Diario y Radio U Chile

Año XI, 15 de noviembre de 2019

Escritorio

Prevención del VIH en la U. de Chile, una política que podría replicarse en el Estado

En el marco del cierre de la campaña de prevención “El VIH no discrimina” de la Universidad de Chile, y ante un escenario en el que las cifras por contagio podrían aumentar, el director del Centro de VIH de esta casa de estudios, Alejandro Afani, conversó con nuestro medio y se mostró a favor de la iniciativa parlamentaria de adelantar el inicio de la educación sexual en etapa preescolar.

Eduardo Andrade

  Lunes 14 de octubre 2019 18:17 hrs. 
Portada

La Universidad de Chile culminó, este lunes, la primera etapa de la campaña de prevención denominada “El VIH no discrimina”, y que consistió, principalmente, en la aplicación de aproximadamente 2 mil test de descarte del virus en diversos campus de la institución.

Esta iniciativa tuvo su origen en el año 2017, cuando fueron publicadas las cifras que ubicaban a Chile como el país latinoamericano con mayor aumento de casos de VIH.

En ese entonces, el hoy director del Centro de VIH del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, Alejandro Afani, planteó a la institución iniciar con una serie de políticas de prevención cuya finalidad era detectar casos similares en la comunidad universitaria y que, a su vez, permitieran la pronta aplicación del tratamiento respectivo.

Alejandro Afani

Para 2019, el mismo hospital ha querido adelantarse a las cifras oficiales sobre el incremento de casos de VIH en el país, y esta proyección -según detalló Afani- es probable que continúe en alza.

“De enero a mayo de 2019, la información solicitada por nuestro hospital dice que tenemos 3144 casos nuevos, lo que significa que este año vamos a tener 7500 a 8000 nuevos casos diagnosticados. Y si consideramos que el año 2017 fueron 5816, el año pasado 6948, seguimos en la tendencia del incremento”, explicó el inmunólogo.

En tal sentido, la principal política llevada a cabo por la Casa de Bello ha consistido en la aplicación de tests a toda la comunidad universitaria y, en esta última etapa desarrollada en el campus Eloísa Díaz, las primeras pruebas con el autotest.

Sin embargo, esto no es lo único que se necesita si lo que se pretende es revertir las cifras mostradas. Así, en conversación con nuestro medio, Afani se refirió al desconocimiento sobre educación sexual presente en los jóvenes, y se mostró a favor de la iniciativa parlamentaria de adelantar este tipo de educación desde la etapa preescolar.

“Todo lo antes que se pueda adelantar va a ser necesario. Los antecedentes demuestran un gran desconocimiento que hay respecto de la educación sexual. Uno lo ve a diario, hay un desconocimiento enorme en los estudiantes y hoy esto se está dejado al libre albedrío de cada establecimiento”, criticó Afani.

2

Por su parte, el rector de la universidad, Ennio Vivaldi, se refirió también a las cifras que tiene el país respecto de contagios por VIH y recalcó la urgente necesidad de políticas públicas gratuitas que puedan ayudar a su contención.

“Chile es un país que siempre se ha lucido en términos de salud pública, aquí no han repercutido enfermedades que en otros lugares han causado estragos. Eso no ocurrió con el VIH, sino que ocurrió exactamente lo contrario. Creo que esto debería ser un motivo de reflexión sobre políticas públicas, algo en las últimas décadas no estuvo bien hecho en cuanto al VIH”, precisó.

La realización de esta campaña preventiva contó, desde sus inicios, con el apoyo de los parlamentarios Jaime Bellolio y Karol Cariola, quienes además fueron los primeros en aplicarse el llamado autotest.

La diputada Cariola, además, puso énfasis en el ejemplo que ha brindado esta casa de estudios en materia de prevención, e insistió en que los test rápidos debiesen ser parte de ser parte de las políticas públicas del Ministerio de Salud.

1

“Con el diputado Bellolio dimos muestra del ejemplo y la necesidad de que esto sea una política pública que se aplique en los espacios públicos. El test rápido debe ser una política pública que el Ministerio de Salud aplique en todos los servicios públicos del país. Necesitamos detectar a aquellas personas que viven con el VIH y que no lo saben”, enfatizó.

Hay que recalcar, finalmente, que la campaña realizada por la Universidad de Chile es aún más relevante si se tiene en cuenta que la población más afectada por contagios de VIH en el país son jóvenes entre 15 y 29 años. Es decir, justamente el rango de la población estudiantil universitaria.

A la fecha, además de los tests aplicados durante la campaña, la Unidad de Inmunología del Hospital Clínico ha alcanzado la cifra de 6000 mil test. Asimismo, la institución está facilitando una encuesta a la comunidad universitaria que permitirá reorientar las políticas de educación sexual manejadas hasta hoy.