Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Reino Unido se transforma en el primer país que aprueba la píldora de Merck contra el coronavirus

El Reino Unido anunció este 4 de noviembre que es el primer país del mundo en autorizar el molnupiravir, el tratamiento en comprimidos contra la Covid-19 elaborado por el laboratorio estadounidense Merck.

RFI

  Jueves 4 de noviembre 2021 16:12 hrs. 
molnupiravir


“Hoy es un día histórico para nuestro país, porque el Reino Unido es ahora el primer país del mundo en aprobar un antiviral contra la Covid-19 que puede tomarse en casa”, declaró el ministro de Salud, Sajid Javid, en un comunicado.

“Esto cambiará la situación para los más vulnerables y los inmunodeprimidos, que pronto podrán recibir el revolucionario tratamiento”, agregó.

El molnupiravir fue autorizado por el regulador británico, la MHRA, para las personas que sufren un coronavirus ligero o moderado y presentan al menos un factor de riesgo de desarrollar la enfermedad de manera grave (obesidad, edad superior a 60 años, diabetes o enfermedades cardiacas).

Los antivirales, como el molnupiravir, actúan reduciendo la capacidad de reproducción del virus, frenando así la enfermedad.

Doble uso

El uso de este fármaco puede ser doble: tanto para evitar que los infectados sufran síntomas graves, como para evitar que los que han estado en contacto estrecho desarrollen la enfermedad.

Si se administra a pacientes en los días posteriores a un test de diagnóstico positivo, reduce en un 50% las posibilidades de hospitalización, según un ensayo clínico realizado por Merck.

El gobierno británico registra uno de los balances más graves del mundo en contagios por Covid-19 y anunció en octubre que había encargado 480.000 tratamientos de molnupiravir.

El Reino Unido contabiliza más de 140.000 fallecidos por coronavirus y registra actualmente un aumento de los casos, con unas 1.000 hospitalizaciones al día. Aunque estas cifras son menores a las contabilizadas en los momentos más álgidos de la pandemia, las autoridades temen que la situación sanitaria empeore con la llegada del invierno.