Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

“La La Land“ rompe récords en los Globos de Oro

El musical sobre la ciudad de Los Ángeles se llevó siete galardones, mientras que la actriz Meryl Streep ocupó la tribuna para reivindicar la diversidad en la industria del cine de Hollywood.

RFI

  Lunes 9 de enero 2017 9:35 hrs. 
000_jq2qg



Algunos dicen que con los Globos de Oro arranca la temporada de premios de la influyente industria cinematográfica de Hollywood. Otros, que adelanta cómo vendrá la mano para el premio de premios que no es otro que el Oscar. Lo cierto es que los Globos de Oro, el galardón con el que la Asociación de la Prensa Extranjera en Hollywood premia a las mejores películas del año, ha ganado un peso indiscutido con el paso de los años y hoy se sitúa entre los certámenes más esperados del circuito internacional de filmes.

Y este año la cinta que se robó en el certamen fue La La Land, una comedia musical protagonizada por Ryan Gosling y Emma Stone, una suerte de autoanálisis de Los Ángeles como meca del cine. Siete fueron los galardones que consiguió este filme dirigido por el joven Damien Chazelle, rompiendo todo un récord en los 74 años de historia de los Globos de Oro.

 Mejor director, mejor guión, mejor canción principal, mejor actor y actriz protagónica, fueron algunos de los premios que se llevó esta cinta que demostró su estatus de favorita de los críticos, lo que la deja muy bien situada para los premios Oscar.

Otros galardonados fueron el filme Moonlight, en la categoría drama. Como mejor actriz dramática fue premiada la francesa Isabelle Huppert, por la cinta Elle, que se llevó el premio a la mejor película extranjera. Un galardón que confirma el estatus de actriz de Huppert, una referencia en el cine francés que lleva años acaparando las miradas en el extranjero. Dirigida por el holandés Paul Verhoeven, la cinta cuenta la historia de una mujer violada que busca desenmascarar a su agresor.

Unos premios reivindicativos

El cine y los premios al séptimo arte siempre han servido para evacuar mensajes de protesta. Y ante la inminente llegada de Donald Trump a la Casa Blanca era de esperarse una respuesta de un gremio que el mismo electo presidente de los Estados Unidos califica de “comprometidos”.

El actor Hugh Laurie, que subió al estrado para recoger su premio como mejor actor secundario por la serie El Infiltrado, sirvió de preámbulo al dar a entender que la Hollywood no puede ponerse al tono del nuevo presidente y servirle de propaganda.

Pero el plato fuerte llegó cuando la experimentada actriz Meryl Streep, para recibir su Globo de Oro honorífico. Allí la recordada actriz de A Cry in the dark comenzó un discurso de agradecimiento en el que se largó a preguntar ¿qué es Hollywood? A lo que se respondió a si misma con un largo recuento de todos los actores y actrices extranjeros que brillan en la industria del cine de Estados Unidos.

“Así que Hollywood está lleno de extranjeros y foráneos y si nos quieren echar a todos se van a quedar sin nada que ver más que fútbol y artes marciales mixtas, que no son arte”, dijo la actriz.

Un discurso con un claro destinatario: el electo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, a quien Streep no mencionó ni una sola vez. No era necesario. En un fragmento de su discurso la actriz dijo que la actuación que más le impactó este año “hacía reír a su audiencia y enseñar sus diente”, agregando que ”fue en ese momento que la persona a la que se le pidió sentarse en el asiento más respetable en nuestro país, imitó a un reportero discapacitado. Alguien a quien superaba en privilegio, poder y capacidad para defenderse. Eso me rompió el corazón. Todavía no puedo sacármelo de la cabeza porque no era una película. Era la vida real”.

Para terminar la actriz dijo que hoy más que nunca los estadounidenses necesitan a la prensa, “necesitamos, principalmente la prensa, hacernos responsable por cada atrocidad que hagan. Vamos a necesitar que sigan a delante y ellos (la prensa) van a necesitar que nosotros salvaguardemos la verdad”.