Diario y Radio U Chile

Año XI, 18 de octubre de 2019

Escritorio

Sequía legislativa: UDI apunta a “buenas leyes” por sobre cantidad de proyectos

El partido de Chile Vamos se defendió de las críticas, apuntando que los proyectos legislativos presentados por el Ejecutivo apuntan a dar respuesta a las prioridades de los chilenos.

Sofía Navarro M.

  Lunes 25 de junio 2018 20:08 hrs. 
Senador-Coloma-valora-fallo-de-la-Suprema-para-extraditar-a-Escobar-y-pide-el-máximo-esfuerzo-a-las-autoridades-600x398

Legisladores de Oposición mostraron su preocupación por la denominada “sequía legislativa”, la que apuntó a la baja cantidad de proyectos de ley que deben ser presentados por el Ejecutivo.

La respuesta a esta denuncia vino por parte de la UDI. Luego del comité político que se celebra cada lunes, el gremialismo se refirió a la acusación.

Sobre ello, el senador Juan Antonio Coloma manifestó que “no se trata que en materia de leyes haya temporal o sequía, el tema es que hayan buenas leyes. A diferencia del anterior gobierno que hacía leyes que no pensaba y después salían pésimo, como lo ocurrido en materia tributaria con sus efectos para la economía. Este gobierno hace bien la pega”.

A su vez, Coloma expresó que, desde Chile Vamos, presentan leyes que tienen como fin cambiar la vida a la gente. “Reclaman porque no hay leyes y las que hay, que son buenas, no la tramitan entonces, no sé, pónganse de acuerdo”, emplazó el senador a la vereda contraria, a lo que agregó, “estas personas son buenas para tener estos ideólogos que no sé que es lo que hacen entonces.” Es ridículo, un país no funciona porque haya lluvia de leyes o no, cuando hay buenas leyes le pedimos que ayuden a tramitarlas ¿o no les interesa la gratuidad en el CFT? que está meses parado. ¿o no les interesa legislar bien materia migración? ¿no les interesa luchar fuerte contra el terrorismo ? entonces alegan por una cosa y se quedan de brazos cruzados por la otra, me parece absurdo”.

Quien también se refirió a las acusaciones de falta de proyectos fue el diputado y militante del gremialismo, Javier Macaya, quien afirmó que en el comité político se realizó un buen diagnóstico de la cantidad de proyectos de ley que han sido presentados por el Gobierno y el número de urgencias legislativas, que en opinión del oficialismo, van de la mano de lo que son las prioridades de los chilenos: materias de inmigración, seguridad y salud.

“Cuando por ejemplo, en la comisión de Salud se está discutiendo un tema sensible como el proyecto de mejoras de la ley de fármacos, que tiene que ver con la posibilidad de bajar los precios de los medicamentos y, encima de ese proyecto, el presidente de la comisión pone dos proyectos que no están dentro de los presentados por el gobierno, que tienen que ver con temas más ideológicos como la eutanasia o una ley interpretativa de algo que será solucionado por la potestad reglamentaria del Ejecutivo. No estamos en presencia de sequía legislativa sino que son los propios presidentes de la comisiones del Parlamento, que son todos de oposición, que obstruyen las iniciativas legislativas del presidente”.

Respuesta de la ex NM

La respuesta a los dichos de la UDI vino por parte del Partido Socialista. El presidente del conglomerado, Álvaro Elizalde, apuntó a que el gobierno “nos ha acusado de obstruccionistas, la verdad es que no podemos ser obstruccionistas cuando no hay ideas sobre la mesa, no nos podemos oponer a lo que no existe. En rigor, el Gobierno no ha tenido ninguna voluntad de debatir en el Congreso Nacional temas relevantes para las chilenas y chilenos”.

Por eso, Elizalde apuntó a que “vamos a desarrollar esta coordinación. Sin embargo, hay una limitación objetiva y es que la Constitución vigente establece que determinadas iniciativas son exclusivas del poder Ejecutivo, es decir, el parlamento no puede debatir respecto de proyectos por ejemplo, que impliquen algún tipo de gasto o que creen servicios públicos, solo por citar algunos ejemplos, si no es a través de iniciativas que hayan sido presentadas por el gobierno. Ya sea por la vía de mensajes presidenciales o indicaciones a los proyectos de ley”.

“Se requiere la firma del Ejecutivo para poder debatir estos temas en el parlamento y eso, sin duda, constituye una restricción importante, más aún cuando el gobierno no está presentando proyectos de ley para que sean debatidas en el Congreso Nacional”, sentenció el ex ministro.