Diario y Radio U Chile

Año XII, 26 de mayo de 2020

Escritorio MENÚ

Dos listas y dos candidatos: La apuesta DC para negociar con la Nueva Mayoría

Tienen claro que no conseguirán ambas, pero creen que el resto de los partidos del bloque estarían dispuestos a transar en el candidato, para fortalecer la idea de una única lista parlamentaria, cálculo electoral que les conviene a todos por igual.

Maximiliano Alarcón

  Lunes 17 de abril 2017 19:34 hrs. 





Nadie quedó indiferente a las declaraciones de Carolina Goic sobre las elecciones presidenciales. La senadora y candidata DC confirmó su intención de ir directamente a primera vuelta, impresión que entregó antes de la Junta Nacional programada para este 29 de abril.

En la interna falangista aseguran que la suya es una decisión tomada, la que no cambiará pese a que en la Junta existan corrientes contrarias. Aseguran que lo único en lo que se puede influir es en la forma en la que se camina de cara a noviembre, donde se puede hacer de “buena” o “mala” manera, de acuerdo a los intereses democrata cristianos.

El punto no es un detalle. La DC, a toda costa, quiere encabezar la coalición. No se sienten representados por el estilo de Alejandro Guillier, no solo por su ala más liberal, sino también porque no ha demostrado ningún interés por conciliar con la Falange.

Por ello tienen un plan. Según explican desde el interior del partido, la directiva encabezada por Goic planteará apostar por que la Nueva Mayoría compita con dos candidatos presidenciales en primera vuelta y con dos listas en las parlamentarias. Así, la forma “correcta” de llegar a primera vuelta sería con un acuerdo con los demás partidos, mientras que la “incorrecta” sería generando un quiebre donde cada postura dice hacer lo que quiere.

Así postulan que el escenario posible es tratar de convencer a los demás partidos que ir a primera vuelta no es tomar camino propio, sino que es darle oportunidades reales a su candidata, debido al mayor tiempo de campaña que tendría, escenario que consideran mejor que competir contra todos los partidos en una primaria.

Sin embargo, la postura no es unitaria. Por ejemplo, el senador Jorge Pizarro manifestó que es fundamental respetar al bloque, reforzando la idea de que es necesario competir en primarias. “Es un error político muy grande el plantear que vamos a ir a primera vuelta, porque eso facilita el triunfo de la derecha, significa en la práctica el término de la coalición, y por lo tanto, no podemos ofrecerle gobernabilidad a los chilenos.

No solo el ex presidente de la tienda estaría complicado con la posibilidad de romper con la Nueva Mayoría, más bien sería un sentir que representa a gran parte de los parlamentarios, quienes aseguran que el camino propio podría llevarlos a perder algunos cupos en el Congreso. Sin embargo, la posición no sería comunicada a viva voz, principalmente, por el temor de que Carolina Goic no confirme sus nombramientos en la Junta Nacional.

Lo de Pizarro se habría hecho público porque el senador ya habría anunciado que no volvería a repostularse.

Así, los disidentes y otras facciones del Partido, refuerzan la idea de ceder en una de las dos exigencias de la mesa. En ese sentido, evalúan que ir en dos listas parlamentarias tendría un valor agregado en la DC ya que, incluso, serviría para renovar caras: podrían perder algunos que están en ejercicio actualmente, pero aparecerían rostros nuevos en la Cámara.

El resto de los partidos confían en que la presidenta Bachelet pueda tomar el timón en esta disyuntiva. En la DC creen que probablemente la Mandataria se comunique con Goic, pero señalan que ni siquiera en este escenario la senadora cambiaría su decisión.

Aunque de cara a la negociación con los otros partidos de la Nueva Mayoría, la DC tiene claridad en que no conseguirán lo que aspiran completamente. El cálculo y la apuesta que hacen es que cada uno de los sectores obtendrá una de las alternativas, a diferencia de ellos, el resto quiere un candidato y una lista. Los demócrata cristianos apuestan a que ambos sectores trancen para alcanzar un equilibrio y, según la información que ellos manejan, el Partido Socialista, a quienes ven como los que tendrán mayor peso en esta negociación, se inclinarán por transar en la presidencial, privilegiando la idea de tener una sola lista parlamentaria.

Aunque desde el PPD ya anunciaron que la idea es un imposible: El presidente del partido, Gonzalo Navarrete señaló “no creemos que sea posible dos candidatos presidenciales con una lista parlamentaria unificada, no hay ninguna maner de cuadrar eso (…)” y agregó que si se da el escenario de primera vuelta “la Nueva Mayoría como la entendemos efectivamente ya no sigue”

Las críticas de un histórico ex DC

Ricardo Hormázabal dice de antemano que no declara como militante DC, recordando que no quiso refichar en el partido en que militó por medio siglo. Su decisión se basa en las serias diferencias con la directiva que encabeza Goic, contra la que compitió en las últimas elecciones internas.

El ex senador acusa a la senadora de “adueñarse de la soberanía popular”, al declarar públicamente situaciones que debía zanjar la Junta Nacional, lo que cree enterrará la fuerza de la DC como partido que fortalezca el cambio social.

Además, Hormazábal dejó en claro que la candidatura presidencial que hoy levanta la Falange responde a las ideas de un sector de la DC más ligado a la Concertación: “Ella está cooptada para un programa neoliberal, uno que no le han mostrado al país. Yo participé en las comisiones técnicas. Conozco a los que están detrás. Está el subsecretario de Hacienda, Alejandro Micco, está René Cortázar, están los mismos que han impuesto los programas en los gobiernos anteriores y que le han hecho perder a la DC dos de cada tres votos”.

El ex congresista cree que la apuesta de la candidatura es mantener el modelo a través de un nombre de sus filas. Dice que Ignacio Walker fue la primera carta, quien se bajó, luego lo mismo con Ricardo Lagos y ahora con Carolina Goic: “Ahora buscan a esta presidenta de la DC para llevarla sola y luego conseguirle una alianza con Ciudadanos, el partido de Andrés Velasco y presentarle un panorama más alentador”.

Hormazábal dice que votará por Alejandro Guillier pero desde la independencia, asegurando que en caso de que en la DC “mejoren las condiciones”, volverá a militar aunque pierda la antigüedad.