Diario y Radio U Chile

Escritorio

La economía boliviana impulsa a Evo Morales hacia su eventual reelección

Economistas del país altiplánico analizan las claves de cómo la nación se encamina a ser una de las que más ha crecido este 2019 en toda América Latina. Un éxito financiero que deberá ser sometido a evaluación el próximo mes de octubre, cuando se desarrollen las elecciones presidenciales y parlamentarias.

Rodrigo Fuentes

  Viernes 20 de septiembre 2019 10:07 hrs. 
7_p_1_rochaaaaaaaaaa

Bolivia lleva más de una década creciendo a un ritmo destacado, muy superior al de Estados Unidos y el resto de los países sudamericanos.

La percepción económica de la población impulsa el proyecto del presidente de la nación altiplánica, Evo Morales, de reelegirse por cuarta vez en octubre, cuando se celebren elecciones generales en las que parte como gran favorito.

El llamado “milagro económico boliviano“, no es casual. Para el economista local Ramiro Lizondo, la clave estuvo en el cambio de constitución que permitió nacionalizar los hidrocarburos.

Lizondo precisó que empresas estratégicas para el país que pertenecían a privados, fueron adquiridas por el Estado, como, por ejemplo, compañías de gas y petróleos, que hoy día significan una renta base fiscal importante. Lo que ha permitido, según el especialista, importantes inversiones públicas y alta inversión social, especialmente en infraestructura.

“Ya no dependemos tanto de las exportaciones como era antes en la lógica neoliberal, donde había que exportar o no nos quedaba más camino que morir. Ahora es el mercado interno quien sostiene al país de una crisis global que impacta en el bajo precio de las materias primas, entonces el crecimiento boliviano está hoy sustentado a partir de esa política económica que ha permitido recuperar los recursos naturales y esas rentas invertirlas en producción y así mejorar las condiciones de vida de la ciudadanía”, afirmó.cuadro crecimiento

El economista recalcó que, a pesar de la crisis económica internacional y la disminución en los precios de productos de exportación básicos, el Estado además logró ahorrar y fue cauto en no despilfarrar el dinero que le llegó después de decretar la nacionalización de los hidrocarburos en 2006. Factor que representa un 30 por ciento de la economía local.

Según una encuesta de Ciesmori publicada recientemente por el diario El Deber, el 36 por ciento de los bolivianos piensa que la situación financiera del país hoy es “buena” y el 27 por ciento, que es “regular”.

Para Lizondo el respaldo incondicional al proyecto político del presidente Evo Morales está en el sector rural. Sin embargo, existe escepticismo en la población de algunas ciudades importantes como La Paz y Cochabamba, donde sectores medios han sido, según él, afectados por el fenómeno del desclasamiento, sumado al desinterés del sector juvenil que vota por primera vez, quienes perciben un agotamiento de la figura de Evo Morales.

“Han resurgido posiciones racistas, fascistas, en estos últimos meses de campaña que reflejan que las condiciones básicas que nos heredó un proceso de colonización brutal, no se han superado en estos 13 años de gobierno. Eso también pone a la oposición en una condición crítica, porque el principal respaldo de Evo Morales son organizaciones y colectivos rurales indígenas. Entonces cuando la oposición dice no más indios, además de decirle a Evo, están diciendo no a estas instancias ciudadanas que participan en la gestión de gobierno”, subrayó.   26-4

Para el también economista boliviano, Gonzalo Gonsalvez, en estas próximas elecciones presidenciales del 20 de octubre se enfrentan los logros económicos del actual Presidente Morales, contra el también ex mandatario Carlos Mesa, quien según las encuestas es actualmente el segundo en las preferencias, y que basa su discurso oficial en continuar con dicho ritmo de crecimiento, pero que es percibido – precisó- por sectores de la población como un liberal que apuesta por la total apertura financiera.

“Existen sectores populares de la población que ven con mucha preocupación la propuesta general del candidato Carlos Mesa, ya que, por su pasado, vinculado a los partidos tradicionales y con las alianzas que, a nivel internacional con sectores muy conservadores, perciben que este candidato no dudará en retornar al modelo neoliberal como ha sucedido en Argentina, y preocupado también por las consecuencias sociales que esto pueda traer”, argumentó.

Los adversarios del presidente Evo Morales critican que algunos grupos han sido excesivamente favorecidos con los ingresos fiscales y que en ocasiones los beneficios del crecimiento dieron origen a casos de corrupción que han involucrado a líderes políticos oficialistas.

En todo caso, se le reconoce al mandatario altiplánico que sus políticas han sido lo suficientemente cautas y pragmáticas como para, por ejemplo, vender su gas a través de contratos a largo plazo en los que se establece una cotización fija, además de controlar la inflación y mantener reservas fiscales.

Y así, consolidarse como el país que más crece de América del Sur y uno de los que más ha reducido la pobreza a través de la distribución equitativa del ingreso.