Diario y Radio U Chile

Año XII, 1 de diciembre de 2020

Escritorio MENÚ

Carola Canelo: “La Nueva Mayoría y la derecha han mantenido el sistema jurídico de la Dictadura”

Sobre sus propuestas y proyectos en un eventual gobierno, así como el proceso para poder presentar su candidatura, de todo esto habló la abogada y académica de la Universidad de Chile de cara a la recta final previa a la presentación definitiva de los candidatos que figurarán en la papeleta en las elecciones presidenciales de noviembre.

Gonzalo Castillo

  Miércoles 4 de enero 2017 9:43 hrs. 
carola-canelo



Fue el 16 de noviembre del año pasado el día en que la profesora de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, Carola Canelo, hizo el anuncio oficial que dio inicio al proceso de recolección de firmas para presentar una candidatura presidencial independiente, y poder llevar a La Moneda las demandas del 95 por ciento de la población que no milita en partidos políticos.

A casi dos meses de iniciado este camino, la abogada conversó con Diario y Radio Universidad de Chile sobre los principales sustentos de su candidatura, así como de las propuestas que espera poder llevar a la realidad una vez que asuma un eventual gobierno, no obstante antes debe cumplir con el número de firmas requerido por el Servel para presentar su candidatura.

En este sentido, Carola Canelo reconoció que el proceso de recolección de firmas para poder participar de las elecciones de noviembre ha sido lento, dado el requisito de que las firmas sean realizadas ante notario, y el alto número de ellas que se requiere –alrededor de 38 mil- no obstante mantiene las esperanzas de poder derrotar “a la Nueva Mayoría, la derecha y sus productos derivados”, como señala.

Sobre la posibilidad de realizar un gobierno sin el apoyo explícito de un partido político, la abogada señaló que si bien su movimiento “Somos del 95%” -un paradigma, más que un movimiento social y político, señaló Carola Canelo- no está en contra de la existencia de las colectividades, sus críticas apuntan a “los actuales partidos políticos que existen en Chile”, los cuales, a su juicio, son “antidemocráticos, con graves problemas de corrupción e incluso con situaciones de nepotismo”, razones por las que su movimiento prefiere prescindir de ellos.

“Claro que se puede gobernar sin partidos políticos (…) En Chile, no más del 5 por ciento de los ciudadanos milita en partidos políticos, y el 95 por ciento de los ciudadanos no militamos en partidos políticos por lo tanto la genuina mayoría no militamos, y ese 95 por ciento de ciudadanos son todos ellos candidatos a gobernar. Es decir, es una enorme cantidad de personas, profesionales, dueñas de casa, jubilados, asesores, todo tipo de personas que perfectamente pueden contribuir en el desarrollo de un gobierno”.

Otra de las prácticas sobre las que vierte sus críticas la jurista es el cuoteo político que aplican los partidos al llegar al poder, y al que Chile está “mal acostumbrado”, por lo que en un eventual gobierno suyo las personas que participen de él “van a ser designadas o elegidas conforme a sus capacidades y sus competencias, sus talentos y sus peculiaridades”.

Sin este cuoteo político “que ha sido un desastre”, señala Carola Canelo, se podrán evitar que ocurran casos como la crisis en el Sename, de las cárceles, entre otros. Además, la remoción de los operadores políticos desde el aparato administrativo contribuirá a la erradicación de los focos de corrupción en la administración pública: “Perfectamente se puede gobernar sin partidos”, concluyó.

Si bien, Carola Canelo planteó diferencias con candidaturas presidenciales anteriores como las de Franco Parisi, Marcel Claude, Roxana Miranda y el mismo Marco Enríquez-Ominami, de todas formas valoró “profundamente, el camino que han realizado” estas personalidades.

“En primer lugar Marco Enríquez-Ominami, una persona que fue capaz de plantearse frente a la Concertación y criticar el grave problema de corrupción que esta coalición arrastraba desde hace varios años. Creo que eso fue extremadamente valioso desde el punto de vista político. Luego, precisamente Marcel Claude, otro economista muy destacado, que hizo un planteamiento también de rechazo al duopolio. Y Franco Parisi también me parece a mí que hizo una contribución, en el sentido de también hacer una crítica directa a la situación de estas dos grandes coaliciones”.

Sobre su pensamiento político, la abogada sostuvo que es un planteamiento “absolutamente diverso e integrador”, y que pretende superar el encasillamiento de las categorías tradicionales de izquierda y derecha y así lograr el desarrollo y evolución de las ideas políticas.

“El mío es un pensamiento más integrador, que rescata aspectos espectaculares del marxismo y que son muy importantes desde el punto de vista de la justicia social, y también rescata aspectos del liberalismo puro, en cuanto a la libertad del individuo, su autenticidad y su originalidad, su libertad de emprendimiento y otros aspectos”.

Nueva Constitución

“Bajo la premisa de que todos los seres humanos son iguales en dignidad y derechos, Chile requiere con urgencia la construcción de una nueva Constitución Política, que sea legítima completamente en su contenido y origen. Yo soy partidaria, en esa misma lógica, a convocar a una asamblea constituyente, y eso nuestro gobierno, si logramos el apoyo popular, lo va a convocar”.

La jurista señaló que ese mecanismo es la única manera de tener un proceso constituyente “verdadero”, que sea la sociedad en su conjunto la que decida. Por lo mismo, Carola Canelo asegura que lo hecho hasta ahora por la Nueva Mayoría “no es un proceso constituyente, porque lo que han hecho es un procedimiento lleno de burocracia, en el cual, lo más grave, es que los ciudadanos no deciden nada”, ya que los diálogos y consultas donde participa la población no son vinculantes.

En su gobierno, la abogada sostuvo que todos los habitantes del territorio, mayores de 16 años, van a poder participar del proceso y adoptar decisiones, no opiniones, sobre la nueva Constitución, instrumento que, a su juicio, es la forma de controlar al gobernante, es el límite que la sociedad les impone a los gobernantes, quien incluso podría ser revocado.

“Nunca ha habido una Constitución democrática en Chile”, aseguró, a lo que añadió que si hoy tuviésemos una Constitución legítima y democrática, “hace rato que el gobierno actual ya no estaría gobernando”, dados los casos de corrupción y de violación sistemática de derechos humanos en el Sename, en las cárceles, “lo que le pasa a la machi Linconao que es absolutamente inaceptable porque le aplican una Ley Antiterrorista absolutamente contraria al debido proceso”.

Reforma Previsional

En este sentido, Carola Canelo se manifestó de acuerdo con la propuesta presentada por la Coordinadora No+AFP, “en cuanto a que no hayan más AFP en Chile”, ya que, a su juicio, el cuerpo legal que les dio origen -el Decreto Ley 3500 de la Dictadura-, “es una normativa absolutamente antijurídica del derecho humano a la seguridad social”, y el sistema sólo fue concebido para generar riqueza a los dueños de las aseguradoras, por lo que plantea que derogará la normativa de llegar al poder.

Incluso, Carola Canelo cuestionó el supuesto derecho de propiedad que los cotizantes de las AFP tienen sobre sus fondos, ya que los jubilados ni siquiera tienen la opción de, una vez acogidos a retiro, poder disponer y sacar esos recursos de los fondos de pensiones. Además, la académica de la Universidad de Chile señaló que dada la propiedad extranjera de muchas de las AFP, estamos inmersos en un “neocolonialismo espantoso, que de patriótico no tiene nada y perjudica a los trabajadores”.

Para la Abogada, el que las AFP así como las Isapres y la Constitución perduren hasta nuestros días, refrenda que ninguno de los principales conglomerados políticos ha querido hacer cambios de verdad al sistema económico, social y jurídico legado por la Dictadura.

“La derecha, la Nueva Mayoría y los productos derivados en Chile han mantenido un sistema que, en lo esencial, es el sistema jurídico de la Dictadura cívico-militar. La misma Constitución, el mismo sistema de Isapres, el mismo sistema de AFP, la misma educación superior, la misma legislación laboral, un montón de leyes que son esencialmente las mismas de la Dictadura”.

Crisis en el Sename

Carola Canelo sostiene de manera tajante que el Servicio Nacional de Menores (Sename) “hay que hacerlo de nuevo”, ya que aparte del cuoteo político que ha imperado en el organismo, “uno puede percibir que dentro del Sename existen redes de trata de niños, da la impresión que hay redes de personas que están matando niños dentro del Sename”. Y todo sin fiscalización de entes estatales, asegura.

Además, a su juicio existe una red de protección alrededor del organismo, misma que habría operado para mantener en su puesto a la ex ministra de Justicia, Javiera Blanco, a pesar de todos los antecedentes dados a conocer de esta crisis.

“Lo que nosotros vamos a hacer como gobierno es ver exactamente qué pasa dentro del Sename y hacerlo de nuevo. Deberíamos crear una nueva institucionalidad y las personas que entren a trabajar ahí tienen que ser personas sanas, personas que jamás participarían ni por acción ni omisión en la muerte de niños, en la trata de niños ni en la prostitución de niños”.

Reforma educacional

Educación es el tema prioritario para Carola Canelo, “de hecho el tema educacional es el que me motivó a mí a disputar el poder político, porque una de las formas de alienar a la población y de controlarla social y políticamente es a través de la educación y eso es lo que ha ocurrido en Chile”.

Para la abogada, el Estado debería haber entregado gratuidad progresiva desde 1989 en educación superior, “conforme al Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales que está vigente desde ese año”, por lo tanto el Estado ha incumplido y peor aún, ha reducido la cobertura de educación pública “y le ha dejado todo a las universidades, centros de formación técnica e institutos privados para que ellos hagan negocio, y el ejemplo mayor de esto es el Grupo Laureate”.

Una de las primeras medidas que tomaría la académica en un eventual gobierno es decretar la extinción de las deudas de estudiantes universitarios, porque en la actualidad, “los universitarios no pueden estudiar en paz”. Por lo mismo, también se derogará el Crédito con Aval del Estado (CAE)

“Nuestro gobierno la primera medida que va a adoptar en materia de proyecto de ley es extinguir, es decir terminar todas las deudas del sistema de educación superior, tanto las deudas de estudiantes universitarios de universidades públicas y privadas, como de las deudas de institutos profesionales y centros de formación técnica sean públicos o privados. Se va a condonar la deuda porque en rigor el endeudado, el que ha actuado mal ha sido el Estado de Chile”.

Además, la jurista asegura que aumentará el financiamiento de la educación pública, de esta manera en cada región habrá una universidad pública y centros de formación técnica e institutos profesionales gratuitos, aumentando así la cobertura a más del 50 por ciento, y de paso eliminar la PSU.

“Lo más correcto es que cada institución de educación superior establezca su forma de admisión, de acuerdo a la carrera específica, porque cada actividad requiere requisitos de admisión distintos. No es lo mismo un ingeniero que una bailarina, que un artista, un músico, son condiciones y aptitudes distintas, diversas”.

Beneficios carcelarios a criminales de lesa humanidad

Sobre este tema, Carola Canelo señala, en primer lugar, que en rigor “no es necesario legislar” para dejar en claro que violadores de derechos humanos no pueden recibir beneficios carcelarios, porque las normas sobre la materia “impiden otorgarles beneficios a personas que han incurrido en delitos de lesa humanidad”, los que están consagrados en tratados internacionales, la costumbre y los principios generales del derecho que están plenamente vigentes.

Por lo tanto, de acuerdo a la jurista se ha hecho una interpretación errónea del Derecho Internacional de los Derechos Humanos por parte de las instituciones de nuestro país.

“Cuando la Presidenta de la República, el Congreso Nacional o el Poder Judicial permiten que ocurra esto, es una trasgresión completa. Yo lo que digo es que, en el fondo, durante estos años el Estado de Chile es un Estado violador de derechos humanos en materia educacional, en materia de justicia, en materia de delitos de lesa humanidad. Realmente nuestro país se ha dedicado a violar los derechos humanos”, concluyó.