Diario y Radio U Chile

Año XII, 5 de junio de 2020

Escritorio MENÚ

Renuncias de militantes revela crisis en las élites de la Transición

Las renuncias de Pepe Auth al PPD y René Saffirio a la DC, y otras que se podrían sumar en el futuro, fueron analizadas por cientistas y analistas políticos, quienes coinciden en que más que una crisis de los partidos, se trata de disputas a nivel de cúpulas que expresan los problemas que atraviesan todas las instituciones en nuestro país.

Gonzalo Castillo

  Domingo 29 de mayo 2016 12:22 hrs. 





Como una crisis de las élites más que de los partidos en sí ha sido calificada por analistas las renuncias de militantes a las colectividades, como es el caso de Pepe Auth al PPD y René Saffirio a la DC, y a las que se le podrían sumar otros personeros.

El doctor en ciencia política y profesor de la Universidad de Chile, Carlos Huneeus estas renuncias, y las que podrían venir, se insertan en un contexto en que los partidos presentan una serie de dificultades organizativas, de liderazgos, falta de propuestas para los problemas nacionales y “problemas de reclutamiento de personal calificado para ocupar altas posiciones del gobierno”.

Sin embargo, para Huneeus una de las diferencias fundamentales entre la renuncia de Pepe Auth y la de René Saffirio, tiene que ver con el peso específico que cada uno tiene al interior de las respectivas colectividades, siendo Auth un personero de mucha mayor jerarquía en el PPD.

De todas maneras, para el director del CERC, hablar de crisis en los partidos políticos resulta exagerado, considerando que, por ejemplo, la DC sufrió un proceso de sangría mucho más importante cuando el entonces senador Adolfo Zaldívar fue expulsado de la colectividad, y con él renunciaron un grupo de diputados en solidaridad, situación que demostró ser más grave que la actual.

En tanto, para Mauricio Morales, director del Observatorio Político Electoral de la Universidad Diego Portales, el cambio de sistema electoral no es la explicación para entender el porqué de las renuncias a los partidos políticos, ya que el nuevo sistema proporcional igualmente tiende a premiar a las coaliciones por sobre las candidaturas independientes.

Morales plantea que la razón hay que buscarla al interior de las estructuras partidarias, y que estas tienen que ver con las disputas por el control de las colectividades, como es el caso del PPD y las acusaciones de Pepe Auth sobre Guido Girardi:“Lo que estamos viendo es una lucha dentro de los partidos en términos del control. Hay acusaciones en el PPD de que hay un grupo, que es el grupo controlador del partido, que no deja que otros compitan en igualdad de condiciones, y en el caso de la DC se habla de una protección permanente hacia un determinado grupo que, según Saffirio, correspondería al círculo de la exdirectora del Sename.

“Los argumentos para producir la fractura no va por el lado del nuevo sistema electoral, sino que tiene que ver con la oligarquización de los partidos políticos”, asegura.

Mauricio Morales sostiene que el proceso de refichaje, que es el contexto en el que se espera que más militantes de partidos políticos dejen las colectividades, fue una de las “peores medidas que se pudo tomar desde la comisión Engel”, ya que al ser resorte de las directivas actuales de los partidos llevar a cabo el proceso, los padrones quedarán acomodados a sus intereses.

“Lo que va a pasar ahora es que solamente una directiva y el grupo de incumbentes, es decir diputados, senadores, alcaldes y concejales en ejercicio van a tener mayores recursos para armar un padrón a su medida, por lo tanto esos padrones van a quedar desequilibrados, y eso trae como consecuencia que no exista mayor competencia interna dado que el padrón va a estar en favor de los incumbentes o de la directiva que está en ese momento, por ende el reclamo de Pepe Auth sería mucho mayor, ya que en el PPD la maquinaria va a cargar el padrón a su favor de manera muy evidente”.

El profesor Morales asegura que la situación en el PPD es más compleja que en el resto de los partidos, ya que tiene un componente financiero importante, el que evidencia que gran parte de los aportes reservados recibidos por el partido en 2012, fueron a parar a la candidatura de Carolina Tohá a la alcaldía de Santiago, cuestión reconocida por ella misma, algo que puede alimentar nuevas renuncias al partido, lo que abriría a juicio de Morales, la puerta a la creación de un gran partido socialdemócrata en el futuro.

Alberto Mayol, sociólogo y académico de la Universidad de Santiago, hace énfasis en la “fisura” existente en la élite política, que al día de hoy ya es una “fractura”, “en la cual los proyectos políticos se distancian y no son capaces de converger”, asegura. Y esto se vería reflejado también en la otra élite como es la empresarial, en la cual hoy, a decir de Mayol, “vemos divisiones que antes eran impensadas”: “Se ve una descomposición, una invertebración importante y me da la impresión que habla más bien de un síntoma generalizado de fracturas en los principales actores de las élites”.

Mayol señala que los partidos políticos funcionan en un proceso de oligraquización, como plantea Mauricio Morales, no obstante el problema es cuando ese nivel de oligarquización, “no es capaz de ser sustentado por un proceso político o por un proyecto ideológico, o al menos por un grupo de intereses convergentes”.

“Esta es una crisis no sólo de los partidos, es de la Iglesia, de los militares, de los empresarios, lo que literalmente se llama una crisis de la élite y esto puede significar que se puede recomponer por nueva vertebración, por incorporar actores que no es el caso porque ya se intentó con la Nueva Mayoría y no funcionó, o le que significa la necesidad de un reordenamiento de los actores, lo que significa que la élite que había deja de existir y el surgimiento de un todavía conjetural pacto de élite nuevo”.