Diario y Radio U Chile

Año XII, 22 de febrero de 2020

Escritorio MENÚ

Proceso de refichaje evidencia baja representatividad de partidos tradicionales

Analistas abordaron las dificultades que los partidos tradicionales están enfrentando en el proceso de reinscripción de militantes, en contrapartida con movimientos políticos nuevos que lograron el número requerido para registrarse en el Servel. “El sistema político está en proceso de cambio, pero que se está desarrollando desde dentro”, señalaron.

Gonzalo Castillo

  Martes 27 de diciembre 2016 19:01 hrs. 

12 mil militantes reinscritos en la Democracia Cristiana, 16 mil en el Partido Socialista, 5 mil 500 en el Partido Radical, 9 mil en la UDI, 7 mil en RN. Estas son algunas de las cifras que arroja hasta ahora el proceso de refichaje de militantes en los partidos políticos.

El problema es que las colectividades sólo tienen hasta el 14 de abril de 2017 para alcanzar el umbral de 17 mil 500 militantes -equivalente al 0,25 por ciento de los votantes en la última elección de diputados-, por lo que se han planteado llevar a cabo “firmatones” y encuentros nacionales para alcanzar la meta. Mientras que partidos nuevos como Revolución Democrática y Evópoli ya se han oficializado en los registros del Registro Civil.

Con la nueva normativa sobre partidos políticos, sugerida por la Comisión Engel, las colectividades que no cumplan con la cantidad mínima de militantes no podrán presentar candidatos presidenciales ni podrán acceder al financiamiento estatal, considerando la prohibición de los aportes de entes privados a las campañas políticas dictada en la nueva ley.

Para analistas políticos este proceso ha demostrado, en primer término, que los padrones antiguos estaban totalmente “inflados”, ya que muchos de ellos presentan actualmente más de 100 mil inscritos. Por otro lado, pone en entredicho la real representatividad que los partidos tradicionales tienen en el actual sistema político chileno.

Alejandro Olivares profesor del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile señala, en primer lugar, que este incremento de militantes que mostraban los padrones de militantes, fue “mucho más allá de lo que imaginábamos”, toda vez que 18 mil reinscritos se pensaba una cifra alcanzable de manera relativamente fácil, pero la situación actual demuestra el nivel de desorden que existen en los registros de los partidos.

El académico de la Universidad de Chile hizo énfasis en el momento de cambio y transformación del sistema de partidos chileno, lo que dificulta realizar alguna proyección, no obstante, a su juicio, se pueden plantear dos escenarios: Un proceso de recambio en el sistema político en general, con la aparición de nuevos actores como Revolución Democrática, Movimiento Autonomista por la izquierda, y Evópoli y Amplitud por la centro derecha.

La segunda opción es un potencial “colapso” del sistema de partidos, lo que plantearía problemas de representatividad de la democracia chilena, y que redundaría en el surgimiento de liderazgos populistas o por fuera del sistema con plataformas electorales, más que partidos políticos estructurados a la manera clásica.

“Otros creemos, y aquí me sumo yo, a la primera opción que efectivamente el sistema político está en proceso de cambio, pero es un cambio que se está desarrollando desde dentro. Los Boric, los Jackson están provocando desde dentro un cisma, una discusión que hace que el sistema político se tensione y que genere movimientos que, de otra manera no hubiese generado”.

El director de Fundación Multitudes y ex integrante de la Comisión Engel, Álvaro Castañón, calificó al proceso de refichaje de militantes como “un proceso de dolorosa sinceridad”, en donde los partidos transparentan la verdadera capacidad de movilización de personas y como instancia de participación que tienen.

“Los partidos tradicionales mantienen vicios que, desgraciadamente, dificultan y sabotean su propio trabajo de refichaje. Los partidos nuevos tienen una estructura y canales de comunicación mucho más moderno, muchos más expeditos, por ejemplo cuando una persona entra a militar preguntan cuál es su correo electrónico, ese acto simple en muchos partidos más antiguos no se hace, entonces obviamente van a tener problemas de comunicación interna”.

Finalmente, Castañón señaló que “bajo ninguna circunstancia” se debe bajar el umbral para el refichaje de militantes, al contrario se les debe exigir más a los partidos, considerando que ahora recibirán financiamiento público: “Es un esfuerzo mínimo, que hoy día no se está haciendo”, sentenció el abogado.

Partido Radical lanza campaña de refichaje con Guillier como estandarte

Este martes, en el marco de la celebración de los 153 años de vida del Partido Radical, la colectividad dio inicio a la campaña para refichar a sus militantes, siendo el precandidato presidencial Allejandro Guillier la cara visible del proceso.

Si bien, el senador por Antofagasta no milita en el partido, está ocupando un escaño en la Cámara Alta cedido por los radicales, razón por la cual el presidente de la tienda política, Ernesto Velasco, descartando cualquier contradicción que se pudiera generar sobre este tema.

“No es un contrasentido, porque yo creo que es el Chile futuro, moderno, inclusivo, tolerante. Este es uno de los pocos partidos que a una persona que es independiente, pero que ha dicho que tiene valores comunes con nosotros, tiene una comunidad, de ideas con nosotros, somos como un matrimonio sin libreta, nos toleramos y convivimos bien y no es necesario cambiar eso”.

Velasco expresó su confianza en que el proceso que inician hoy va a culminar con la reinscripción de los casi 18 mil militantes que exige la ley para el próximo 14 de abril: “Nosotros no vamos a pedir cambio de fecha, vamos a jugar con las reglas de la ley, vamos a jugar con las reglas de la certeza y va a ser nuestra responsabilidad decirle a Chile que nos apoye”.

Finalmente, menos de mil personas se han reafiliado a partidos políticos a través de su sitio web, otra de las maneras a través de la cual quienes estén interesados en reinscribirse o firmar por primera vez como militante de una colectividad, lo pueden hacer.