Diario y Radio U Chile

Año XII, 8 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

A un paso de convertirse en ley: Cámara aprueba creación de Servicio Nacional de Protección a la Niñez

El proyecto, que reemplazará al actual Sename, busca saldar las graves faltas que ha tenido la institución a lo largo de los años. Al ser aprobado, el texto pasará a su último trámite constitucional en el Senado para ser promulgado.

Rodrigo Aliaga

  Martes 2 de junio 2020 17:45 hrs. 
sename





Con 120 votos a favor, seis en contra y 25 abstenciones, la Cámara de Diputados resolvió el día de hoy aprobar la propuesta de la comisión mixta que crea el Servicio Nacional de Protección Especializada en la Niñez y Adolescencia.

La nueva institución vendría sustituir al actual Sename en el objetivo de garantizar la protección especializada a la infancia y adolescencia vulnerada en sus derechos, con una fiscalización constante por parte del Ministerio de Desarrollo Social. Además, se creará un Consejo de Expertos para asesorar al Servicio y una Comisión Coordinadora de Protección Nacional que realizará la conexión intersectorial con órganos del Estado.

SI bien se aprobó en mayoría, en la sesión de este martes el debate giró en torno a un artículo transitorio emanado desde la Comisión Mixta y que obligaría a los parlamentarios a votar en conjunto la ley de Garantías y Protección Integral de los Derechos de la Niñez y Adolescenci, condicionando la entrada en vigencia de la legislación que crea el Servicio.

La ley, que busca garantizar  los derechos de la infancia y adecuar la legislación nacional a los principios de la Convención sobre los Derechos de los Niños, supondría además actuar como ley marco a la instalación de la nueva institución, así lo consideraron algunos diputados como el DC, Matías Walker. “Hacemos el llamado al Gobierno a velar por dar celeridad a la Ley de Garantías que lleva mucho tiempo en el Senado. Ese proyecto debe ser el marco de todo el sistema integral de infancia y por eso es que aprobamos la indicación transitoria, que establece que tienen que entrar en vigencia de manera conjunta”.

Esto causó indignación en diversos parlamentarios que optaron por hacer reserva de constitucionalidad ante este hecho, considerándolo como un “amarre” a la tramitación del otro proyecto.

Uno de ellos fue el vicepresidente de la Cámara, Francisco Undurraga (Evópoli): Es “un chantaje, eso es lo que nos hicieron y propusieron. Nosotros vamos a tener que salir a votar una ley a cambio de aprobar otra para que, efectivamente, se cumpla el objetivo. Estamos nuevamente modificando la forma de hacer política, estamos poniendo los intereses ideológicos por sobre los intereses de estos niños”.

En la misma línea se expresó el RN Gonzalo Fuenzalida:“Creo que esto es perjudicial porque afecta nuestra libertad para votar, están condicionando mi voto. No tengo problemas con el proyecto de garantías, pero no me pueden imponer cómo votar, porque eso es un chantaje político”.

“Existían acuerdos previos de todas las bancadas que decían que era esencial que estos proyectos vayan en paralelo. Este nuevo sistema nacional tiene un alma y necesariamente es la Ley de Derechos y Garantías, porque no se entiende un sistema, que llega a reemplazar otro, sin el cambio de la política sustancial”, respondió el diputado Marcos Ilabaca (PS).

El proyecto ahora pasará a votación al Senado, donde, una vez aprobada la propuesta, se transformará en ley. Desde el oficialismo esperan un veto del Ejecutivo para discutir el artículo transitorio.