Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 30 de septiembre de 2022

Escritorio

Gestión territorial: la deuda del Estado chileno en materia de cambio climático

Un nuevo desastre natural ha dejado en evidencia la precariedad de nuestro país para enfrentar este tipo de emergencias. Expertos recordaron que la ONU, luego del terremoto de 2010, evaluó de manera negativa al Estado por la forma en que se enfrentó esa catástrofe. Geógrafos aseguran que nada ha cambiado desde entonces.

Natalia Figueroa

  Lunes 27 de febrero 2017 20:32 hrs. 
Aluvión

Compartir en

Las imágenes de este fin de semana podrían repetirse con frecuencia. Ese es el diagnóstico que hacen expertos de diversas disciplinas para explicar los aluviones que sorprendieron a varias zonas cordilleranas del país.

El fenómeno asociado lluvias intensas que se producen en la cordillera asociadas a temperaturas más elevadas verá incrementada su regularidad, toda vez que es una consecuencia directa del cambio climático.Por lo mismo, es posible observarlo desde las zonas cordilleranas del norte grande hasta las regiones del centro-sur del país.

En ese contexto, geógrafos han salido a cuestionar la planificación territorial del país, principalmente porque se mantienen emplazamientos urbanos en zonas vulnerables a desplazamiento de tierra, peor aún, no se regula el que nuevos habitantes se sumen a lugares como el Cajón del Maipo, estrechando las vías de escape del lugar.

Para el geólogo y profesor de la Universidad de Chile, Gabriel Vargas, es preocupante la falta de proyección que ha tenido este tema considerando que la disponibilidad de agua será cada vez más escasa para la población. En ese sentido, el especialista criticó la falta de una institucionalidad fiscalizadora y una estrategia para abordar la planificación territorial. “Toda empresa busca maximizar sus utilidades, de eso se trata la economía de libre mercado en que estamos inmersos. Las empresas van a cumplir con lo mínimo requerido por  las normativas emanadas por las instituciones del Estado. Entonces, es ahí donde radican las responsabilidades. El Estado en su conjunto debe implementar una planificación territorial sustentable considerando los efectos del cambio climático teniendo en cuenta la escasez de agua”.

Una mirada compartida por la geógrafa y ex profesional de la Onemi, Fabiola Barrenechea, quien apuntó a la falta de una mirada país frente a este tipo de desastres: “Estamos acostumbrados a ir improvisando y aplicar ‘medidas parche’ que dejan conformes a la autoridades a la población en su momento, pero no hay una mirada prospectiva de desarrollo de país frente a los desastres”.

Además, agregó que “cuando fue el terremoto de 2010 vino Naciones Unidas a evaluar cómo estábamos enfrentando la catástrofe y salimos muy mal evaluados. Desde esa fecha a la actualidad las acciones que se han tomado no han sido muchas, porque seguimos sin una institucionalidad fuerte, seguimos sin leyes competentes, no hay un tema de gobernabilidad que permita poner la gestión de riesgos en el tapete. Es un tema tabú”.

Balance de la Onemi

Continúan en alerta roja las regiones de Antofagasta, Coquimbo, Valparaíso, O’Higgins y Metropolitana por el pronóstico de precipitaciones en los sectores cordilleranos y precordilleranos que podrían registrarse en los próximos días y que generarían nuevos focos de aluviones.

La Oficina Nacional de Emergencias (Onemi) informó que se registran tres personas fallecidas y por esta emergencia además de 830 personas que se mantienen en sectores aislados.

Por su parte, Carabineros autorizó el descenso de alrededor de 400 personas que estaban aisladas en el sector de Baños Morales en el Cajón del Maipo, mientras que la totalidad de quienes estaban en los Baños Colina y en el Embalse El Yeso también fueron evacuados, sin embargo preocupa la situación de tres adultos mayores que están atrapados en el sector de Lo Valdés.

El director nacional la Onemi, Ricardo Toro, precisó que se mantiene alerta en la región de Antofagasta, en la comuna de San Pedro de Atacama, por el pronóstico de precipitaciones que ha provocado la crecida del río en esa zona.

Mientras, en la región de Valparaíso se mantienen más de cinco mil personas sin suministro de agua potable por la turbiedad del rio Aconcagua. En tanto, el paso Los Libertadores, en la comuna de Los Andes, se encuentra funcionando con normalidad.

Según lo informado por Aguas Andinas, en la región Metropolitana el suministro de agua fue parcialmente restablecido. Prácticamente, el 50 por ciento de las comunas que se vieron afectadas ya contarían con agua.

“Se reinició la producción de agua potable de las plantas que se abastecen del río Maipo, principalmente Las Vizcachas, luego que mejoraran las condiciones de turbiedad del agua. Sin embargo, los niveles se mantienen altos. Además, continúan las labores de despeje en la ruta G-25 que mantiene interrumpido el tránsito desde y hacia el sector de San Gabriel”, informó Toro.

Además, desde la empresa aseguraron que a las 8 de la mañana de este martes se restablecería el suministro de agua en las zonas de la capital en las que aún no ha sido repuesto el flujo, esto porque, de acuerdo a la compañía, el río Maipo todavía presenta altos niveles de turbiedad en sus aguas.

 

Síguenos en