Diario y Radio U Chile

Año XI, 20 de agosto de 2019

Escritorio

Alejandra Sepúlveda y adaptabilidad laboral: “El Gobierno le ha dado carta blanca al sector empresarial”

La diputada de la Comisión del Trabajo aseguró que el Ejecutivo ha tenido “un actuar errático” en relación al proyecto de rebaja de la jornada laboral propuesto por la oposición. Asimismo, sostuvo que desde La Moneda están utilizando todos los subterfugios legales para impedir que el proyecto sea discutido.

Montserrat Rollano

  Martes 13 de agosto 2019 19:46 hrs. 
Alejandra-Sepulveda-1-1024x635

Este martes, representantes de todas las bancadas de oposición se reunieron para analizar una estrategia conjunta frente a la arremetida política y comunicacional del Gobierno en contra del proyecto que rebaja la jornada laboral a 40 horas semanales.

Junto con abordar las posibles indicaciones al proyecto, los diputados y diputadas desde la Democracia Cristiana al Frente Amplio, abordaron la manera de sacar adelante la iniciativa, pese a las cortapisas legislativas que ha impuesto el Ejecutivo en la comisión de Trabajo, lugar donde se discute la propuesta.

Así lo aseguró la diputada Alejandra Sepúlveda, miembro de la instancia, quien, en conversación con Diario y Radio Universidad de Chile, sostuvo que desde el Gobierno están utilizando todos los subterfugios legales para impedir que el proyecto se discuta en particular.

“Yo creo que lo que tenemos que hacer es que nos den tiempo para discutir. O sea, éste es un proyecto que lo está conversando todo el país, todos los trabajadores, las organizaciones sindicales y el Gobierno no lo quiere discutir y nos coloca una y otra cosa que no son de gran importancia. Nos colocó de discusión inmediata el que la firma electrónica sirva para los finiquitos, entonces eso es más importante para el Gobierno que conversar sobre las 40 horas”.

En ese sentido, la legisladora señaló que “ha sido muy errático el accionar del Gobierno y yo creo que tiene que ver con que esto efectivamente caló en la ciudadanía y en los trabajadores”.

3931387_n_vir3

A juicio de la diputada de la Federación Regionalista Verde Social la reacción del Ejecutivo dice relación con que en este proyecto se enfrentan dos miradas que son opuestas y en donde queda manifiesta la cercanía de La Moneda con el sector empresarial.

“Hay dos concepciones de modelos de país distintos, aquí es donde el Gobierno le ha dado absolutamente carta blanca al sector empresarial chileno y no ha entendido que para tener un país dinámico y con visión de largo plazo son dos sectores los que tenemos que proteger (…) yo creo que de verdad el foco del Gobierno está solo puesto en el empresariado y no entiende que esta es una simbiosis de dos actores con mucha importancia que hoy están en un tremendo desequilibrio”.

Desde esa perspectiva, Alejandra Sepúlveda enfatizó que “lo que está planteando el Gobierno es retroceder en derechos, pero al mismo tiempo es no entender esta relación que tiene que tener el empresariado y los trabajadores para que este país se pueda desarrollar”.

41 horas y el argumento “engañoso” 

Al mismo tiempo que los diputados de oposición se daban cita en Valparaíso, el ministro del Trabajo,  Nicolás Monckeberg otorgaba una serie de entrevistas en las señaló, entre otras cosas, que “incluso los (países) más zurdos, los más de izquierda, se abren a la flexibilidad porque tiene que ver con la productividad”. Además, la autoridad hizo un llamado a “no infantilizar a los trabajadores” por querer negociar individualmente con su empleador.

Al respecto, la parlamentaria recalcó que el proyecto del Ejecutivo es “engañoso”, ya que, por un lado, la rebaja a 41 horas constituye un promedio y no un límite de horas semanales, y por el otro, avanzar en mayor flexibilidad laboral sin sindicatos fuertes, sólo favorece al empleador.

“Si bien esto tiene que ver con un promedio, efectivamente es engañoso porque nosotros decimos 40 y ellos dicen 41, entonces uno cree que sólo la discusión es por una hora y no es así, es cómo se reparten estas 41 horas en que tú las puedes concentrar. Además de eso hay algo que es súper importante y que es cómo tú negocias eso. En una negociación bilateral, ¿qué posibilidades tiene el trabajador de negociar con su jefe? Prácticamente ninguna”.

Respecto de la amenaza del oficialismo de llevar la moción al Tribunal Constitucional, la diputada expresó que “estamos súper acostumbrados a esa amenaza, para nosotros lo importante es que esto se transforme en ley y si después ellos lo hacen van a tener que dar las explicaciones al país y a todos los trabajadores y trabajadoras”.