Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

El universo místico de Gabriela Mistral sale a la luz en una nueva antología

A través de una serie de textos, el libro da cuenta de una dimensión en la que dialogan elementos como el cristianismo y la cultura oriental. El ejemplar también presenta escritos inéditos de la autora.

Abril Becerra

  Domingo 10 de mayo 2020 13:28 hrs. 
gabriela-mistral





“Soy apenas una persona que ha mudado dos o tres conceptos religiosos con una fuerza muy grande en esta naturaleza”.

De esa manera y sin mayores pretensiones, Gabriela Mistral describió su universo religioso, aspecto que con los años se transformó en un enigma producto de su complejidad y que hoy sale a la luz en una nueva publicación: Toda culpa es un misterio, antología mística y religiosa de Gabriela Mistral (La Pollera Ediciones).

El libro del investigador Diego del Pozo reúne cerca de 50 textos resguardados y digitalizados por la Biblioteca Nacional de Chile. A través de ellos es posible dimensionar la percepción de la autora respecto de temas como el cristianismo, Dios, la Iglesia, la cultura oriental, la naturaleza, la mujer contemporánea, el matrimonio, el futuro de Latinoamérica y el rol del artista. 

En definitiva, se trata de un recorrido extenso que revela un entramado rico en elementos: “Al estudiar a Mistral, uno se da que hay muchas cosas, de partida, su curiosidad total en torno a las religiones, porque si bien ella se forma sobre la base de la lectura de la Biblia, pronto, en su juventud, surge su relación con la teosofía, con algunas logias masonas, y empieza a tener curiosidad por otros aspectos del mundo culto, esotérico”, comentó Diego del Pozo. 

Hay momentos de aprendizaje en el que se aleja un poco de Cristo y se acerca mucho al mensaje de Buda, que son cosas que quedan para el resto de su vida. Varias veces mencionó cosas como que la meditación le salía mucho más fácil que los rezos. Hasta el final de sus días fue creyente en la reencarnación. Todas esas cosas me parecían que eran muy relevantes para entender la complejidad de su discurso, porque ella no fue una persona que se metió en una ideología, en un culto, y quedó de brazos cruzados y cabeza gacha, por el contrario, configuró una relación propia en torno a su vida espiritual”, dijo el investigador. 

Toda culpa es un misterio. Libro Mistral

El texto también responde a una investigación que busca ahondar en la figura de Gabriela Mistral respecto de su propio universo: ya en 2013 La Pollera Ediciones había publicado Poema de Chile, y luego, en 2015, la antología de textos políticos, Por la Humanidad Futura.

“Una de las motivaciones de todo este rescate editorial es ir tensionando la figura inmovilizada de Gabriela Mistral. Esta es una dimensión muy particular y útil para entenderla tanto como luchadora social y poeta”, sostuvo Diego del Pozo. 

“Ahora, el fin de la publicación es ir armando una cierta pauta de acceso para generar más curiosidad y para que la gente siga investigando. Es un rol de mediación”, añadió.

Inéditos

Toda culpa es un misterio recoge, asimismo, diferentes textos inéditos. Uno de ellos es el manuscrito Dios en el que la autora propone una mirada donde la divinidad es el ser creador que ha dejado una parte de él en cada cosa del universo: “Son enemigos del Cristianismo los que quieren/ volverlo complejo, los que le enturbian la/ transparencia y le arrebatan sencillez porque su/ eterno encanto es ese”, dice el texto. 

A esta selección también se suma Mujer y Matrimonio, donde la autora escribe: “Conjuntamente con la liberación económica, parece que las muchachas vayan hacia una clara liberación del clásico españolismo del siglo pasado, pero esto ocurre en las muchachas súper cultas o las llamadas temperamentales”.

Al mismo tiempo, el ejemplar se hace cargo de textos ya conocidos, pero que aportan una nueva mirada desde el punto de vista del misticismo: este es el caso de Decálogo del artista

gabriela mistral

Así, en los escritos presentados en la antología, la autora se sumerge en la búsqueda de un humanismo capaz de superar el “materialismo monstruoso” de su tiempo. Desde allí, levanta una postura donde confluye su sentir espiritual, en conexión con la naturaleza y el arte.

El texto también revela una dimensión que, hasta ahora, había sido recluida al aspecto íntimo de la autora. Esto, ya que públicamente Mistral se calificó partidaria de un “cristianismo social”, sin profundizar en complejidad de su cosmovisión. 

“De manera pública, Mistral fue muy astuta. Siempre fue una cristiana que defendió los derechos sociales, el mensaje de Cristo, pero desde el espacio privado, lo que son cartas y lo que son sus propios manuscritos. Ahí nos damos cuenta de que de manera íntima sí que había una dimensión mucho más amplia y mucho más diversa”, dijo Diego del Pozo, para quien, la obra de la Premio Nobel apenas comienza a desenredarse. 

El libro

Toda culpa es un misterio está disponible en todas las librerías. También puede solicitarse a través del sitio web de La Pollera. Del mismo modo, cada uno de los textos incluidos puede revisarse en la versión digital de la Biblioteca Nacional.