Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Brasil en tensión máxima: Lula en estado de rebeldía

El plazo para entregarse a las autoridades nacionales vencía a las 17:00 horas de este viernes. Brasil vive horas de tensión ante el desenlace de la historia del primer presidente obrero del país más grande de Sudamérica.

Camilo Villa J.

  Viernes 6 de abril 2018 17:08 hrs. 
588cde1100f11de7a2d8ab2203b207946ef3305f


Hasta las 17:00 hrs.  Ese era el plazo que el ex presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, tenía para entregarse a la policía y comenzar a cumplir la condena de 12 años y un mes por corrupción y lavado de dinero.

Sin embargo el plazo ya pasó y el ex mandatario aún sigue en el edificio del Sindicato de Trabajadores Metalúrgicos de San Bernardo. En otras palabras, Lula se ha declarado en rebeldía.

Durante la tarde de este viernes, miles de simpatizantes apostados a las afueras del recinto sindical celebraron entre gritos y consignas la determinación.

Sin embargo, allegados al llamado primer presidente obrero de Brasil aseguraron a distintos periodistas que Lula se encuentra negociando con los policías los detalles de su entrega. Sus abogados habrían también presentado un nuevo recurso ante la Corte Suprema para evitar que sea detenido.

Las últimas informaciones dadas a conocer desde Brasil confirmaban que el expresidente no será detenido durante la madrugada de este sábado. Durante el día se retomarían los intentos para dar curso a la condena por corrupción masiva y lavado de dinero.

Da Silva pernoctará en la sede del sindicato y, posiblemente, este sábado acuda a una misa en homenaje de su fallecida esposa, Marisa Leticia.

Hasta el momento se han reportado varias protestas en el país y varios bloqueos de carreteras en rechazo a la orden del ya “célebre” juez Sergio Moro, quien dictara la condena contra Lula.

En la otra cara de la moneda, grupos adversos al ex presidente se mantenían a las afueras del edificio de la Policía Federal de Curitiba que Lula es un prófugo. Sin embargo varios medios han aclarado que la condición de prófugo no vale para el caso, pues es conocido el paradero del ex mandatario.

Según medios locales, las autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública y la Superintendencia de Policía Federal, trabajan para colocar a la Tropa de Choque de la Policía Militar a disposición de la Policía Federal para ir a buscar a Lula, quien sigue en Sao Bernardo.

Así se desarrolla hasta ahora, uno de los acontecimientos políticos, judiciales y sociales más relevantes en la historia del país. La crisis en que el gigante sudamericano está inmerso, está lejos, muy lejos de desaparecer.