Diario y Radio U Chile

Año XII, 8 de abril de 2020

Escritorio MENÚ

Nueva derrota del Gobierno: Diputados vuelven a rechazar reajuste al sector público

Todo el Partido Comunista votó en contra del veto presidencial. Otros parlamentarios de la Nueva Mayoría también rechazaron el 3,2% ofrecido por el Ejecutivo. Mientras los trabajadores anunciaron continuar con el paro, voces del oficialismo exigen que La Moneda se siente a conversar con la mesa del sector público. Los dardos nuevamente apuntan a Valdés.

Montserrat Rollano

  Martes 8 de noviembre 2016 20:44 hrs. 





Nada hacía presagiar que el Gobierno iba a sufrir un nuevo golpe en Valparaíso. El acuerdo suscrito entre el comité político y los presidentes de partido de la Nueva Mayoría permitía pensar que el reajuste al sector público se cerraría en un 3,2 por ciento, pese a las críticas de los trabajadores.

Sin embargo, ya desde anoche, aparecían las primeras voces disonantes en el oficialismo. En contraposición a la alegría que mostraba el ministro Marcelo Díaz por el pacto político con el que se resolvía el conflicto, diputados del PPD y PC declaraban que no estaban de acuerdo con cerrar una cifra sin sentarse a dialogar con la mesa del sector público.

Los trabajadores volvieron a pedirle a los congresistas votar en contra del reajuste. Así, en un hecho inédito, en tres votaciones consecutivas, la Cámara de Diputados rechazó el veto que la Presidenta Michelle Bachelet había ingresado para destrabar el conflicto que mantiene a cientos se servicios públicos paralizados.

Por 44 votos a favor, 28 en contra y 37 abstenciones (la suma de votos en contra y abstenciones fueron más que los afirmativos), los parlamentarios tanto de oposición como del oficialismo le propinaron un nuevo revés al Gobierno y al Ministro de Hacienda.

Una situación que fue advertida durante la mañana de este martes por algunos parlamentarios, entre ellos el diputado del PPD Tucapel Jiménez quien criticó que el Gobierno negociara con los partidos de la Nueva Mayoría y no con los trabajadores del Estado.

Asimismo, desde la bancada del Partido Comunista, expresaron sus reparos frente a la iniciativa, por lo que anticiparon que no respaldarían la propuesta del Gobierno.

Desde la oposición, en tanto –luego del rechazo- criticaron la falta de conducción política de los ministros de la Segpres y Hacienda. Así lo manifestó el diputado ex RN, José Manuel Edwards, quien acusó falta de gobernabilidad por parte del Ejecutivo.

“El Gobierno está con un problema de gobernabilidad muy grande, por cuanto ni siquiera es capaz de lograr la votación de una instancia última (…) esto no se rechazó solamente por la abstención mayoritaria de la oposición, sino que se rechazó por la falta de apoyo que tuvo de los propios parlamentarios de la Nueva Mayoría. Esto demuestra que hay un problema de gobernabilidad muy grande, yo espero que tomen nota los ministros, tome nota la Presidenta Bachelet y tiene que haber un cambio en la forma como se está gobernando Chile”.

Luego de la votación del hemiciclo, La Moneda convocó a un comité político de emergencia. En el Patio de Los Naranjos, Marcelo Díaz habló con la prensa de lo sucedido en Valparaíso: “Nos parece una situación grave, este era el esfuerzo más responsable, coherente con las condiciones económicas del país, con las distintas iniciativas que el gobierno debe financiar con los recursos de todos los chilenos”.

El titular de la Segegob lamentó lo sucedido e insistió que el 3,2 por ciento de incremento era “un esfuerzo serio, responsable y consistente con la realidad económica del país debió haber sido respaldado en la Cámara de Diputados”.

Díaz expresó que cada partido debe hacer sus reflexiones para luego poder “conversar”: “Lo importante es señalar lo que hoy ha ocurrido, el proyecto de ley de reajuste al sector público que involucraba recursos por un monto superior a los 560 mil, casi 600 mil millones de pesos ha sido rechazado”.

A la salida de la reunión, Rodrigo Valdés se mostró molesto por el desenlace de la discusión parlamentaria. Sin embargo, no quiso profundizar en la complicada posición política en la que queda luego de día rechazos seguidos en la Cámara de Diputados. Tampoco mencionó alguna decisión sobre su permanencia en el Gobierno.

El desalojo y el paro de trabajadores

Los trabajadores del sector confirmaron que seguirán movilizados, esto luego que fueran violentamente desalojados de la Cámara de Diputados por efectivos policiales.

Desde la CUT, la presidenta de la multisindical, Bárbara Figueroa, fue enfática en señalar que el ministro Rodrigo Valdés no es un interlocutor válido para los trabajadores y que la política de negociación encabezada por el secretario de Estado fracasó.

“Hoy está viviendo el peor de los bochornos que podría vivir un Gobierno. Por segunda vez en el marco de un veto, el Gobierno sufre una derrota aplastante (…) más allá de si hoy día es el tiempo de las renuncias o no, lo que es claro es que la estrategia y la política con la que el Ministro Valdés ha enfrentado las negociaciones con los trabajadores y particularmente con los trabajadores del sector público está fracasada y, por lo tanto, es un camino que no puede prosperar”.

En esa misma línea, el líder de la Confusam, Esteban Maturana, responsabilizó al jefe de las finanzas públicas por no alcanzar un acuerdo con los funcionarios, junto con anunciar que la movilización de los funcionarios públicos continuará.

“El paro sigue, era una alternativa que no habíamos considerado con tanta claridad, pero después de la tremenda agresión que hemos sufrido en el Parlamento ordenada por un presidente de la Cámara de Diputados, de estirpe socialista, no podemos más que reaccionar con mucha energía (…) yo creo que aquí las cuentas hay que pasárselas a un Gobierno  que ha sido incapaz de construir un acuerdo, a un ministro que equivocó las cuentas y que pretende que los trabajadores del sistema público le resuelvan un problema que él creó”

Desde los trabajadores públicos, así como algunos parlamentarios oficialistas, solicitaron que el Gobierno envíe un nuevo proyecto de ley, o establezca una glosa dentro del presupuesto que actualmente se discute en el Parlamento.

Esto, ya que el plazo legal para tramitar y despachar el reajuste del sector público es el 30 de noviembre, sin embargo desde el Ejecutivo se decidió adelantar esta fecha, a raíz de las elecciones municipales.

Los votos en contra (click en la imagen para ampliar)

captura-de-pantalla-2016-11-08-a-las-22-32-39