Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 1 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Dirigente sindical de pescadores de Quintero: “Somos ciudadanos de segunda clase”

Quintero es reconocida no por su belleza costera o su gastronomía basada en productos del mar. Muy por el contrario. Varios eventos de contaminación lo han puesto en la palestra pública en los últimos años, algo que hasta ahora no ha cambiado a pesar de los fallos de la justicia contra las empresas responsables. El Chernobyl Chileno le llaman.

Raúl Martínez

  Sábado 20 de noviembre 2021 9:56 hrs. 
25 DE AGOSTO DE 2018/QUINTERO
Vecinos protestan contra las plantas contaminantes tras los œltimos hechos donde han resultado varias personas intoxicadas por lluvia acida
FOTO: SANTIAGO MORALES/AGENCIAUNO


Quintero es una de las comunas más contaminadas de Chile. Con varios eventos de intoxicación de su población, especialmente los más jóvenes y niños, el sector es considerado como una “zona de sacrificio” debido a la gran cantidad de empresas que se emplazan en ese territorio, incluyendo una termoeléctrica y otras compañías contaminantes por lo que se le conoce como el Chernobyl Chileno.

Como si fuera poco, la actividad en Quintero está amenazada por 14 proyectos nuevos, entre ellos una planta desaladora de agua de mar que afecta la vida marina que es una de las principales fuentes de sustento económico para los habitantes de la bahía. El otro sector importante de ingresos, el turismo, se ha visto seriamente perjudicado ya que pocos se atreven a visitar la comuna con los problemas que enfrenta.

Así lo relata a Radio y Diario Universidad de Chile el secretario del Sindicato de Pescadores “Septiembre 24”, Hugo Poblete, quien además es licenciado en ciencias del mar. De regreso de sus labores mar adentro, comenta que siempre es posible ver manchas de hidrocarburos en el sector de la bahía.

El nombre del sindicato tampoco es al azar. Poblete cuenta que ese fue el día de 2014 cuando todo el sector de la playa de Quintero estaba negra por el petróleo derramado a las aguas del océano. “La playa estaba negra completa y comenzó una tremenda batahola”, recuerda.

El dirigente precisa que desde entonces “la bahía sigue expuesta a contaminantes y también a la expansión industrial. En este momento hay 19 empresas altamente contaminantes y hay 14 proyectos más. De hecho están construyendo una desaladora que no es para consumo humano, sino que es para llevar al Parque Industrial de Til Til. La bahía sigue expuesta a eso”.

Esto a pesar que los tribunales ordenaron un proceso de descontaminación de los residuos que perjudican el borde costero y a la población, algo que Poblete señala no se ha cumplido.

“Tenemos un fallo de la Corte Suprema que requería a la empresa una serie de medidas para mitigar la contaminación y hasta el día de hoy no se cumplen. Las estaciones de monitoreo todavía están en manos de las empresas. La comunidad se ha visto muy afectada en términos de salud y económicamente, porque el turismo mermó en este tiempo bastante”, precisó.

“La gente se está yendo de acá”

La contaminación está siempre en la realidad de los quinteranos. Esto desde que se conocieran los casos de intoxicación de niños, por ejemplo de la Escuela La Greda de Puchuncaví que está en la ruta hacia el sector urbano de Quintero.

“En 2018 tuvimos el caso de intoxicación masiva, casi 2 mil muchachos intoxicados, la mayoría jóvenes, niños”, indica el dirigente del sindicato de pescadores, a lo que agrega que “la gente se está yendo de acá, se está llevando a los niños para no exponerlos a estos eventos de intoxicación”.

En ese sector de la costa, en invierno y primavera el viento llega regularmente desde el norte, provocando que las emanaciones de gas de las empresas del parque industrial se trasladen hasta las zonas pobladas.

“En las mañanas, la península está pasada a gas, a hidrocarburos, ácido sulfúrico, azufre… es bastante complejo vivir acá”, dice Poblete.

Por otra parte también están los problemas que se están generando con la desaladora, ya que “la descarga de la salmuera va directo al mar y lo más terrible es que aunque sea por osmosis inversa que es como dicen los empresarios que es, la caída es donde están los huevos y eso se ve arrastrado por decante hacia los pozos de ellos y eso hace que las especies se estén muriendo”, sostiene Poblete, quien agrega que esta pérdida no está normada en nuestro país lo que genera que Quintero quede nuevamente expuesto al sacrificio.

Si bien el representante señala que la aspiración de todos es que la comuna no se destruya y proteger la salud de todos, Quintero es un nudo central para la producción en el país ya que desde ahí se genera el 59 por ciento de la energía de todo Chile.

Por eso indica que como dirigentes “estamos en el ojo del huracán, los que nos oponemos a que se siga contaminando y los que reclamamos a que se cumpla la Constitución incluso, ya que nosotros tenemos derecho a vivir en un lugar sin contaminación”. A raíz de esto, denuncia que se han registrado “amenazas a dirigentes medio ambientales a través de llamados telefónicos y otros que han denunciado amedrentamientos en la calle”.

“Aquí tenemos Papudo muy cerca de Quintero que es una bahía tremenda, profunda también, ideal para que los barcos recalen, pero ahí no lo hacen porque ese es el sitio de ellos mismos, ellos no pueden contaminar su entorno, pero sí a nosotros que somos ciudadanos de segunda clase”, puntualiza.

Respecto a la elección de este 21 de noviembre, Poblete es crítico ya que a su juicio ninguno busca superar el actual sistema económico que perjudica a la población y los recursos que ofrece la naturaleza.

“No he visto en ninguno de los candidatos la supresión del modelo capitalista, porque ese es el problema que tenemos nosotros, el sistema capitalista que impera en nuestro país. El sistema capitalista lo que hace es destruir todo con tal de obtener ganancias en el más corto plazo. Y no hay ninguno que se oponga al sistema capitalista tajantemente y aquí vemos que las contradicciones de este sistema están a la vista. Somos la segunda comuna más pobre de la Región de Valparaíso y a cuatro kilómetros de Quinteros tenemos el parque industrial más grande del territorio”, cuestiona el dirigente de pescadores.