Diario y Radio U Chile

Año XII, 27 de octubre de 2020

Escritorio MENÚ

Alberto Mayol por retiro de fondos: “Si el Gobierno gana en el Senado, pierde aún más”

El académico y sociólogo conversó con Radio Universidad de Chile sobre la votación del retiro de fondos de pensiones y el escenario político nacional.

Paula Campos

  Jueves 16 de julio 2020 16:52 hrs. 
A_UNO_812688 alberto mayol





Ha pasado poco más de un día desde la votación que le dio la salida desde la Cámara Baja a la modificación transitoria que permitiría el retiro del 10 por ciento de los fondos de pensiones en medio de este contexto de pandemia.

Desde ayer, más bien, desde el pasado 8 de julio, cuando se votó por primera vez, las declaraciones sobre el momento político del Gobierno y del oficialismo han insistido en la crisis de soledad en la que se encuentra sumido Sebastián Piñera: “sin saber cuándo (sus aliados) lo van a abandonar o sin saber si ya lo abandonaron”, como plantea el académico de la Universidad de Santiago, Alberto Mayol.

Para el sociólogo, lo ocurrido en la votación de este miércoles quedó zanjado 8 días antes, momento en que se demostró lo errada de la estrategia del Gobierno para detener esta discusión. Sin embargo, cometieron un segundo error al pensar que lo podían revertir, pero el desfonde se profundizó, agrega.

Cuando tienes poco poder sabes poco. Sabes que te van a abandonar pero no sabes si ya te abandonaron. Esto pasa mucho y el Gobierno cometió este error. No midieron las consecuencias y terminaron donde terminaron. Pensaron que podían darlo vuelta y se desfondaron por completo porque las abstenciones se volvieron apruebo y, otra vez, se parapetarán sin modificar el repertorio”, dijo en entrevista con este medio.

Este viernes se inicia un nuevo ciclo de discusiones, donde, a juicio de Mayol, la paradoja mayor es que lo peor que le puede pasar al Gobierno, es lo que ellos ven como lo mejor, es decir, que el proyecto se rechace, pues es tal el sentido común sobre las AFPs, que sería un escenario complejo de manejar. “El Gobierno esta entrampado en un camino que es un error y no se ve por dónde van a salir”.

La fallida operación

Categórico habla de la “operación política” que falló y que el Ejecutivo sigue sin entender. En este contexto, plantea que es probable que el Senado apruebe la norma, toda vez que existen parlamentarios oficialistas que no responden a las tradicionales élites de esos mismos partidos y que hoy están pensando en su propio futuro, en su reelección.

“La lógica del político es muy darwinista. Desde la semana pasada el sistema entendió que las AFPs están en los descuentos. Les harán la unción de los enfermos y veremos cuánto tiempo más les quedan. Dicho eso ¿por qué diablos alguien darwinista va a tener que jugar todo en favor de una entidad sin sostenibilidad futura? Los políticos van a entregar a las AFPs lo antes posible, no quienes reciben mucha plata de ellos, pero los demás sí lo harán. No tienen razón para no hacerlo. La misma derecha dijo que ya estaban muertas. La gente de las élites más relevantes vuelve a la tesis de que hay que irse del país. En ese contexto, no tiene ningún sentido que uno vaya a ser el negro héroe del demonio”.

Así, apuesta a que no solo estarán los 24 votos comprometidos del bloque opositor, sino que el senador de Renovación Nacional, Manuel José Ossandón o el propio Iván Moreira de la UDI se sumarán a la lista que podría incluir a un par más.

“Hay una combinación de situaciones que hacen muy difícil lo contrario, como Joaquín Lavín desmarcándose, porque si uno interpreta, puede ver que está por aprobar la moción. Por otro lado, tienes a toda un ala en la derecha que, técnicamente, tiene una oportunidad de marcar una diferencia” y donde el mayor problema, explica, es que si el Gobierno gana “pierde más”.

El desfonde gremialista

Mirar la forma en cómo reaccionó el partido de calle Suecia no es novedosa, a juicio de Alberto Mayol. “No suena tan terrorífico cuando se entiende que la UDI tiene una cultura interna muy específica. Son un partido donde se nota que se estudió al enemigo político y se aprendió de él. La derecha chilena y la UDI, en particular, tienen ese mérito, haber comprendido qué significa el leninismo institucional”.

Desde esa comprensión, indica, esta acción, la de pasar al Tribunal Supremo a los cinco diputados que votaron a favor del retiro de los fondos, es una “versión bastante ordinaria” de la lógica de formar autoritariamente a sus cuadros. “Es como la diferencia de escribir un largo ensayo satírico de alguien o pararte en la puerta de la oficina y decirle unos garabatos”.

“De alguna manera”, agrega “la UDI está en un pantano muy difícil de salir, tratando de evitar que se le vayan sus votantes más a la derecha o por el centro. La UDI se empieza a desfondar por todos costados”.

Algo, sin embargo, que no solo azota a las huestes gremialistas, sino que es una representación propia de la decadencia del sistema tradicional político que hoy conocemos.

“En RN, su presidente, está tratando de refundar su partido en la búsqueda del Partido Nacional. Los sectores más liberales yendo a buscar la Constitución del 25. El partido más alineado con el Gobierno es Evópoli y ellos viven la pesadilla perfecta: un gobierno que no hace lo que ellos quieren hacer, pero dos figuras muy importantes en el gabinete que les impide no seguirlos.  La DC y el PPD irrelevantes, lo mismo pasa con el PR y PS.

El PC tiene un rol, pero marginal, algo que ellos también quieren que sea así. Y un Frente Amplio que no ha tenido la capacidad de entender un ciclo que impulsaron”.

Entonces, es una falla estructural del sistema y la UDI, como líder que fue de ese ciclo, se transforma en un partido que cae en la irrelevancia, al igual que los demás”, sentencia.

¿Qué viene ahora?

La cancha se volvió primitiva. Estamos viviendo un tiempo mundial de retorno a lo básico. La guerra por los recursos que siempre existe, se vuelve más explícita y, por lo tanto, crece la cantidad de piratas y disminuyen los corsarios. Eso, en general, es lo que se puede denominar una reducción civilizatoria. Creo que eso es lo clave de este ciclo político y vamos a estar pegados en este tipo de situaciones y, tal como ahora, que no se nos ocurre cómo resolver las cosas, lo que va a terminar por ocurrir es que nos vamos a quedar pegados en el periodo de protesta e indignación y dando vuelta en este ciclo y repertorios”.