Diario y Radio U Chile

Año XI, 19 de julio de 2019

Escritorio

Antonio Horvath: “Imponer el reajuste fue de un autoritarismo exagerado”

El senador por Aysén dijo que la Presidenta está siendo llevada por un ministerio de Hacienda y un grupo político que no se condice con lo que la ciudadanía espera. Además, llamó a los diputados a construir puentes y no muros, para volver a estar cerca de la ciudadanía.

Paula Campos

  Jueves 17 de noviembre 2016 13:25 hrs. 
horvath-620x330

En 2014 Antonio Horvath decidió abandonar su casa política: Renovación Nacional. El senador por Aysén tuvo diferencias con Carlos Larraín, en ese entonces presidente de la tienda de calle Antonio Varas.

Desde ese momento comenzó a trabajar para construir alianzas regionales. Primero con el senador Carlos Bianchi, ahora con su ex compañera de filas: Lily Peréz. Junto a la senadora de Amplitud y el ex ministro de la Concertación Andrés Velasco buscan construir un bloque capaz de vencer a los grandes partidos: “Una alianza fuera del duopolio”.

En su camino de regreso a Santiago, luego de votar en contra del reajuste al sector público ofrecido por el Gobierno, el senador conversó con Radio y Diario de la Universidad de Chile sobre sus aspiraciones de reelección; carrera presidencial; el “muro” de la Cámara de Diputados; la relación del Ejecutivo con la gente y la Ley de Pesca.

¿Cuál es el objetivo de la alianza que se construye en conjunto con Amplitud, Ciudadanos y los movimientos regionales?

Es un área distinta al duopolio, de la Nueva Mayoría (o como se llame) y de Chile Vamos. Nosotros hemos generado partidos regionalistas como Democracia Regional, Somos Aysén, etc.

Para seguir generando estas nuevas alternativas estamos pensando en alianzas y fusiones con partidos regionalistas de sustentabilidad.

Con Lily Pérez hemos trabajado desde hace bastante tiempo. Parece que es una buena línea para enfrentar los desafíos políticos.

¿Desde esta plataforma cómo se re-construyen las alianzas con la ciudadanía?

Seguir trabajando con organizaciones ciudadanas, con ambientalistas, con movimientos regionales, que son con quienes tenemos que generar alternativas para el país. Vivimos en un país muy centralista y demasiado concentrado en lo económico, que ha convertido a todas las regiones, incluyendo la Metropolitana, en zonas de sacrificio. La gente se siente cada día más abusada en muchos ámbitos y tenemos que generar una alternativa para mirar la política en otras dimensiones.

Reajuste

¿Qué le parece que se haya aprobado un reajuste con la misma cifra que los trabajadores rechazaron?

Es de un arbitrarismo que no habíamos visto hace mucho tiempo. De un autoritarismo exagerado el imponer este 3.2 por ciento que no se hace cargo del alza del costo de la vida, ni tampoco del crecimiento que tiene Chile. Al sector público no solo hay que dignificarlo, sino también empoderarlo. Hace demasiadas décadas que no tienen injerencia en la discusión central de las cosas que pasan en el sector.

Hay que hacer un mejor uso de las capacidades públicas. Eso es una materia de negociación que no tiene que llevar la tirantez de la huelga ni la de una imposición.

¿La Presidenta es la responsable de la situación que se generó con los trabajadores públicos?

La Presidenta está siendo llevada por un ministerio de Hacienda y un grupo político que no se condice con lo que la ciudadanía espera. Ha sido llevada a esta preeminencia, casi de banquero que tiene el ministerio de Hacienda, en imponer y tratar de demostrar que pueden ordenar el país de esta manera. No es bueno para nadie imponer una cifra que no se condice con el alza del costo de la vida ni con el crecimiento del país. Lo que corresponde es hacer una mayor flexibilización, sin paro, para que los funcionarios puedan ser empoderados.

En este contexto, ¿La Presidenta debe sacar del gabinete a Rodrigo Valdés?

Más que personalismos, él está cumpliendo ciertas instrucciones que obedecen a políticas macroeconómicas, pero no está haciéndose cargo de los potenciales que tenemos en Chile como crecimiento forestal o marino. Espero que la Presidenta tenga la posibilidad de poder tener un equipo que vuelva a dinamizar el país y, particularmente, a cada una de sus regiones.

Lo que está haciendo (Hacienda) hasta la fecha es trancar al país y dar una sensación de orden a través de una fórmula bastante autoritaria. Reconozco que han logrado una serie de leyes que beneficia a distintos sectores públicos, pero el reajuste es algo más complejo y, en esto, no se puede imponer una cifra, eso nunca es bueno.

Criminalización de la protesta 

Los trabajadores y grupos han denunciado la criminalización de la protesta, pasa en La Araucanía, pero también en distintas marchas a nivel nacional. ¿Comparte la visión?

Sí. Nosotros lo hemos sufrido en Aysén con el movimiento social. Lo peor es aplacar un movimiento social por la fuerza, porque las demandas son legítimas. Desde luego que la manera de presentarla no siempre es buena, pero no se resuelve con Fuerzas Especiales. Eso es apagar el incendio con bencina.

Muro en el Congreso

¿Qué opina sobre la idea de poner una separación entre el público de la tribuna y la Cámara de Diputados?

Es una lástima todo tipo de muros. Yo soy partidario de los puentes y no de los muros. El tema de arrojar elementos desde las tribunas se resuelve con un buen detector de metales, para que la gente se manifieste pacíficamente, pero no es bueno que haya muros.

Es una forma que se aplica en otras formas de Latinoamérica que hace que estemos en un acuario. No estoy de acuerdo con ello.

Presidenciales

¿Piñera, Lagos o Guillier?

Guillier me parece lejos la mejor opción. Es quien tiene más posibilidades, más credibilidad. Él tiene que ganarse su espacio en una Nueva Mayoría distinta y, después, crecer hacia el centro como corresponde, pero en un eje más regionalista. Él es lejos el con más posibilidades.

¿Pese a que ayer votó en contra de los trabajadores y apoyó al Gobierno?

Para él fue muy difícil el voto. Tuvo que poner en la balanza y en su proceso de transición política y con dificultad lo aprobó porque hay temas correlacionados como el crecimiento de la subvención educacional, el evitar que sigan detenidos la prestación de servicios … Yo lo entiendo, pero para él no fue un voto fácil.

¿Se vio obligado a votar así?

Creo que él tiene que hacer un camino propio adentro de la Nueva Mayoría y validarse como una alternativa distinta.

Ley de Pesca

¿Por qué tuvo que ir a declarar como imputado?

Me parece bien. Todos somos iguales ante la ley y si hay alguna duda hay que aclararlo. No debe quedar ninguna instancia fuera de la investigación. Declaré por más de cuatro horas. (En el momento de su aprobación) y mi opciones eran dos: hacer un voto en contra de la Ley Longueira y, la que era el camino más difícil, buscar una forma para poderla modificar. Con esa fórmula llegué hasta el propio presidente de la República para lograr un acuerdo que permitiera aumentar las instancias de sustentabilidad y que no se atropellara a los pescadores artesanales. Que se entrara en líneas de licitación para todos los actores y comprometer dos leyes: subsidio al repoblamiento a las algas y la creación del Indap pesquero que está en proceso legislativo.

Eso nos permitió modificar, hasta donde fue posible, la Ley Longueira.

¿Hay que derogar la Ley?

Yo creo que hay que revisarla por completo, porque si hay antecedentes concretos de parlamentarios influídos por las empresas, todos esos artículos donde esos votos fueron dirimentes deben ser profundamente revisados.

Anular significa hacerla de nuevo. Yo creo que eso es lo que corresponde. Ponerla completamente en discusión. Que no se vele por el interés de uno con respecto al otro.

¿Cree que hay parlamentarios cooptados por las empresas pesqueras lo que dificulta su anulación?

Los partidos no pueden tener tanta injerencia. Los parlamentarios y la ciudadanía sí pueden pedir que se revise completa. Nosotros estamos disponibles para ello.