Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 24 de mayo de 2022

Escritorio

Diputado Soto por “Plan Zeta de Piñera”: “Me recuerda a las teorías de la DINA del ‘Mamo’ Contreras”

Tras la revelación de un informe de la DINE, con errores en su vinculación de agentes extranjeros con el estallido social, el parlamentario criticó el actual trámite legislativo de la Ley de Inteligencia. “Las Fuerzas Armadas no tienen ninguna capacidad que justifique entregarles más herramientas de investigación”, manifestó.

Eduardo Andrade

  Miércoles 21 de octubre 2020 21:03 hrs. 
Portada

Una investigación de El Mostrador ha dado a conocer los pormenores y el tras bambalinas de la declaración de guerra del Presidente Sebastián Piñera, en octubre del año pasado, y que más que ser un capricho comunicacional, parecería ser solo la punta del iceberg de todo un plan orquestado para hacerle frente al estallido social.

Pese a que el propio Sebastián Piñera ha desestimado esta teoría denominándola como “una elucubración”, hay parlamentarios de la oposición que insisten en la gravedad de lo revelado el martes por la noche, puesto que hay argumentos de sobra para al menos dudar de un informe que vincula a un grupo de agentes extranjeros -venezolanos y cubanos particularmente- con las revueltas de octubre pasado.

Uno de los más críticos, por ejemplo, es el diputado socialista, Leonardo Soto, quien en conversación con nuestro medio mostró su preocupación por la calidad del documento presentado por la Dirección de Inteligencia del Ejército (DINE), el cual, en su opinión, carecía del rigor necesario para impulsar la estrategia tomada por el Ejecutivo.

2

“La hipótesis que habría planteado la DINE al Presidente para usarla para la toma de decisiones me parece que es preocupante porque parece ser muy funcional a los objetivos políticos que aparentemente tenía Sebastián Piñera en esos días, que era iniciar una ofensiva de represión policial y militar frente a los millones de chilenos que se estaban manifestando precisamente por las condiciones injustas y desigualdad que tiene nuestro país. Parecía un informe preparado para justificar una represión de un nivel superior en materia policial y militar”, aseguró.

Esta fórmula, para Soto, no es invento del gobierno de turno, y más bien tiene mucha similitud con algunas estrategias utilizadas por le Dictadura Cívico Militar, las cuales también advertían de influencia extranjera en la protesta social de la época. “Me hace recordar a las teorías que en su momento planteaba la DINA, cuando estaba al mando de Manuel ‘Mamo’ Contreras”, manifestó el parlamentario socialista.

“En esa época eran muy frecuentes estos informes de la dirección de inteligencia del Ejército, que hablaban de la intervención de agentes de seguridad en Chile, de origen cubano y venezolano, con armamento sofisticado que solo existía en la imaginación de estos servicios y más bien era informes solicitados para justificar beneficios de política del dictador Augusto Pinochet”, agregó.

1

Toda esta controversia, sumada a la desestimación que ha hecho el Gobierno respecto del tema, parece ir dejando un espacio abierto para una investigación más rigurosa respecto del funcionamiento de los sistemas de inteligencia del Ejército. Pero además, según Soto, dicho análisis es aún más pertinente si se recuerda que el Ejecutivo ha insistido este año con la aprobación de una Ley de Seguridad que actualmente se encuentra en la Cámara de Diputados.

Los servicios de inteligencia de las Fuerzas Armadas no tienen ninguna capacidad, ni independencia ni solvencia técnica interna, que justifique entregarles más herramientas de investigación de inteligencia, que pueden ser usadas en contra de los propios chilenos. Creo que estos indicios de un montaje en contra del estallido social, nos permite afirmar que no se puede avanzar en la ley de inteligencia mientras no se aclare completamente la manera en que están funcionando”, sentenció.

La gravedad de estos hechos, además, según el parlamentario, exigen que incluso pueda haber legítimos cuestionamientos a los responsables de estos informes en la Comisión de Control del Sistema de Inteligencia del Estado de la Cámara de Diputados. Esta comisión especial, que actúa en absoluta reserva, sesionará el próximo martes en horas de la tarde, y para Soto sería una buena primera instancia para explicar una investigación que terminó definiendo el manejo político y de seguridad del estallido social.