Diario y Radio U Chile

Año XI, 13 de diciembre de 2019

Escritorio

Trabajadores de la salud exigen que se termine con violencia policial en recintos hospitalarios

La Confederación Democrática de Profesionales Universitarios de la Salud (Confedeprus) condenó enérgicamente las acciones represivas de carabineros y el uso de gases lacrimógenos en las inmediaciones y al interior de recintos asistenciales de todo el país.

Rodrigo Fuentes

  Jueves 14 de noviembre 2019 19:37 hrs. 
pacos 1

La Confederación Democrática de Profesionales Universitarios de la Salud (Confedeprus), junto a la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), entregaron una carta en la Contraloría General de la República denunciando el ingreso irregular de carabineros a diversos centros hospitalarios, y el uso indebido de bombas lacrimógenas al interior e inmediaciones de los recintos asistenciales.

Según los representantes sindicales, tanto la autoridad de la entidad fiscalizadora, Jorge Bermúdez, como el Ministerio del Interior, deben investigar acuciosa y objetivamente los hechos, para así determinar responsabilidades administrativas y derivar el conocimiento de estos antecedentes a la justicia militar o civil.

La presidenta de Confedeprus, Consuelo Villaseñor, precisó que este tipo de actos son una muestra más de la persistente violación a los Derechos humanos de la ciudadanía. Situaciones que –advirtió- no son asumidas con la relevancia que amerita por parte del Gobierno.

“Prohibición total de utilizar disuasivos químicos en sectores donde puedan verse afectados hospitales, consultorios, jardines infantiles o lugares de similar naturaleza, con presencia de niños/as, mujeres embarazadas, adultos mayores y personas con capacidades diferentes o con notorios problemas de salud. Este actuar por parte de Carabineros de Chile vulnera todos los protocolos establecidos respecto al uso de estos gases, razón por la cual no podemos quedarnos como simples observadores, tomando la decisión de formalizar nuestra denuncia en todas las instancias pertinentes”, afirmó.file_20191106163709

La representante del gremio que agrupa a los profesionales de la salud agregó que, en la región Metropolitana, los hospitales Exequiel González Cortés y Félix Bulnes, son los más afectados; en la región de Valparaíso ha sido foco de violencia policial el recinto Gustavo Fricke; y en Chillán, el hospital Herminda San Martín. En todos los casos -se informó- han sido invadidos por gases lacrimógenos afectando salas de urgencias, de espera, salas cunas y otras unidades, aquejando a funcionarios, usuarios y pacientes.

En la oportunidad, el secretario general de la CUT, Nolberto Diaz, se refirió a las últimas expresiones del General Director de Carabineros, Mario Rozas, quien aseguró a sus subalternos que nadie sería dado de baja por “procedimientos policiales”.

“Debe entender que nadie está sobre la ley, ni los trabajadores, estudiantes y uniformados, sus declaraciones son imprudentes, porque es evidente que ha habido una violación sistemática a los Derechos Humanos, que tiene características de epidemia por lo más de 200 casos de jóvenes a los que han mutilados sus ojos, una tragedia humana, y es evidente que no puede ser que después de un mes de protestas haya 24 fallecidos, eso solo trae más violencia”, subrayó.

Recordemos que los colegios Médico y de Matronas también han repudiado los procedimientos de Fuerzas Especiales, quienes han lanzado gases lacrimógenos junto a balines al interior de los recintos hospitalarios.

Los casos de irregularidades de este tipo más recurrentes se han registrado en el Hospital Gustavo Fricke de Viña del Mar, y en el Hospital Regional Hernán Henríquez Aravena de Temuco, donde la violencia policial ha generado pánico y críticas entre los pacientes y funcionarios.