Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 17 de mayo de 2022

Escritorio MENÚ

Guillermo Holzmann sobre eventual afirmativa de Boric a gira presidencial: “No significa que está asintiendo al manejo de política exterior del presidente Piñera”

A juicio del analista político, el gesto que hoy realiza Piñera es la seguidilla de una buena costumbre republicana que permite darle continuidad a una política de Estado que es bien valorada en el exterior. Asimismo, aseguro que esta es una oportunidad para Boric y su equipo de conocer e inmiscuirse en las relaciones que Chile mantiene en el ámbito internacional.

Maria Luisa Cisternas

  Domingo 26 de diciembre 2021 17:12 hrs. 
Guillermo Holzmann.

En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, el analista político y académico de la Universidad de Valparaíso, Guillermo Holzmann, abordó la invitación que extendió el Presidente de la República, Sebastián Piñera, a su sucesor en el cargo, Gabriel Boric, a su última gira presidencial que considera la asistencia a las cumbres de Alianza del Pacífico y del Foro para el Progreso de América del Sur (Prosur) los días 26 y 27 de enero.

Un gesto que el académico calificó como una buena costumbre republicana en términos de incorporar al presidente electo en las actividades principales de una gira internacional. Asimismo sostuvo que la acción es una consolidación de las políticas de Estado, “más allá de las decisiones que le corresponde tomar a Gabriel Boric una vez asuma la presidencia”, indicó.

Por otro lado, la instancia que se genera es “una buena oportunidad de diálogo entre el presidente saliente y el entrante”, añadió, al tiempo que radica en un insumo para el presidente entrante y su equipo de conocer la dinámica en la que se encuentra el país, lo que vendrá a engrosar los antecedentes que se tomen a consideración en las resoluciones del futuro.

En eso recalcó que concurrir a la gira presidencial no se traduce a una suerte de consenso ni continuación de la política exterior que lleva la administración de salida. 

“El propio Gabriel Boric puede aprovechar de tener una agenda propia, una agenda paralela y solamente asistir a aquellas reuniones donde considere que sea necesario e imprescindible que esté, llámese inauguraciones, llámese discursos inaugural pero eso no significa que Gabriel Boric por el simple hecho de asistir está asintiendo a todo el manejo que ha hecho de política exterior el presidente Piñera sino que más bien es una gira de conocimiento, de inversión e inserción en lo que es la estrategia que tiene el Estado de Chile en materia internacional, con el énfasis que la ha colocado Piñera y donde Gabriel Boric tendrá también que tomar los puntos que quiere enfatizar o que quiere proyectar y tendrá la oportunidad también de aprovecharlo”, sostuvo.

Respecto a la reticencia que se ha suscitado en algunas figuras de la oposición respecto a esta gira presidencial, Holzmann explicó que el rechazo no se da tanto por la Alianza del Pacífico, que “es un foro que se ha ido consolidando y donde habrán muchos países observadores que son necesarios y socios importantes de Chile”, sino que la crítica está concentrada respecto a Prosur, en la medida que surge como una alternativa de los presidentes de cercanía ideológica con Estados Unidos, para reemplazar a La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

“Acá dentro de lo que es la izquierda tradicional latinoamericana el hecho de haberse retirado de Unasur y haber certificado su desaparición como organismo regional claramente es un tema que tienen un tinte ideológico. Sin embargo, Prosur cuando surge, surge no solamente bajo el paraguas del Banco Interamericano de Desarrollo (IDB), sino que surge bajo la secretaría técnica de ese banco y eso se complica mucho más con la designación y con la elección obligada y presionada de Estados Unidos de un presidente que proviene de Estados Unidos por primera vez en la historia del IDB“, explicó.

Y es que el acuerdo político respecto a la presidencia de dicho organismo era que siempre debía pertenecer a alguien de América Latina, añadió. En consecuencia, Holzmann aseguró que Boric deberá tomar decisiones de manera orquestada con el resto de los países dado que IDB es muy relevante para la región en cuanto a la cantidad de recursos que canaliza, así como Prosur, que “facilita la toma de decisiones respecto a la canalización de esos recursos que se invierten en políticas públicas de alto impacto social”, indicó.

“El nuevo gobierno de Gabriel Boric va a tener que tomar decisiones pero también buscar aliados y esas alianzas las podrá empezar a construir hoy día y conocer cuál es el estado de situación que tiene Prosur que está más menos stand by a raíz de la problemática que hemos señalado, donde se requieren iniciativas y donde Chile es su principal precursor de iniciativas nuevas para poder sacar a los países ante esta suerte de estanco, cuando justamente requiere de inversión del Banco Interamericano”.

La costumbre de asistir en conjunto al presidente electo a las citas internacionales es un gesto que ha dado muy buena imagen al país, ya que independientemente de los distintos signos, hay una suerte de política de Estado que se mantiene incólume más allá de los énfasis de cada gobierno, recalcó el analista. Lo que lejos de significar continuidad del gobierno anterior, se traduce a una continuidad de las políticas del Estado, “lo que le permite al país tener un liderazgo diplomático relevante cuando se trate de crisis que vive la región o a nivel mundial”, aseguró.

La discusión respecto a la asistencia de esta gira presidencial, ha puesto en el foco del escrutinio público las orientaciones que adoptará la administración de Boric en materia de política exterior. Al respecto, Holzmann señaló como evidente que las urgencias del futuro gobierno estará en la recuperación económica y en el manejo sanitario de la pandemia, lo que radica en “muchas relaciones internacionales”, aseguró, en cuanto a tener claridad respecto a los tratados comerciales internacionales, tomar una decisión respecto al TPP11, “jugar con el eje Asia pacífico, India pacífico” y vigorizar las relaciones con la Unión Europea.

“Gabriel Boric tiene el desafío de incorporar a Chile a la cuarta y quinta revolución industrial, lo que significa grandes cambios y transformaciones estructurales que de alguna forma tendrán que reflejarse en la propia Convención Constituyente pero también en su gestión de gobierno y es ahí donde se requiere, yo diría como recomendaciones, primero, preocuparse de las cuestiones internacionales con un objetivo en la recuperación económica; segundo, en todo el tema sanitario que requerirá transferencia tecnológica en alianza con las potencias y claramente en ambas cosas, estamos en medio de la pugna entre Estados Unidos y China. Entonces, Chile hoy día tiene posibilidades de hacer jugadas muy inteligentes en relaciones internacionales y espero que Boric y su equipo lo pueda enfrentar en términos exitosos”, expresó.