Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Joe Biden inicia su administración con la firma de decretos en favor de migrantes

"Durante 100 días, a partir del 22 de enero de 2021, el Departamento de Seguridad Nacional suspenderá las deportaciones de ciertos no ciudadanos cuya deportación haya sido ordenada", detalló el secretario interino, David Pekoske, recién nombrado por Biden.

Diario UChile

  Jueves 21 de enero 2021 10:55 hrs. 
Biden


El nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, inició su administración este miércoles con la firma de decretos en favor de los migrantes.

En concreto, el mandatario firmó la protección del programa DACA contra la deportación de los denominados “soñadores”, también ordenó la suspensión por 100 días de deportaciones, así como también la detención de la construcción del muro con México.

“Durante 100 días, a partir del 22 de enero de 2021, el Departamento de Seguridad Nacional suspenderá las deportaciones de ciertos no ciudadanos cuya deportación haya sido ordenada”, detalló el secretario interino, David Pekoske.

Junto a aquello, Joe Biden anuló también el veto migratorio impuesto por Donald Trump contra viajeros de 11 países de mayoría musulmana, el que obstaculizaba la entrada de viajeros de estas nacionalidades a Estados Unidos.

Por otra parte, también se ordenó volver a contar a los inmigrantes sin documentos y revisar las formas de la Oficina de Inmigración y Aduanas de EE.UU. al momento de arrestarlos.

En el mismo ámbito, Joe Biden cumplió con su promesa electoral de presentar de inmediato una ley de inmigración ante el Congreso, la que incluye, entre otras cosas, una vía para que personas indocumentadas opten a la ciudadanía.

La ley permitirá también que quienes fueron deportados durante la administración de Trump, desde el 20 de enero de 2017, y que hayan estado al menos tres años en Estados Unidos antes de ser expulsados puedan solicitar el beneficio por “unidad familiar y otros fines humanitarios”.

El proyecto deberá ser revisado ahora por el Congreso, y de ser aprobado significaría la reforma migratoria más importante desde el Gobierno del republicano Ronald Reagan (1981-1989).