quieran poner un vidrio insonoro, de todas maneras la gente debe buscar formas de expresión”, sostuvo.

Quien además expresó su rechazo a dicha medida es el presidente electo de la FECh, Daniel Andrade “no me extraña, creo que este tipo de cosas no deberían ocurrir en Chile, pero lamentablemente quienes nos gobiernan no están preocupados de superar la crisis de representatividad que afecta a Chile sino que solo les interesa blindarse”, afirmó.

El muro de seguridad tiene un costo aproximado de 25 millones de pesos y fue aprobado transversalmente en 2015 por los parlamentarios. De todas formas ya hay diputados que han manifestado su rechazo a la iniciativa entre ellos la bancada del Partido Comunista, que si bien fue informada del tema, ninguno de sus parlamentarios estuvo presente en la sesión que aprobó la medida.

Asimismo tampoco estuvieron presentes diputados como Gabriel Boric, Giorgio Jackson y Vlado Mirosevic que en otras ocasiones también han manifestado su rechazo a medidas restrictivas como esta y que se encuentran presentes en el Parlamento.

De todas formas los dirigentes sociales expresaron que continuarán asistiendo a las sesiones del Parlamento esperando que el panel no sea anti-ruidos para que así por lo menos se pueda escuchar la voz de los ciudadanos.

Síguenos en