Diario y Radio U Chile

Año XII, 15 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

Jaime Bassa sobre dichos de Micco: “Legitima aquellos discursos que relativizan la protección de los DD.HH.”

El abogado experto en Derecho Constitucional señaló que los dichos del director del INDH son preocupantes. Y afirmó que quienes sean parte del Consejo de dicha institución deben tener un compromiso “a toda prueba”.

Andrea Bustos C.

  Domingo 3 de mayo 2020 15:00 hrs. 
Jaime Bassa





Durante este fin de semana una entrevista al director del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Sergio Micco, generó una ola de cuestionamientos en su contra, dado que de parte de sus declaraciones se desprendieron dudas sobre el respeto a todo evento que debe existir sobre los derechos humanos.

“Indudablemente no hemos hecho lo suficiente para comunicar una de nuestras verdades: no hay derechos sin deberes”, fue parte de la declaración de Micco que generó molestia incluso en los consejeros del INDH.

Respecto de esta situación, el académico de la Universidad de Valparaíso y experto en derecho constitucional, Jaime Bassa, señaló a Radio Universidad de Chile que “una de las características más esenciales de los derechos humanos es que estos son incondicionales, es decir, son atributos que tienen las personas por el solo hecho de ser personas, sin necesidad de contar con condiciones o atributos adicionales, y entre los cuales ciertamente no está el cumplimiento de deberes”.

En esa línea, dijo que estos son derechos que no responden a ninguna condición, pero que, sin embargo, en dicha entrevista “da la impresión de que él insinúa que los derechos se encontrarían condicionados al cumplimiento de ciertos deberes. Lamentablemente la entrevista no solo es mala, sino que es poco clara en el sentido de que no da cuenta exactamente a qué deberes se refiere, pero del contexto de la entrevista, del hecho de dirigirse a los jóvenes y de hacer una especie de mea culpa en el sentido de no haber transmitido suficientemente la importancia de los deberes de los jóvenes, da la impresión de que Micco se equivoca, porque condiciona los derechos al cumplimiento de deberes y eso está fuera de todos los criterios teóricos sobre los derechos humanos”.

 

Sergio Micco

 

“La contracara de los derechos, efectivamente, son los deberes que tienen otras personas para respetar nuestros derechos, pero en ningún caso la contracara de nuestros derechos son nuestros deberes. En esa distinción, yo creo que la entrevista de Micco es poco precisa”, comentó Bassa.

En esa línea, el abogado indicó que estas declaraciones son particularmente preocupantes, puesto que durante las últimas décadas en Chile han existido constantemente discursos que relativizan los derechos humanos. Y las palabras de Micco podrían ser funcionales a dichos de ese tipo.

“El problema es que este tipo de declaraciones, viniendo de una autoridad que tiene un cargo muy importante en materia de protección y promoción de los derechos humanos, de alguna manera legitima todos aquellos discursos de quienes relativizan la protección de los derechos humanos de chilenos en Chile, no de Cuba, ni Corea del Norte ni Venezuela, no”, indicó.

Y añadió que “en Chile, ha habido violaciones masivas a los derechos humanos en los últimos meses, hubo violaciones sistemáticas a los derechos humanos en dictadura. Y siempre hemos convivido con personas que están dispuestas a relativizar su protección, criticando la eventual posición que han tenido las víctimas en determinados contextos. Hemos escuchado muchísimas veces esto de que bueno, algo habrá estado haciendo, blanca paloma no era. Ese tipo de cuestiones están a mi juicio en la misma línea de lo que está diciendo Micco, porque son afirmaciones que relativizan la protección de los derechos humanos y lo condicionan al cumplimiento de ciertos deberes”.

 

jaime bassa 2

En esa línea, Jaime Bassa ejemplificó con lo que se vivió en el recién conmemorado Día del Trabajador el pasado viernes, en que varias personas fueron reprimidas en Santiago y Valparaíso, por manifestarse. Sin embargo, el abogado señaló que, si bien las autoridades se excusaron en el estado de catástrofe, éste solo ha limitado el derecho a reunión, pero en ningún caso lo ha suspendido.

“Esa represión policial del Día del Trabajador es justificada desde la misma estructura discursiva de las declaraciones de Micco -‘si usted no cumple con sus deberes, no puede exigir que se respeten sus derechos’-. Eso es uno de los peores males que venimos arrastrando en la democracia chilena”, explicó.

En tanto, en lo que refiere al rol que ha tenido el director del INDH, Jaime Bassa dijo que “es súper complicado referirse a personas que tienen un presente tan polémico y que al mismo tiempo arrastran un pasado de cierta legitimidad. Yo creo que Micco efectivamente tiene una historia de los ’80 y ’90 de defensa de los derechos humanos, pero hoy su figura está siendo un foco de división y de distorsión en el mundo de los derechos humanos, más que un pilar de promoción y protección”.

Asimismo, el experto en Derecho Constitucional aclaró que por sobre juzgar a Sergio Micco, lo importante es establecer el comportamiento del Instituto en general, más allá de este escenario particular.

“Los integrantes del consejo del INDH y especialmente su director, deben ser personas con un compromiso absolutamente incuestionable en materia de protección y promoción de los derechos humanos. No podemos permitirnos, en un país que sistemáticamente vive periodos de vulneración, este tipo de declaraciones tan erráticas que responden a comportamientos, también, tan erráticos (…) Lo importante es que la institucionalidad cuente con personas con compromiso a toda prueba. Y lo que hemos visto en el último tiempo es que ello no ocurre”, finalizó.