Diario y Radio U Chile

Escritorio

Gilberto Aranda: “No sé si le hace bien a la izquierda celebrar el regreso del kirchnerismo”

El analista internacional y académico de la Universidad de Chile sostuvo que más que ser de izquierda o derecha, "los peronistas son peronistas". Esto, en directa alusión al binomio conformado por Alberto Fernández y Cristina Fernández que, en las primarias argentinas, obtuvo más del 47 por ciento de los votos.

Camilo Villa J.

  Miércoles 14 de agosto 2019 19:28 hrs. 
666jj6

Ni la dupla Macri-Pichetto ni la fórmula Fernández-Fernández se esperaban un resultado tan contundente.

El actual presidente argentino y postulante a seguir en el cargo, Mauricio Macri, quedó 15 puntos abajo del candidato Alberto Fernández, quién alcanzó el 47,65 por ciento de los votos emitidos en las primarias de este 11 de agosto.

Claramente el escenario es complejo para Macri de cara a la elección del 27 de octubre venidero, pues alcanzar al Alberto Fernández es una tarea titánica, y las distintas tendencias políticas de la región lo saben.

Es el caso de un sector de la izquierda latinoamericana, que ha hecho suyo el triunfo de los peronistas Alberto Fernández y Cristina Fernández. Sin embargo, el compañero de fórmula de Macri, Miguel ángel Pichetto también es peronista. Para complejizar aún más la historia, entre Cristina y Alberto Fernández hay todo un historial de ataques y acusaciones recíprocas, poco importó que ambos sean seguidores de Juan Domingo Perón.

¿Es realmente la izquierda la que triunfó en las primarias argentinas? Para el analista internacional y académico de la Universidad de Chile, Gilberto Aranda, no está del todo claro, pues el peronismo desbordaría una determinada posición ideológica.

“Hay que estar muy consiente que el peronismo puede tener una tonalidad elitista o popular –en este caso popular-, pero los peronistas más que ser de izquierda o derecha, son peronistas, que es un sentimiento, como ellos dicen. Entonces a veces en Chile cierto sector político lo celebra como una victoria de la centro izquierda, yo diría que eso no es completamente errado pero hay que mirarlo con cuidado. Los peronistas son peronistas”.

fef2fe2fe

Binomio Fernández-Fernández

En ese sentido, Aranda recordó las acusaciones de corrupción que pesan sobre Cristina Fernández y el kirchnerismo en general, situación por lo que la izquierda debiese tener más cuidado a la hora de abanderarse por esta opción.

“El Gobierno anterior no está libre de polvo y paja respecto de los temas de corrupción. Si la fórmula Fernández-Fernández fuera izquierda –que yo tengo mis dudas-, no sé si le hace bien a la izquierda celebrar el regreso del kirchnerismo, donde existen políticos en los cuales recaen dudas sobre su honestidad”.

En todo caso lo que sí no deja espacio para cuestionamientos –sostuvo Aranda- es que el triunfo de los Fernández es una derrota para la derecha, misma que hoy ostenta el poder en Argentina, poder que eventualmente perdería debido a las políticas económicas que aplicó Mauricio Macri.

“Los argentinos votaron con el bolsillo, lo que significa que para los argentinos el tema de la corrupción es menos importante que el tema del empobrecimiento de su calidad de vida. Hay que decir que en el fondo lo que hizo Macri fue un ajuste y el costo del ajuste lo asumieron los jubilados, los sectores más pobres y la clase media, y eso en Argentina no gustó. Por lo tanto se votó pensando en eso, fue un castigo al Gobierno”, afirmó Aranda.

Además, el académico de la Universidad de Chile apuntó a la personalidad de Macri como otro de los factores que explican su fracaso.

“Me parece que Macri tiene cierta soberbia, ha estado hablando de los mercados con lo cual busca provocar algo de temor y así la gente, por miedo, lo termine votando a él. La soberbia le ha jugado en contra”.

El analista internacional también se refirió al presente político de Latinoamérica, donde se intercalan gobiernos que van de un extremo a otro.

Consultado sobre si el triunfo del kirchenrismo es una vuelta al progresismo en el continente, Gilberto Aranda señaló que en la actualidad la lucha no es entre izquierda ni derecha, sino entre populismos nuevos y populismos clásicos.

“Estamos atrapados entre populismos, no entre izquierda y derecha, ese es el problema. Estamos atrapados en un populismo clásico y los populismos nuevos, que son conservadores, de derecha. Estamos atrapados en el populismo del ofertazo, de la oferta rápida, de los cambios completos, eso es lo que preocupa”, señaló.

Por último, el académico de nuestra casa de estudios destacó que el inminente triunfo de la oposición en Argentina es una lección para la oposición chilena, pues en el país vecino fueron capaces de unirse, incluso, sorteando serias diferencias entre Alberto Fernández y Cristina Fernández. Por el contrario, en Chile, la oposición se ha segmentado y se dificulta cada vez más un acuerdo común para enfrentar al oficialismo.