Diario y Radio U Chile

Año XI, 21 de abril de 2019

Escritorio

Violencia de género en internet: un espacio de agresión ignorado

Un 88% de las mujeres en nuestro país ha sufrido violencia online, la que se manifiesta en forma de acoso, hostigamiento, divulgación de datos personales, difusión de imágenes intimas, amenazas, entre otras. No obstante, en Chile hay un vacío legal sobre este tema como también falta educación respecto del uso responsable de internet.

Pilar León

  Domingo 20 de enero 2019 9:19 hrs. 
Fundación Datos Protegidos

La semana pasada se aprobó en la Cámara de Diputados la “Ley Pack”, proyecto de ley que busca sancionar la difusión de videos, imágenes y audios de contenido sexual sin consentimiento obtenidas en el marco de una relación de afectividad.

La difusión de imágenes sexuales es considerada como un tipo de violencia online, sin embargo, no es el única. En internet las personas también sufren de hostigamiento, acoso, amenazas y divulgación de datos personales.

Siendo las mujeres entre 18 y 30 años las más expuestas a este tipo de situaciones según  la Asociación para el Progreso en Comunicaciones (APC). En nuestro país, de acuerdo al estudio Violencia de Genero en Internet de la Fundación Datos Protegidos, junto con la colaboración de la Universidad Alberto Hurtado y ONG Amaranta, un 88% de las mujeres ha sufrido violencia online.

“Todo lo que está en nuestro mundo se traslada a internet, lo que sumado al anonimato, la distancia física y la instantaneidad podemos decir que incluso se amplifica de la mano de las tecnologías”, explicó la fundadora de ONG Amaranta, Cecilia Ananias.

Además, la investigación reveló que un 66% ha vivido acoso u hostigamiento, un 40% fue víctima del envío de imágenes sexuales sin su consentimiento y un 31% sufrió de la difusión de información falsa sobre ellas. Asimismo, las encuestadas señalaron que Facebook es la red más peligrosa, seguida por WhatsApp, Twitter, mail e Instagram.

La principal respuesta frente a la violencia de género en internet, según el estudio, es aumentar la seguridad de las redes sociales. Sólo un 17% de las mujeres intentó denunciar la situación a Carabineros, la Policia de Investigaciones o el Juzgado de Policía Local pero no tuvieron resultados positivos.

De las mujeres a quienes les acogieron las denuncias (7%), ninguno de los procesos, tanto civiles como penales, tuvo reparación o condena, incluso cuando las pruebas incluían la identidad de quienes eran los agresores.

Acoso Online y Datos Protegidos

Imagen de Acoso.online

Para la fundadora de ONG Amaranta, Cecilia Ananias, “el principal problema es que hay un vacío legal enorme, recién se está hablando de una ley para abordar la difusión de pornografía no consentida. En general, solo podemos denunciar aquellas situaciones que involucran a menores, pero es difícil denunciar el acoso o el hostigamiento. De hecho, el acoso se puede denunciar técnicamente cuando ocurre en un espacio laboral, por eso ha habido tantos problemas con los casos de acoso en universidades o dispositivos tecnológicos”. Asimismo, para Jessica Matus, directora ejecutiva y abogada de la Fundación Datos Protegidos, “lo que le falta a la normativa son todas las alternativas que existan respecto de violencia de genero en entornos digitales”.

En Chile la normativa es deficiente pues no existe una legislación que permita sancionar de manera integral las conductas de violencia de género que se producen en internet, quedando muchos casos sin solución y otros calificados como injurias o calumnias.

No obstante, la integrante del Observatorio de Género y Equidad, Monica Maureira, aseguró que “más allá de que no exista una norma específica respecto de cómo se sanciona este tipo de violencia, el derecho internacional ya lo recoge y Chile tiene responsabilidad normativa a propósito de los acuerdos internacionales que se han firmado a propósito de los derechos humanos de las mujeres, CEDAW y Belém do Pará, por mencionar dos. Entonces, igual hay un cierto marco que permitiría avanzar en este tipo de denuncias”.

En la actualidad existen dos proyectos de ley en el Congreso que buscan hacerse cargo de parte de la violencia género en internet: una iniciativa que busca incluir el acoso y hostigamiento digital en la ley de delitos informáticos, mientras que el otro tiene por objetivo sancionar la difusión no consentida de imágenes sexuales, conocida como Ley Pack.

Para Jessica Matus, de Fundación Datos Protegidos, “la Ley Pack tiene una falencia debido a que establece el tipo penal respecto de personas que han tenido una relación de afectividad con la victima, o sea una ex pareja o actual, pero no considera al agresor cuando este es un tercero. Entonces, en los casos en que la imagen llegue a su dominio por una vía diferente no va a ser punible. Esta normativa ya se aprobó en general, ahora se despachó al Senado y yo creo que el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género debería poner atención en ese detalle”.

Transformar internet en un espacio seguro

Además de que es indispensable una normativa para los casos de violencia digital , también se necesita educar sobre el uso responsable de internet. Para la fundadora de ONG Amaranta, Cecilia Ananias, “un primer paso, seria, necesariamente abordar el vacío legal. El segundo, educar en torno al uso de internet, a qué es un discurso de odio y qué es una opinión, lo que va de la mano de hablar de derechos humanos. Y bueno, las plataformas y redes sociales han intentado establecer algunas leyes y normas de comunidad para abordar esto, pero la mayoría de las veces son insuficientes”.

En la misma linea, para la directora de la Fundación Datos Protegidos, “internet lo hacemos todos, en la medida en que todos participamos de las redes, necesitamos entonces de personas más informadas. Hay que partir por la educación y la prevención, porque mucha información que circula es falsa o sesgada. Tenemos que generar pensamiento critico, como educamos a los niños y a los jóvenes de cómo funciona internet en realidad, porque lo que está pasando es que todo lo que está online muchas veces no es cierto, no podemos creer todo lo que nos están mostrando”.

Por su parte, para Mónica Maureira, integrante del Observatorio de Género y Equidad, es importante reconocer y visibilizar este tipo de violencia  de género ” porque todavía no está identificada como una forma de violencia pero en el espacio digital o  se le mira en menos, aún no se logra tomar el peso a las implicancias que tiene en la vida de las mujeres”.

Finalmente, en junio de este año la relatora especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) contra la violencia de la mujer, Dubravka Simonovic, en su informe ante el Consejo de Derechos Humanos enfatizó que “se debe reconocer el  principio de que todos los derechos humanos, incluidos los de las mujeres, deben ser protegidos en línea, entre ellos el derecho a una vida libre de violencia, al derecho a la libertad de expresión y al derecho a la privacidad y la protección de los datos personales”.

Foto principal Fundación Datos Protegidos