Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio
Internacional

La guerra de Vietnam 45 años después

Columna de opinión por Patricia Abarzúa Muñoz
Lunes 4 de mayo 2020 17:13 hrs.


Compartir en


El 30 de abril es el día en que todo Vietnam rinde homenaje al presidente Ho Chi Minh. Es el día en que la memoria se activa en todo el país para recordar, saludar y homenajear a los veteranos y héroes de la guerra por parte de las autoridades, el pueblo entero y en particular por parte de las nuevas generaciones. Es el día en que los vietnamitas conmemoran el término de la guerra de Vietnam; el término de la invasión de los Estados Unidos que fue derrotado frente al pueblo que luchó dignamente por su independencia y su libertad.

Cada 30 de abril se rinde homenaje al presidente Ho Chi Minh y cada cinco años, especialmente en Saigón, actual Ciudad Ho Chi Minh, es donde se realizan las actividades más importantes teniendo como telón de fondo la puerta que fue derrumbada por el tanque que entrando a la sede de gobierno, del entonces Vietnam del Sur, marcó el momento del triunfo definitivo de la liberación. Allí desfilan las fuerzas armadas y todas las organizaciones sociales y gremiales del país frente a las autoridades nacionales e internacionales y frente a representantes diplomáticos y amigos invitados del mundo entero.

El 2020 trae a la memoria estos 45 años de paz sin desfile ni invitados especiales. La pandemia que enfrenta el mundo les ha obligado a tomar medidas extremas. Con más de 95 millones de habitantes y cercanos al foco inicial de contagio en China, algo más de mil kilómetros, visualizaron a tiempo la necesidad de actuar con un sentido estratégico en la protección de la salud de su pueblo. Han puesto en práctica un método propio con los resultados propios de un pueblo que persevera en la organización social y la solidaridad, lo que les permite enfrentar la crisis sanitaria con menos angustias y con las necesidades básicas cubiertas.

En el ámbito sanitario han implementado cinco puntos para enfrentar la pandemia de manera cautelosa y rigurosa: contención de la propagación, detección, confinamiento, bloqueo y erradicación. En lo económico han entregado asistencia financiera desde el mes de abril a los hogares en el umbral de la pobreza y las empresas que cubren el 50 por ciento del sueldo de sus trabajadores pueden postular a un préstamo del Estado para cubrir la diferencia que se entrega directamente en las cuentas de los trabajadores. La solidaridad surgida de empresarios y donantes ha permitido instalar dispensadores de arroz gratuito para apoyar a la población que lo necesite en Hanoi, Ciudad Ho Chi Minh, Hue y Da Nang. La idea se extiende rápidamente a otras localidades de norte a sur del país despertando la admiración de organismos internacionales.

La prensa norteamericana ha destacado esta experiencia en su cadena de CNN y la escritora Marianne Williamson ha escrito en su cuenta de Twitter que “esta es una idea que debemos implementar. Millones de estadounidenses están muriendo de hambre y más desesperados cada día”. Vietnam ha registrado 2 casos de COVID-19 por millón de habitantes, con 270 confirmados de los cuales 130 son importados y puestos inmediatamente en cuarentena a su llegada al país. La tasa de recuperación ha sido del 81 por ciento. Actualmente 51 casos están siendo tratados en establecimientos médicos y el Comité Directivo Nacional para la Prevención y Control del COVID-19 ha informado que van 14 días sin nuevos infectados en la comunidad.

Estos 45 años de paz en Vietnam estarán sellados por la lucha ejemplar contra el pequeño enemigo invisible que ha sido capaz de detener el gran desfile de Ciudad Ho Chi Minh frente a las autoridades nacionales e internacionales y la presencia de los amigos de Vietnam que cada cinco años les acompañan en la conmemoración del gran día de la liberación y la reunificación. Incienso y coronas han saludado la memoria de los caídos en todo el país frente los monumentos que les rinden homenaje. La principal ceremonia de conmemoración se ha realizado en Hanoi frente al Mausoleo del presidente Ho Chi Minh que en su parte más alta luce la consigna: “Nada es más preciado que la independencia y la libertad”. No se vieron las filas de cientos de personas que diariamente visitan el lugar. Sólo el Comando de Protección del Mausoleo, las más altas autoridades del país y ex altos funcionarios se han dado cita, guardando la distancia debida entre ellos, para rendir homenaje al líder de la liberación y la reunificación nacional con la satisfacción de poder ofrecer una cuenta que pone al país a la vanguardia de esta otra gran lucha, la lucha contra la pandemia. Vietnam no registra fallecimientos por COVID-19.

El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.