Diario y Radio U Chile

Año XI, 15 de octubre de 2019

Escritorio

Educación 2020: “El concepto de mérito es discutible”

En el marco de la discusión por la reforma a la ley de inclusión, conversamos -en nuestro programa Radioanálisis- con el investigador de política educativa de Educación 2020, Ariel Ramos.

Pilar León

  Sábado 12 de enero 2019 10:26 hrs. 
Educación 2020

El 10 de enero, el presidente Sebastián Piñera firmó el proyecto de ley que modifica el Sistema de Admisión Escolar (SAE), el que fue promulgado en 2016 y que aún no entra en vigencia en todo el país.

La iniciativa del Ejecutivo contempla la reincorporación de mecanismos de admisión en establecimientos educacionales de “calidad autorizados por el Ministerio de Educación, con el objetivo de evaluar el rendimiento académico o mérito de los estudiantes que postulan.

Para el investigador de política educativa de Educación 2020, Ariel Ramos, “el concepto de mérito es bastante discutible, por cuanto, tiene harto de capacidades o cualidades que no están a la mano del estudiante y que se valoran. Y en el fondo, representan condiciones de segregación en términos socioeconómicos, de capital familiar de las familias. Les entregamos mucha carga al estudiante, por llamarlo meritorio, pero sin entender que ese merito viene acompañado de otras características”.

El argumento del Gobierno para modificar el actual sistema es que hay una gran cantidad de estudiantes que no quedaron en aquellos colegios que escogieron como sus primeras prioridades. Sin embargo, de acuerdo a cifras del Mineduc, un 82 por ciento de los apoderados quedaron conformes con la inscripción en el colegio de su preferencia.

“Básicamente, lo que estamos haciendo es tener a estudiantes de primera, segunda y tercera categoría, para establecimientos de primera, segunda y tercera categoría, donde aquellos que tengan los mejores estudiantes, le vamos a poner los mejores recursos frente aquellos que se consideren que no son los mejores estudiantes”.

Asimismo, el investigador Ariel Ramos agregó que “lo que debemos hacer es generar mayores mecanismos para que los estudiantes puedan compartir y conocer diferentes realidades, y eso, a larga, va ir mejorando el sistema. Claramente ese mensaje no ha logrado permear porque está muy fuerte esta idea, que viene de años, de que la educación se mejora teniendo pocos establecimientos muy buenos y que el resto se arregle por si solo”.

El proyecto de ley del Gobierno contempla otras modificaciones al sistema de admisión, como considerar como hermanos a los niños que conviven en un mismo hogar, ampliar criterios de priorización de niños vulnerables y potenciar los proyectos educativos particulares de cada institución.