Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Sin director ni exhibiciones: la crisis que afecta al Museo Histórico Nacional

La próxima semana finaliza el proceso que busca determinar el nombre del nuevo director de la institución, que se encuentra en una compleja situación: en 2018 fueron suspendidas sus principales exposiciones y en un corto plazo debe actualizar su guion, así como iniciar las obras de su nuevo edificio.

Abril Becerra

  Sábado 8 de diciembre 2018 9:18 hrs. 
mhn


Fueron días agitados, de ir y venir, de reuniones, de llamadas inusuales y de comentarios mediados por la prensa. Así recuerdan algunos funcionarios del Ministerio de las Culturas el 9 de mayo pasado, cuando la entonces ministra Alejandra Pérez solicitó la renuncia del director del Museo Histórico Nacional (MHN), Pablo Andrade. ¿Los motivos? Haber incorporado a Augusto Pinochet en una exposición donde se pretendía dar cuenta de las diferentes nociones existentes en la historia de Chile respecto del concepto de “Libertad”.

Para quienes fueron testigos de ese proceso, aún ese evento no tiene mucha explicación. Más allá de los comentarios que circularon, acusando que la incorporación de Pinochet era inapropiada, hay quienes sostienen que la muestra fue utilizada políticamente tanto por la derecha como por la izquierda. El objetivo, afirman, fue validarse ante la opinión pública y no discutir el fondo de la propuesta curatorial.    

Pero lejos de la coyuntura, ese evento marcó el rumbo del Museo Histórico, que a partir de entonces inició un concurso público para dar con el nombre del nuevo director.

Según los plazos, este proceso finalizará entre el próximo 11 y 13 de diciembre, pero ya todo estaría resuelto: la apuesta sería Macarena Ponce de León, licenciada y doctora en Historia de la Universidad Católica, vinculada a la derecha a través de figuras como Andrés Allamand, a quien apoyó en 2012 a través de PROA, grupo encargado del proyecto programático de la candidatura presidencial del abogado de Renovación Nacional.

pinochet

Imagen de Pinochet incluida en la muestra Hijos de la libertad.200 años de Independencia,. Debía exhibirse hasta el 17 de junio.

Ahora bien, con la salida de Andrade, el museo entró en una fase de incertidumbre respecto de su programación 2018. La primera gran duda surgió cuando desde la Subsecretaría del Patrimonio ordenaron suspender las exposiciones que se habían organizado para este año. El argumento fue que no existía un director a cargo y que, por ende, era necesario mantenerse al margen y no tomar determinaciones sobre el rumbo de la institución. Pero para los funcionarios del ministerio, la razón de fondo fue otra…

La primera muestra suspendida tenía relación con el concepto de “Fraternidad”. Esta exhibición debía inaugurarse en agosto, por lo que el equipo del museo continuó trabajando con normalidad en la muestra. Incluso se diseñó un catálogo y un afiche sobre la exhibición. Éste contemplaba una imagen de Camilo Mori que celebraba las relaciones entre Chile y Cuba. Por supuesto, esto no cayó bien al interior de la Subsecretaría del Patrimonio. De ahí, el freno de la exhibición. 

En noviembre, en tanto, debía inaugurarse una muestra sobre la idea de “Igualdad”. Ésta ni siquiera comenzó a analizarse y es que, según advierten desde el ministerio, la orden fue tajante: mientras no llegara el nuevo director no había que tomar decisiones sobre las muestras. Esto, pese a que durante el año sí se concretaron algunos eventos como el ejercicio curatorial Afán de Mujer. Trabajadoras en el servicio público, en el que se incluyeron objetos del fondo Elena Caffarena del Archivo Histórico Nacional.    

Pero, ¿cuánto se desembolsó en la planificación de dicha exhibición fallida? Según comentan, no se hicieron menos de mil copias, por lo que el monto debería exceder los dos millones de pesos.    

WhatsApp Image 2018-12-07 at 15.27.18

Imagen de catálogo sobre muestra ligada al concepto de “Fraternidad”.

Esta situación no deja de llamar la atención, sobre todo porque si se compara con el Museo Nacional de Bellas Artes, que también se encuentra acéfalo, éste continuó realizando sus exhibiciones.  

La diferencia tiene que ver con que el rumbo del Museo Histórico Nacional ha sido un tema mucho más sensible para las autoridades: tensionar la historia nacional no es lo mismo que tensionar la historia del arte.     

“Los museos históricos son un dispositivo histórico que permite establecer este canon de la historia oficial y este consenso es una definición muy hegemónica de grupos, de partidos, que de alguna manera definieron cuál era la historia oficial. Ahora, en la discusión internacional el concepto de patrimonio apela a la diversidad de identidades. ¿Qué hace el museo hoy respecto del pueblo mapuche? Lo folcloriza. No lo considera como una pieza política. Se le quita esa carga simbólica y desde mi perspectiva ahí hay un error, porque la cultura, el patrimonio, la memoria y la historia son elementos que están en disputa y lo que uno debiese tratar de resolver es otorgarle una perspectiva de reflexión crítica”, dice Pablo Andrade, ex director del Museo.

Museo-Histórico-Nacional-400x400

¿Un rumbo incierto? 

A fines de noviembre se celebró una reunión en la que se convocó a diversos historiadores para discutir sobre el cambio de guion del museo. Al encuentro asistieron Alejandra Araya, Consuelo Figueroa y Margarita Alvarado, entre otros investigadores. Pero esta discusión es mucho más antigua. Aunque en 2011 comenzaron a darse las primeras discusiones sobre el rumbo del espacio, hasta ahora no ha existido consenso.

Otro tema que ha estado sobre la mesa es la ampliación del edificio. En 2013 la iniciativa cayó en manos de los arquitectos Diego Aguiló y Rodrigo Pedraza. Incluso ese mismo año se informó que el proyecto debía iniciar su construcción en 2015. Pero, en el camino, los planes cambiaron.

Rodrigo Pedraza comenta que esto se debe a que durante el transcurso del proyecto fueron apareciendo nuevos escenarios: “Surgieron exigencias que hace cuatro años no existían. Hubo que acomodar y rediseñar una serie de cosas del edificio para poder cumplir con la Ley de Inclusión que corresponde a la accesibilidad universal. También hubo que hacer una declaración de impacto ambiental. Ambas cosas ya están resueltas”.

“No existe un atraso. Sólo tuvimos que enfrentar etapas de un proyecto complejo que tiene un contexto de una normativa cada vez más exigente. Todas las exigencias que hoy se hacen en términos ambientales, en términos de inclusión, repercuten en los plazos y en los proyectos. Creer que es posible incorporar todas esas exigencias a un proyecto y seguir manteniendo los plazos iniciales cuando esto no existía es totalmente irreal”, dice el arquitecto, quien prefiere no referirse a la fecha de inicio de obras.    

Museo Histórico Nacional. Proyecto 1

Diseño ampliación MHN. Fuente: aguiló + pedraza arquitectos.

Museo Histórico Nacional. Proyecto 7

Diseño ampliación MHN. Fuente: aguiló + pedraza arquitectos.

Museo Histórico Nacional. Proyecto 2

Diseño ampliación MHN. Fuente: aguiló + pedraza arquitectos.

No obstante, desde la Subsecretaría del Patrimonio las fechas ya estarían fijadas: en junio de 2019 deberían iniciarse las obras, para en 2022 inaugurar el proyecto que coincidiría con la puesta en marcha del Museo de la Democracia.

Hasta ahora lo único que se conoce de esta polémica iniciativa es que incluirá una galería de presidentes. El problema, señalan, es que el Museo Histórico Nacional ya cuenta con una exhibición similar, por lo que deberá plantearse una propuesta mucho más audaz. En este sentido, los trabajadores del espacio comentan que es necesario “transparentar” cada uno de los procesos venideros, puesto que hasta ahora, el museo no ha podido ser reflejo de las discusiones contemporáneas.

*Para efectos de este artículo, Radio Universidad de Chile intentó contactar a las autoridades del Ministerio de las Culturas. No obstante, no hubo respuesta.