Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Perú insiste ante Uruguay por Alan García: no hay persecución política

La cancillería peruana presentó documentos donde subraya el carácter delictivo de los hechos de los que se acusa al ex mandatario quien habría recibido recursos de la brasileña Odebrecht para adjudicarse las obras de la Línea 1 del Metro de Lima.

Raúl Martínez

  Viernes 23 de noviembre 2018 8:11 hrs. 





Desde todos los sectores de la política peruana e incluso de la Iglesia Católica pidieron a las autoridades uruguayas para que no acceda la nación atlántica al pedido de asilo político que hizo el domingo recién pasado el ex presidente Alan García.

Desde entonces el ex mandatario permanece en el consulado de Uruguay en Lima mientras para hoy debía comparecer ante el fiscal que lo investiga por el aporte hecho por la constructora brasileña Odebrecht a su campaña por US$ 200 mil dólares, aunque el objetivo era la adjudicación de las obras de la Línea 1 del metro de la capital del Perú.

García ingresó al recinto diplomático luego que cercanos a la investigación advirtieran que sería detenido de manera preventiva durante 10 días, algo que el propio ex jefe de Estado y sus allegados no estaban dispuestos a permitir teniendo en cuenta el revuelo mediático que esto tendría en el país e incluso en el exterior.

Luego de una conversación a comienzos de semana entre el presidente Martín Vizcarra con su par uruguayo, Tabaré Vásquez, el Ejecutivo peruano entregó ayer una carpeta con antecedentes sobre la indagación que se sigue a Alan García por este caso de corrupción.

Así lo señaló el canciller peruano, Néstor Popolizio, quien adelantó que “lo que nosotros estamos enfatizando es que en el Perú no existen acciones de naturaleza política y menos persecución política. En ese contexto, lo que estamos transmitiendo es aquello que existe como independencias del Poder Judicial, lo que actúa el Ministerio Público, lo que actúa el Poder Judicial y que no tiene ninguna interferencia el Ejecutivo peruano”.

El diplomático rechazó además las afirmaciones de Alan García y su defensa de que en su contra se cierne una persecución política.

“Nosotros no compartimos eso porque es una evidencia que además constatada a nivel internacional que en el Perú existe una democracia, existe el estado de derecho, existe la división de poderes y por lo tanto, aquí existen todas las garantías del caso para las personas que se tienen que allanar a la justicia. Siempre se revalora el debido proceso y es lo que ha ocurrido también en el caso del ex presidente García”, comentó Popolizio.

En Perú los hechos de corrupción han terminado con la salida de presidentes, como es el caso del ex presidente Pedro Pablo Kuczynski, o la petición para extraditar desde los Estados Unidos donde huyó de la justicia de su país el ex mandatario Alejandro Toledo.

Por eso, a juicio del cardenal Pedro Barreto, existe una demanda de justicia que es transversal a la sociedad peruana, por lo que llamó a las autoridades uruguayas a sopesar todos los antecedentes, previo a una resolución al asilo solicitado por García.

“La población está clamando, está gimiendo, podríamos decir así, que los poderes del Estado vivan en armonía y por otro lado que todos los miembros de la sociedad vivamos con sinceridad. Lo que veo es que el Poder Judicial, la fiscalía está con generaciones jóvenes, están afirmando con veracidad, no están inventándose cosas”, indicó el jesuita y arzobispo de Huancayo.

Desde los sectores progresistas peruanos también exigieron el enjuiciamiento de Alan García. Verónica Mendoza, ex candidata presidencial de izquierda en la última elección, dijo confiar en que Uruguay negará la petición de refugio que impulsa el ex líder político.

“No está siendo perseguido por sus ideas políticas, sino que está investigado por corrupción”, recalcó la dirigenta.

Mientras, en Uruguay, el ex presidente José “Pepe” Mujica, indicó que “si hay pruebas suficientes, no tiene sentido el asilo”. “Créanme que mi país no podía hacer otra cosa que la que hizo. Lo que va a pasar cuando la justicia peruana mande la información será una decisión de la justicia uruguaya y por lo tanto del Gobierno”, agregó Mujica.

En tanto, la cancillería uruguaya recibió la documentación a través de su embajador en Lima, Carlos Barros, la que será analizada en los próximos días.