Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Fernando Estenssoro por debate: “No me atrevo a dar un ganador, depende del electorado obrero de EE.UU”

La noche de este martes se enfrentaron los candidatos a la Casa Blanca: Donald Trump desplegó el estilo agresivo, mostrando un Biden, en momentos, sorprendido.

P. Campos y C. Medrano

  Miércoles 30 de septiembre 2020 8:28 hrs. 
DEBATEEUU





La noche de este martes fue el primer debate presidencial entre Donald Trump y Joe Biden. Dede Ohio, los candidatos se enfrentaron en un momento que fue calificado como “bochornoso”, por la gran cantidad de descalificativos que marcaron la contienda, muy lejos del tradicionalismo político que viste estos actos de campaña.

En el análisis posterior y en conversación con Radio Universidad de Chile, el académico del Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad de Santiago, Fernando Estenssoro, revisó en detalle la participación de ambos candidatos: “Si recordamos cómo fue la campaña anterior de Donald Trump, también agresiva, estamos viendo el estilo de Trump. Enredó el debate, fue a generar una confrontación. Es un estilo de Trump que se sale de lo tradicional y que lleva los debates donde él se siente más cómodo y puede improvisar”.

En esa mirada, para él, esto “No fue casualidad, fue premeditado” y es parte del diseño de campaña del republicano incumbente que va por la reelección en la Casa Blanca.

Para Estenssoro, Biden quedó sorprendido, porque, justamente, “esa es la gracia que tiene Trump, que sorprende, porque rompe esquemas. En los debates anteriores no había sido tan agresivo, pero como ahora estamos en otra situación, porque él está siendo analizado con su presidencia, donde tiene grandes flancos abiertos, lo que hizo fue señalar que va a desconocer la votación si pierde por correo, por ejemplo, usa una estrategia a lo Trump, pero un paso más allá de lo que nos tenía acostumbrado”.

Así, el mandatario estadounidense “se sale de las reglas del juego y sorprende a los demócratas, quienes quedaron descolocados porque la capacidad de Trump de saltarse los protocolos: interrumpir, no dar diálogo, confrontarse con el moderador… se sale de toda norma”, agrega.

A su juicio, Biden y su equipo estaban preparados, pero no calcularon la capacidad que tuvo Trump de ir más allá, pudiendo solo contrarrestar un poco esa estrategia.

Otro de los análisis del profesor es el resaltar esta idea de “verse vital. Esa postura agresiva, tratando de demostrar a un Biden anciano, poco vital” es parte del juego de Donald Trump a diferencia es “lo que pasa que el estilo Biden es tradicional de un político negociador, en cambio, el otro, es definitivamente un estilo matonesco. Él hizo su juego y eso está en la pelea de imágenes”.

Proyectando lo que viene, Estenssoro reconoce que no se aventura por un resultado: “No me atrevo a dar un ganador, la situación está compleja. No sé cuánto está influyendo estos debates y qué se busca en ellos. No sé cuántos indecisos pueden haber en el universo electoral estadounidense, porque ha sido un año muy raro y tenso por las movilizaciones contra los afroamericanos y la pandemia… esto fue como una pela de box, más que un análisis político: por minutos, Biden dio buenos golpes, pero no consolidó y creo que lo que va a decidir la elección, en mi opinión, es el voto trabajador norteamericano, la clase obrera estadounidense, porque en la primera elección los demócratas lo perdieron, ese trabajador que tradicionalmente había apoyado a los demócratas apoyaron a Trump por su promesa de volver a traer el empleo, este discurso antiglobalista, tema importante en Estados Unidos”.

“En un minuto Biden le habló a ese electorado y, de todo lo que ocurrió anoche, ese fue el minuto más interesante políticamente, porque el estadounidense que estaba viendo el debate, puede haberse sentido tocado con esa pregunta. Eso podría decidir la elección: sí, efectivamente, el trabajador, el obrero estadounidense, se nota decepcionado frente a Trump y vuelve a apoyar a los demócratas, Trump podría perder, porque ellos dieron vuelta la elección la vez pasada”, agregó.

Esto, porque, “después, están otros movimientos como el feminista, el afroamericano, que siempre han estado. No es gente nueva, no suman nuevos sectores, ellos siempre se han movilizado con banderas ya muy antiguas, con tradición, que se mantienen, son actores que meditativamente son importantes, pero al no ser nuevos, al ser tensiones instaladas en la sociedad, no cambian una elección, porque no tienen dudas”, entonces, a juicio de Estenssoro las claves de la elección serán por un lado “en la capacidad de movilización” y, por otro “si los demócratas logran recuperar un electorado que perdieron”.