Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Coronavirus: gobierno francés prohíbe las concentraciones de más de mil personas

El Ministro de Salud anunció restricciones para las reuniones públicas, que afectan en particular los eventos deportivos, mientras los franceses se organizan para trabajar a distancia.

RFI

  Lunes 9 de marzo 2020 8:12 hrs. 
Portada Francia





El gobierno francés prohibió las concentraciones de más de mil personas, en un intento por frenar la propagación del coronavirus, que superó en Francia la barrera simbólica de mil contagios, al llegar a 1.126 casos confirmados y 19 decesos.

“Todas las reuniones de más de mil personas quedan prohibidas”, anunció el domingo el ministro de Salud Olivier Véran al cabo de una reunión del Consejo de Defensa en el palacio presidencial del Eliseo.  Hasta ahora el gobierno había prohibido las reuniones de más de 5.000 personas.

La medida tendrá un impacto en el ámbito del deporte y la cultura. Las autoridades ya están multiplicando las cancelaciones de eventos como la Feria del Libro, programada del 20 al 23 de marzo o el Mundial de Tatuajes, previsto del 13 al 15 de marzo en París.

“Nuestra prioridad es hacer todo lo posible para frenar la circulación del virus en el territorio nacional”, subrayó el ministro.

“La epidemia no ha afectado, en este momento, a todo el país, pero está progresando en ciertos territorios en los que la actividad viral es muy dinámica”, dijo Véran.

Las escuelas permanecerán cerradas para más de 300.000 estudiantes a partir del lunes en los brotes de coronavirus más activos de Francia.

Varios eventos deportivos han sido pospuestos este fin de semana, como el partido de fútbol de la Ligue 1 entre Estrasburgo y el PSG, previsto para el sábado 7 de marzo, o el partido de rugby femenino entre Escocia y Francia en el torneo de las Seis Naciones.

El gran acontecimiento que aún sigue en pie son las elecciones municipales, que se celebra a nivel nacional este domingo. Las autoridades mantienen los comicios pese la concentración de personas que se espera en los lugares de votación. En este sentido, es una incógnita cómo el miedo al contagio afectará la participación ciudadana.

Estadio 2

Otra medida anunciada por el gobierno: una flexibilización de las condiciones para el ejercicio de la telemedicina. “He decidido levantar la obligación de pasar por el médico de cabecera antes de permitir la realización de una consulta a distancia”, dijo el ministro que firmará el lunes un decreto al respecto.

Además, todas las escuelas y guarderías de Ajaccio, Córcega, estarán cerradas, anunció el domingo la prefectura de Córcega, especificando que la ciudad se consideraba ahora como un grupo. Ajaccio es el hogar de 23 de las 28 personas infectadas por el coronavirus en la isla, tres de las cuales están en cuidados intensivos, dijo la Agencia Regional de Salud de Córcega (ARS).

Las empresas se enfrentan al coronavirus

Dentro de las empresas se adoptan medidas para proteger la salud de los empleados y permitirles continuar sus actividades. “Tenemos cuatro botellas de alcohol en gel en la recepción para evitar la propagación del coronavirus. Todo el mundo lo utiliza”, explica a RFI Raïssa, recepcionista de RSM París. Esta empresa de consultoría para pequeñas y medianas empresas, situada en el centro de París, ha venido sensibilizando a sus clientes y a su personal sobre la epidemia de coronavirus.

“Nos preguntan mucho sobre las medidas que las empresas deben tomar para proteger a sus empleados, ya que la obligación de seguridad es una de las obligaciones inherentes a todo empleador”, subraya Pauline Tuil, gerente de derecho laboral.

Y recuerda las reglas básicas de higiene: “Lávate las manos cuando salgas del metro, no estornudes sobre la gente, tampoco en las manos, sino en el codo. Recientemente, se ha pedido a la gente que no dé la mano a los clientes, empleados, etc., para que no se den un beso por la mañana cuando lleguen”.

Ante menor sospecha, François Aupic, encargado de los recursos humanos, toma la delantera. “El fin de semana pasado, una colaboradora me avisó: ‘Estaba en casa de mis padres en Italia, en la región de Lombardía. ¿Qué tengo que hacer?’. La puse inmediatamente en cuarentena y empezó a trabajar desde su casa. Ahora todos los empleados de RSM tendrán que llevar su equipo de computación todas las noches en caso de que tengamos que trabajar a distancia sin previo aviso”.