Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 17 de agosto de 2022

Escritorio

Toma del INDH congela diálogo y exige salida de Sergio Micco

En una misiva enviada al consejo del organismo responsabilizaron al director de la crisis de legitimidad del instituto y de esconder datos que develarían la sistematicidad de las violaciones a los derechos humanos en el marco del estallido social.

Natalia Palma

  Lunes 27 de diciembre 2021 12:30 hrs. 
El director del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Sergio Micco, insistió en que, por la gravedad de los delitos cometidos, los condenados por crímenes de lesa humanidad deben haber cooperado con la justicia y demostrado a través de su conducta un real arrepentimiento. Foto: INDH.

Compartir en

En un contexto en el que la toma se ha extendido por cinco meses, la mañana de este lunes la ocupación del INDH compartió una carta formal dirigida al consejo del organismo con la posición definitiva del movimiento, en la que exigieron la salida del director Sergio Micco congelando cualquier posibilidad de diálogo.

Según señala el texto, el principal propósito de la ocupación es el acceso a “condiciones mínimas que los organismos relacionados a la defensa de derechos humanos teóricamente deberían promover”.

A renglón seguido, cuestionaron que “instituciones como la que antes ocupaba este edificio, conscientemente ha ignorado su rol y deber, con el objetivo de mantener la impunidad de las responsabilidades políticas de autoridades y altos mandos de las fuerzas del orden y seguridad del país. Nos referimos fundamentalmente al director Sergio Micco y un sector del consejo vinculado a la derecha, quienes se han dedicado a boicotear los esfuerzos por justicia y reparación, desmantelando el propio organismo mediante la desvinculación de funcionarios claves en el acompañamiento de sobrevivientes, han menoscabado a las víctimas de represión, han existido malos tratos laborales hacia sus propios trabajadores, lo que ha traído como consecuencia una crisis de legitimidad de la institución”.

En concreto, apuntaron que “como uno de los hechos de mayor gravedad, esconder datos atingentes al actuar de las fuerzas de orden y seguridad que develan la sistematicidad de la violación de los derechos humanos. Esta verdad impulsaría a los organismos de derechos humanos, particularmente el INDH, a querellarse con los responsables políticos, autoridades del Estado y partiendo con Sebastián Piñera, por crímenes de lesa humanidad”.

Por ello, insistieron que “quien tiene responsabilidad principal en los esfuerzos por encubrir autoridades criminales, es Sergio Micco. Por sus acciones se pone en cuestión la misma autonomía de un organismo que no puede funcionar como extensión del Estado sino como garante del respeto a los derechos humanos”.

En ese sentido, añadieron que “es impresentable que una persona que carga con tan importante responsabilidad, no solo encubra y esconda datos, sino que revictimice y menoscabe a los mismos sobrevivientes de la violencia policial. No nos cansaremos nunca de señalar la actitud prepotente y agresiva que sostuvo durante las dos instancias de diálogo que tuvimos con el INDH, incluyendo una entrevista donde comparó a los familiares de Punta Peuco con quienes hemos sufrido el terrorismo de Estado en los hechos recientes de nuestra historia, incluyendo la dictadura cívico militar”.

Es por este motivo y en solidaridad con los funcionarios y funcionarias que apuntaron que “como organizaciones sociales y participantes de la toma del ex INDH, exigimos la salida de Sergio Micco. Entendemos que este es el primer paso para avanzar en libertad, justicia y reparación. De manera transversal, diversos actores han señalado la crisis en la que está sumida el Instituto, denunciando la responsabilidad de su director y ante eso, comprendiendo que tanto nosotros como el mundo social y las organizaciones de derechos humanos no podemos permitir nunca más la impunidad en este país, es que lucharemos por la salida de Sergio Micco, congelando cualquier posibilidad de diálogo mientras este piso mínimo no sea cumplido”.

Finalmente, en la misiva insistieron en que “las mismas razones que fundamentan esta decisión, son las que impulsaron la ocupación de este edificio se mantuviera permanentemente, disponiendo del inmueble para apoyar las gestiones y esfuerzos por buscar justicia y brindando un lugar de articulación y acogida a sobrevivientes y organizaciones de derechos humanos largamente invisibilizadas por autoridades y Micco en particular”.

Síguenos en